Pensar el Caribe para la construcción del futuro

Inaugura el destacado intelectual jamaicano Norman Girvan coloquio internacional en la Fiesta del Fuego. Expone ministro trinitario concepto de multiculturalismo

Pedro de la Hoz
pedro.hg@granma.cip.cu

SANTIAGO DE CUBA.— La producción teórica de los sectores intelectuales de los países caribeños tendrá necesariamente que orientarse hacia un pensamiento emancipador, que contribuya a la construcción de paradigmas de integración y fortalecimiento de la identidad regional.

Foto: Miguel RubieraEl economista jamaicano Norman Girvan.

Esa aspiración fue compartida por el economista jamaicano Norman Girvan al inaugurar en la mañana de ayer el coloquio El Caribe que nos une, en el contexto de la 31 edición de la Fiesta del Fuego, que se desarrolla en esta urbe oriental.

Por varios años secretario general de la Asociación de Estados del Caribe, y autor de importantes ensayos como Sociedades en riesgo: el Caribe y el cambio global (1997), Girvan escogió para su disertación la caracterización del pensamiento antillano de uno de los más prominentes intelectuales trinitarios del siglo XX, CLR James, autor del ensayo Los jacobinos negros. A partir del legado de James, Girvan discurrió sobre los conflictos entre el nacionalismo insular y la integración regional, que impidieron en la medianía de la pasada centuria la concreción de una Federación de Estados de las Indias Occidentales.

James, recordó Girvan, concibió la concertación de voluntades políticas y populares no solo como un asunto de los territorios antillanos angloparlantes sino como una perspectiva real y necesaria para los países hispanoparlantes y los territorios de ultramar todavía bajo dominación francesa. La prueba mayor de su pensamiento pancaribeo la ofreció cuando en 1963 añadió un apéndice a Los jacobinos negros bajo el título de Toussaint Louverture a Fidel Castro, en el cual estableció una línea de continuidad entre la Revolución Haitiana de los albores del siglo XIX y la triunfante Revolución Cubana.

Girvan se felicitó por poder valorizar la obra de CLR James en Santiago de Cuba, ciudad entrañablemente vinculada a Martí, Maceo y el Moncada.

INTERCAMBIO CULTURAL CON TRINIDAD Y TOBAGO

Ayer también se produjo un intercambio con Winston Peters, Ministro de Arte y Multiculturalismo de Trinidad y Tobago, la embajadora de ese país en La Habana, Jennifer Jones y la prensa que cubre el Festival.

Peters explicó los principios del multiculturalismo como una política que refleja la realidad de la composición étnica de su país, en tanto los afro y los indodescendientes, junto a otras minorías, comparten un espacio de convivencia y fusión para nada impuesto y que no admite exclusiones. En tal sentido, la Embajadora ilustró cómo esa pluralidad cultural está presente en la delegación de 77 artistas que trae Trinidad y Tobago a la Fiesta del Fuego, que va de una steel band a cantantes de chutney, especie musical de las comunidades indocaribeñas.

En cuanto a intercambios entre Cuba y ese estado insular de las Antillas Menores, el Ministro expresó que el Festival santiaguero debe significar un hito para la concreción de nuevos proyectos. Hace apenas unos meses, por ejemplo, la Misa de José María Vitier fue versionada para coro y steel band lo cual constituyó un suceso en Trinidad y antes de que finalice el año el Ballet Nacional de Cuba debe presentarse en Puerto España.

Entretanto las industrias fílmicas de los dos países preparan planes de complementación productiva y de distribución y Trinidad se alista para dar un aporte significativo a la Feria Internacional del Libro Cuba 2012, dedicada a los pueblos del Caribe.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir