El Día de África es también nuestro día

Aida Calviac Mora

El 25 de mayo se celebra la instauración en Addis Abeba, Etiopía, de la Organización de la Unidad Africana, en 1963, como expresión del deseo de naciones recientemente independientes de consolidar la unidad y una paz duradera, basada en el respeto a los derechos humanos, la buena administración de los asuntos públicos y el desarrollo sostenible.

En esa parte del orbe, a pesar de que persisten las secuelas de la esclavitud, el colonialismo y su saqueo desenfrenado, los conflictos armados y la mano extranjera azuzando cada diferencia, se lucha por elevar las condiciones de vida de los pueblos, contra la humillación, contra la desigualdad, la pobreza¼

En esa lucha, la organización regional, devenida Unión Africana en el 2002, ha llamado la atención mundial sobre los principales problemas del continente y la necesidad urgente de solucionarlos; aunque en más de una oportunidad las grandes potencias miren a otro lado, generalmente donde están el petróleo y el resto de los recursos, y a África le bombardeen Libia, pese a que su voz más legítima se alzó para denunciarlo.

Para los cubanos, África es y será parte de lo que somos. Por ese Continente comenzó nuestra tradición de colaboración, con el envío de la primera brigada médica a Argelia en los años sesenta. Desde entonces, de manera sostenida, se ha desarrollado la cooperación tanto de forma bilateral como a través de la propia UA, y otros organismos subregionales. Por su parte, las naciones africanas han apoyado tradicionalmente a Cuba en importantes foros internacionales, en temas cruciales para nuestro país como la lucha contra el bloqueo de Estados Unidos.

Por eso, en este día, nosotros también celebramos la concreción de sus primeros impulsos integracionistas, y denunciamos junto al Continente a quienes quieren imponerles soluciones postizas y "occidentales" a desafíos autóctonos.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir