Actualizado 5:00 p.m. hora local

En Haití denuncian cierre de campamentos para damnificados

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunció este sábado el cierre de campamentos en Haití y demandó al Gobierno procurar alternativas para quienes quedaron sin viviendas por el terremoto de 2010.

Un año después de registrado el movimiento telúrico, considerado uno de los más devastadores del mundo en la historia reciente, alrededor de 800 mil personas viven hacinadas en estos albergues improvisados y de ellas, 380 mil son infantes, reporta Prensa Latina

Las nuevas autoridades haitianas clausuraron algunos de estos campamentos sin ofrecer alternativas de viviendas adecuadas a quienes estaban en ellos, muchos de los cuales fueron expulsados por la fuerza, según el comunicado emitido por el ente.

El documento recordó que tales acciones constituyen una violación del Derecho Internacional y abogó por un plan global para evitar los atropellos en medio de los anuncios gubernamentales de acabar con otros seis albergues improvisados de ese tipo.

También solicitó al Gobierno garantizar que las clausuras ocurran de acuerdo con las normas sobre los derechos humanos y demandó un mayor apoyo de este y de la comunidad internacional a las autoridades municipales en este sentido.

Del respeto al derecho a tener una vivienda adecuada dependerá en gran medida el éxito de la reconstrucción y la estabilización de la seguridad en el territorio, consideraron.

Este derecho está vinculado al de la salud, al empleo, la educación, al acceso al agua, al saneamiento y a la integridad física, y requiere de recursos económicos, añade el mensaje a la comunidad internacional.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir