Actualizado 5:45 hora local

Prosigue positivamente dragado de la bahía de
Santiago de Cuba

LILIETH DOMÍNGUEZ QUEVEDO

Unos 37 mil metros cúbicos de sedimentos se han eliminado en el fondo marino de la bahía de Santiago de Cuba, durante la segunda etapa de dragado que permitirá la entrada de buques de mayor porte y el mejoramiento medioambiental.

Ramón Suárez, vicepresidente técnico de la Administración Portuaria en la provincia, informó a la AIN que el proyecto consiste en dragar el acuatorio para restituir el calado de diseño en el canal interior, dársena de maniobra, canales secundarios y los cajones de atraque.

El puerto sur oriental -segundo en importancia del país- posee una profundidad de 10.97 metros según certifica la Sociedad Clasificadora del Registro Cubano de Buques, que solo permite el atraque de navíos con una carga entre las 30 mil y 40 mil toneladas.

En esta segunda etapa que debe culminar en el año 2013, se pretende alcanzar los 11.20 metros de profundidad, y posteriormente un calado de 14 metros que permita la entrada de navíos con una carga superior a las 55 mil toneladas.

Explicó Suárez que el principal beneficio será de tipo económico y social para el país, pues se evitaría pagar fletes más altos al darle a los buques de mayor porte una segunda posición de descarga, teniendo en cuenta las limitaciones de calado que presenta la ensenada santiaguera.

También incidirá positivamente en la eficiencia de las operaciones de descarga, y en la utilización efectiva de la capacidad de carga de las embarcaciones que transporten las mercancías destinadas al territorio oriental, subrayó el funcionario.

En estos momentos se draga el Canal Norte interior, para lo cual se contrató la tecnología de la empresa cubana Obras Marítimas, quien aportó la draga de jaiba GF-20, dos gánguiles y un remolcador auxiliar con una capacidad de 400 metros cúbicos, y se continuará con el muelle 30 de noviembre.

La zona de vaciadero está ubicada en un área de 600 por 400 metros en la zona exterior, a dos millas náuticas en dirección sur suroeste a partir de la entrada de la bahía, de acuerdo al comportamiento de las corrientes litorales y las características del relieve marino, que permiten una rápida dispersión de los sedimentos.

La bahía de Santiago de Cuba -de ubicación privilegiada para el comercio con el Caribe- es la segunda más contaminada del país, y en esta zona se produce el mayor movimiento portuario de la región al recibir mercancías para las provincias de Guantánamo, Granma, Santiago de Cuba y Holguín.

Según estudios publicados por el Centro de Estudios Multidisciplinarios de Zonas Costeras, dicho ecosistema recibe los aportes contaminantes de fuentes industriales y del asentamiento poblacional, además de un drenaje pluvial importante de la actividad marítimo-portuaria, con incidencia negativa en su lóbulo interior.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir