Salas de Televisión diversifican el verano en Guantánamo

Jorge Luis Merencio Cautín

foto del autorGUANTÁNAMO.— Cerca de 80 000 guantanameros residentes en zonas intrincadas del Plan Turquino tienen asegurado el disfrute veraniego mediante los servicios y actividades que ya les ofrecen las 162 salas de televisión en funcionamiento en esta provincia.

La experiencia acumulada por los trabajadores de estas instituciones, tras una década de creadas por el Comandante en Jefe Fidel Castro, garantiza diversidad de oferta a los serranos, quienes además de lo que les brinda la pequeña pantalla disfrutan de juegos de mesa y de festivales deportivos y de recreación sana, donde resaltan expresiones ancestrales del campo como las corridas en zancos y en sacos, el ascenso del palo ensebado y las competencias de tracción de sogas.

En el ámbito de la cultura prevalecen los festivales protagonizados por los elencos comunitarios, con el auspicio de los instructores de arte; concursos de lectura, pintura y dibujo, tertulias literarias, exposiciones artísticas y bailes al acorde de ritmos tradicionales rescatados como el Changüí, el Nengón y el Kiribá.

Adalberto Marcel Suárez, director de las salas de televisión en Guantánamo, explica que en este periodo estival también se refuerzan las actividades dirigidas a conocer la vida y obra del Héroe Nacional José Martí y de los Cinco Héroes cubanos, presos injustamente en Estados Unidos por combatir el terrorismo.

Los trabajadores de estas instituciones culturales, añade, organizan además giras a los ríos, excursiones, cumpleaños colectivos y talleres expositivos sobre la producción local de cestas, canastas, muebles, alfombras, sombreros y pamelas, entre otros artículos artesanales confeccionados mayormente con bejuco de guaniquiqui y fibras de anacahuita.

Escenario predilecto para la celebración de las actividades campesinas, de los delegados de circunscripción, trabajadores sociales, promotores culturales y de las organizaciones políticas y de masas en los asentamientos, las salas de televisión se yerguen como un puntal para el disfrute del verano en la serranía, garantizando el incremento de la calidad de vida de los campesinos.

Buena parte de los casi 800 trabajadores de estos centros en la provincia apoyan labores productivas de alta estima en la montaña, como la reforestación y la creación de viveros para la recuperación cafetalera.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir