Actualizado 8:00 p.m., hora local

Recuerdan histórica presencia de Máximo Gómez en Bejucal

La presencia de Máximo Gómez en la ciudad de Bejucal fue recordada hoy con un conversatorio a cargo del historiador Lenio Jiménez, al cumplirse el aniversario 106 de la desaparición física del Generalísimo.

Jiménez comentó que la entrada del jefe mambí a esa localidad se produjo el 13 de enero de 1896, como parte de la Invasión a Occidente gesta militar libertadora comandada por el gran dominicano y Maceo-, ocasión en la que estableció su Estado Mayor en la casa de Francisco Campo Marqueti, amigo del Apóstol cubano, José Martí.

Apuntó que la segunda estancia del valiente jefe militar en Bejucal, municipio de la actual provincia de Mayabeque, ocurrió en el año 1898, fecha en la que ocupó durante 58 días una vivienda ubicada frente al parque principal.

En ese inmueble, en la actualidad funciona el círculo infantil Sombrerito de Plumas, en cuya entrada se exhibe una tarja que recuerda la presencia allí de Gómez.

Jiménez recordó el enorme respeto con que cumplió la honrosa misión de dirigir, entonces, la exhumación de los cadáveres del Mayor General Antonio Maceo Grajales y de su hijo Francisco Gómez Toro, caídos en combate contra las tropas españolas y rescatados por el valeroso coronel bejucaleño Juan Delgado. Los restos de ambos combatientes fueron trasladados al Cacahual y ocultados en ese lugar hasta el final de la guerra de 1895.

En el homenaje, se explicó que gracias a estas históricas acciones el parque principal de Bejucal lleva el nombre Maceo-Gómez, mientras un sencillo monumento en la carretera de Beltrán señala la entrada en la localidad de las fuerzas insurrectas a las órdenes del bravo dominicano.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir