Gobierno boliviano denuncia complot mediático

LA PAZ, 29 de septiembre.— El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, denunció un complot mediático hacia la gestión del mandatario Evo Morales, tras desmentir, en rueda de prensa, que se diera desde el Ejecutivo una orden para reprimir la marcha indígena del pasado domingo y que en ella hayan muerto varios niños.

García Linera leyó los titulares de varios medios de comunicación en los que se aseguraba falsamente el deceso de un menor y otros reseñaban a más de un muerto, y aseguró que no hubo orden política de Palacio para que la policía realizara la intervención a la marcha indígena en Tipnis.

El alto funcionario detalló que las investigaciones de los hechos están dirigidas a definir quién dio la orden para que los cuerpos de seguridad actuaran de esa forma.

"Nunca aparecerá documento clandestino de que el Ministro o el Presidente hayan instruido que se intervenga (¼ ) Eso no va a pasar porque nunca se dio esa orden y tampoco van a encontrar otro documento donde se instruya que haya que arrastrar o maniatar a mujeres, o que haya que colocar cinta adhesiva a la boca. Nunca van encontrar eso, porque jamás se dio una instrucción de semejante actitud abusiva", enfatizó.

El Vicepresidente boliviano reafirmó que la función de la policía es proteger vidas, tal como sucedió cuando los indígenas que marchaban hacia La Paz secuestraron al canciller, David Choquehuanca. (Telesur)

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir