Para prevenir daños de la corrosión atmosférica

Orfilio Peláez
pelaez@granma.cip.cu

Especialistas del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC), ejecutan varios proyectos dirigidos a prevenir el deterioro provocado por la corrosión atmosférica en edificaciones antiguas y otras obras ubicadas en diferentes lugares del país, donde ese proceso resulta altamente agresivo.

Según explicó a Granma el máster en Ciencias, ingeniero Abel Castañeda, jefe del departamento de Corrosión de la Dirección de Medio Ambiente del CNIC, uno de los trabajos terminados permitió determinar cuáles son las concentraciones de iones cloruro que comienzan a dañar las estructuras de las construcciones existentes en zonas de extrema intensidad corrosiva, como sucede en el Malecón habanero.

A partir de esos resultados podrán diseñarse combinaciones de mezclas para elaborar un hormigón armado más resistente a la penetración de tales compuestos, cuyo alto contenido obedece a la cercanía del medio marino, enfatizó.

También analizan la influencia del ambiente sobre el daño observado en la piedra del Convento de San Francisco de Asís y de su Basílica Menor, con el fin de buscar soluciones adecuadas que propicien una mayor calidad en la conservación futura de tan célebre inmueble.

Castañeda informó, además, que los investigadores de la entidad estudian la agresividad corrosiva en la zona de desarrollo eólico de Gibara, en Holguín. Ello garantizará la mejor selección de los materiales y recubrimientos a emplear, incrementando el tiempo de vida útil de la tecnología y la infraestructura utilizada en el montaje de los aerogeneradores.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir