En las provincias orientales

Miles de evacuados y bajo atención presas y embalses

Ante los pronósticos de ocurrencia de fuertes marejadas con peligro para la navegación, e inundaciones costeras de moderadas a fuertes en la costa norte oriental, principalmente desde Punta Maternillos hasta Punta de Maisí, incluyendo el litoral de Baracoa, miles de personas han sido evacuadas en las provincias de Guantánamo y Holguín, la mayoría en viviendas de familiares y amigos; y los recursos fueron protegidos.

En La Farola fue impedido el tránsito por varias horas.

En la mañana de ayer, el miembro del Buró Político, general de cuerpo de ejército Ramón Espinosa Martín, viceministro de las FAR y Héroe de la República de Cuba, sostuvo un encuentro con el Consejo de Defensa Provincial de Guantánamo en el que fue informado de las medidas adoptadas por el territorio para mitigar los posibles perjuicios del meteoro.

Espinosa Martín alertó que las lluvias que ya tienen lugar en zonas montañosas de la región pueden sacar de su cauce al río Guaso, cuyas avenidas en 1993 y 1994 causaron cuantiosas pérdidas en esta ciudad.

Se interesó por el nivel de llenado de las principales presas y la protección de los recursos, y de las personas que viven aguas abajo de esas obras hidráulicas, las cuales debido a las lluvias de octubre y al elevado escurrimiento almacenan grandes volúmenes de agua.

Al respecto, Alfredo Correa, delegado del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, informó sobre el vertimiento de La Yaya, principal embalse guantanamero, que almacena más de 160 millones de metros cúbicos de agua, y que está a punto de rebasar su capacidad.

En total las presas guantanameras acumulan el 94,7% de la capacidad total, volumen susceptible de crecer con las anunciadas lluvias.

El General de División Onelio Aguilera Bermúdez, jefe del Ejército Oriental, explicó que como parte de la cooperación para contrarrestar los efectos del huracán que ha provocado la alarma ciclónica en esta parte del país, ese cuerpo armado ha aportado una brigada de reparación de caminos, entre otros recursos.

Ese colectivo y los equipos de que disponen pueden utilizarse en el despeje de las vías, y también en deslizamientos de tierra, fenómeno que en las montañas orientales se asocia a intensas lluvias y a causas de origen geológico.

Entre los daños preliminares reportados por el municipio de Baracoa, se encuentran ocho derrumbes en el viaducto La Farola, uno de los cuales, con escenario en la comunidad de Palma Clara, impidió por más de cinco horas el tránsito vehicular.

Desde Holguín reportan que han sido llevados a sitios seguros alimentos y medios en general, actividad que se hizo particularmente intensa en almacenes de la industria del níquel, en Moa. También fueron acondicionados unos 70 albergues y más de 50 centros de elaboración de alimentos.

Además, están preparadas 38 brigadas médicas clínico-quirúrgicas para actuar en lugares de difícil acceso, si lo exigen circunstancias derivadas del paso del huracán Tomás. (AIN y equipo de corresponsales)

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir