Actualizado 9:00 hora local

Necesario elevar calidad del trabajo focal en Guantánamo

ARIEL SOLER COSTAFREDA

Revertir la desfavorable situación ambiental que impone el mosquito Aedes aegypti en los municipios de Guantánamo y Caimanera, en el oriente cubano, impone hoy elevar la calidad del trabajo focal, aseguran las autoridades de salud.

En opinión de María del Carmen Marín, epidemióloga de la Dirección Nacional de Salud Ambiental, en esos territorios habitados por unas 254 mil personas es muy baja la percepción del riesgo que presuponen mosquito y dengue, lo cual exige elevar la educación sanitaria poblacional.

Guantánamo -dijo- tiene 132 manzanas consideradas de alto riesgo, en las que hay que trabajar sin descanso para eliminar salideros de agua potable y desbordamientos de letrinas, sanear solares yermos, zanjas y registros de agua fluvial desprotegidos.

Marín, integrante de un equipo de especialistas que apoya en Guantánamo la lucha antivectorial, comentó que el predominio focal en las viviendas expresa ignorancia respecto al peligroso vector, lo cual se agrava por el deficiente trabajo de los operarios de la campaña, fuerza sometida a depuración.

Explicó a la AIN que la campaña en Guantánamo se reorganiza, para fortalecer la autoridad de los jefes de brigadas y elevar la fiscalización, control y revisión del trabajo de los operarios, y así optimizar la calidad de los tratamientos focales y adulticidas contra el insecto.

Calificó de imprescindibles el trabajo de las fuerzas antivectoriales de Salud, la acción coordinada de todos los organismos del territorio en la supresión de condiciones ambientales que favorecen al insecto, y sobre todo la realización del autofocal semanal de la familia.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir