Actualizado 2:45 p.m. hora local

OTAN prosigue con bombardeos a Libia, rebeldes
sufren nuevas bajas

Aviones de combate de la OTAN continuaron este martes los bombardeos contra posiciones del Ejército libio para apoyar la ofensiva rebelde, actualmente neutralizada por las fuerzas gubernamentales en los dos principales frentes militares del país.

La televisión estatal de Libia reportó este martes nuevas incursiones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en torno a la localidad de Az Zawiyah, donde los insurgentes intentan desde hace días quebrar la defensa de las tropas de Muamar El Gadafi, reporta Prensa Latina.

Igualmente, el canal Al-Jamahiriya apuntó que la aviación de la alianza atlántica destruyó varios objetivos en el centro del poblado de Al-Jufrah, aunque omitió pormenores de la magnitud del ataque y de eventuales cifras de víctimas.

Otros reportes de medios regionales con corresponsales sobre el terreno refirieron que los choques armados se recrudecieron en la occidental Misratah, la tercera ciudad de Libia donde la contraofensiva de El Gadafi dañó parte de una importante refinería de petróleo.

Los rebeldes reivindican grandes logros en su marcha a la localidad costera de Zlitan desde el puerto de Misratah, que controlan y de donde seguirían a Trípoli, así como en la zona montañosa bereber próxima al suroeste de la capital, en particular Yafran y Dafniyah.

Datos sin confirmación independiente estimaron en siete muertos y 49 heridos las bajas de los rebeldes por un asalto con cohetes ejecutado el domingo por las tropas de El Gadafi contra Zintan, al suroeste de la capital y que también sigue dominada por la insurgencia.

Los combates ocurren en momentos en que las fuerzas leales a Trípoli procuran frenar el empuje de los alzados en Az Zawiyah, escasos kilómetros al oeste de esta capital, y también en el frente oriente, básicamente las ciudades estratégicas de Brega y Ajdabiyah.

Según reportes de los insurgentes, al menos 25 de sus hombres murieron y varias decenas heridos el lunes por ataques de las tropas regulares al enclave petrolero de Brega, cuya área este que conduce a Ajdabiyah había estado en relativa calma desde hace semanas.

La acción significó un nuevo revés militar para los sublevados que llevan meses tratando de tomar Brega para abrir el camino hacia Sirte, la ciudad natal de El Gadafi y ruta ineludible hacia Trípoli.

Helicópteros de combate franceses y británicos han apoyado a los insurgentes agrediendo posiciones de las fuerzas gubernamentales dentro y alrededor de Brega desde el pasado 3 de junio, pero sin conseguir que se replieguen o se rindan los casi cinco mil hombre que la defienden.

Por otro lado, la agresión militar de Occidente se vio alentada por la visita a Benghazi, convertida en capital de la insurgencia, del ministro alemán de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, quien aseguró que Berlín no es neutral.

Westerwelle se entrevistó ayer con líderes del opositor Consejo Nacional de Transición (CNT) y prometió apoyos en una hipotética Libia sin El Gadafi, tratando de disipar las críticas a su país por no involucrarse directamente en las acciones militares de la OTAN.

Alemania se unió al reducido grupo de países que reconocieron al CNT como representante legítimo del pueblo libio, después de Francia, Italia, Catar, Gran Bretaña, España, Emiratos Árabes y Jordania, los últimos en hacerlo.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir