El Congreso de todos

La unidad se fomenta y cosecha en la más amplia democracia socialista y en la discusión abierta con el pueblo de todos los asuntos, por sensibles que sean
Raúl Castro Ruz

Más de 6 000 000 de cubanos han participado en el análisis del Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución. Grupos de trabajo toman en cuenta todos los planteamientos

Alberto Núñez Betancourt

Fotos: Jorge Luis González Foto: Raúl López

El Congreso del pueblo está en los barrios y en los centros laborales. Más de 6 000 000 de compatriotas han participado en el análisis del Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, propósito que ya rebasa el 70% de los encuentros previstos.

Con responsabilidad, en libres y abiertos intercambios, los cubanos (as) examinan cada capítulo del importante texto, a sabiendas de que todas las intervenciones o propuestas de adición, modificación, supresión, duda y/o preocupación, son recogidas minuciosamente y tienen el destino útil, al ser procesadas y clasificadas, según el tema, por 5 000 especialistas en todos los municipios y provincias, apoyados en informáticos, quienes hacen llegar esos planteamientos a los doce grupos de trabajo que, encabezados por principales dirigentes del Partido, del Estado y del Gobierno, laboraron en la confección del Proyecto de Lineamientos, y hoy tienen el compromiso de evaluar la información recopilada y proponer los cambios pertinentes con miras a presentar el documento definitivo en el VI Congreso.

Los capítulos que más opiniones y propuestas han generado son el VI, dedicado a la Política social; el II (Políticas macroeconómicas); el I (Modelo de gestión económica); el XI (Política para las construcciones, viviendas y recursos hidráulicos), el X (Política para el transporte).

De los lineamientos propiamente se cuentan entre los más tratados el 162, referido a "implementar la eliminación ordenada de la libreta de abastecimiento¼ "; el 61 y 62 (política de precios); el 133 (calidad y rigor del proceso docente educativo); el 278 (aplicación de fórmulas flexibles para la permuta, compra, venta y arriendo de viviendas), y el 54, referido al proceso hacia la unificación monetaria.

Pero si importantes son las opiniones coincidentes que reflejan consenso, también vale igual, es digno de respetar y se toma en consideración el criterio particular, certero, de cualquier ciudadano en aras de adicionar, modificar¼ uno o más lineamiento.

El proceso actual de participación de las masas tiene antecedentes en la convocatoria hecha por el General de Ejército Raúl Castro Ruz en ocasión del discurso del 26 de Julio de 2007, en Camagüey, cuando llamó al pueblo a expresar valoraciones sobre el futuro de nuestro desarrollo socioeconómico.

Entonces fueron realizados 1 301 203 planteamientos. Dos años después, a la consulta popular se le adicionó el análisis de los discursos del compañero Raúl el 26 de Julio, en Holguín, y el 1ro de agosto ante la Asamblea Nacional del Poder Popular, con 2 288 832 propuestas de acciones, apoyo, sugerencias y críticas.

Nada ha quedado en la retórica. Los militantes del Partido y la población participan en el proceso político de preparación del próximo Congreso.

Nuevamente hablamos de planificación, rentabilidad, eficiencia, inversiones, ahorro¼ La batalla económica se hace esencial, porque en ella nos va la vida.

Los lineamientos contienen también el espíritu de rectificar errores y tendencias negativas, lógica continuidad de ese proceso iniciado en los años 80, y que no merece quedar trunco.

El análisis de los lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución será el único tema de la reunión de abril. Enrumbarnos por mejor camino, hasta el punto de preservar lo conseguido y hacer irreversible nuestro socialismo, encierra sabiduría y valor.

Los cubanos no estamos en época de lamentaciones, ni de derrotas; sino de dar pasos seguros para garantizar el futuro socialista de la Patria. Hay que profundizar en los temas de organización, en elevar la calidad de los controles, incrementar las exigencias¼ , en medio de una realidad compleja para un país que ha enfrentado, en los últimos cinco decenios, el tremendo asedio que significa la guerra económica desatada por diez administraciones estadounidenses.

Pero a pesar de todo ello, con optimismo, el pueblo discute y aporta, porque una Revolución verdadera se renueva constantemente, es crítica sobre sí misma, saca enseñanza de sus errores, no cesa de fomentar valores, confía en su juventud, que nunca le ha fallado, y menos lo hará ahora y en lo adelante, cuando tiene la responsabilidad de continuar la obra, cada vez con más protagonismo en su conducción, convencida de que para nuestro pueblo los conceptos de Patria, independencia y socialismo están indisolublemente ligados.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir