Arte y pueblo a una voz

En la sede de la UNEAC, fiesta por el Día de la Cultura Cubana. Tributo del pueblo bayamés

Pedro de la Hoz y Eugenio Pérez Almarales

Desde temprano en la mañana hasta la caída del sol, la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, en esta capital, se convirtió en un escenario múltiple para conmemorar el Día de la Cultura Cubana.

La primera voz la dieron los niños del coro Diminuto que, bajo la dirección de la profesora Carmen Rosa López, entonaron el Himno Nacional y a continuación varias páginas del cancionero popular.

En lo adelante, las presentaciones danzarias de Habana Compás, Neotango, Conjunto Folclórico Nacional, Danza Contemporánea de Cuba y el Ballet de la TV Cubana, alternaron con el humor y el ingenio de Angelito Guilarte y Tropatrapo, los mimodramas de Cuerpo Fusión y el diálogo entablado con el público por la actriz Cirita Santana, hasta que ya entrada la tarde sobrevino la rumba de auténtica raíz popular en la peña del poeta Eloy Machado, El Ambia, a la que tributaron los conjuntos Clave y Guaguancó, Rumberos de Cuba y Pura Raza.

Al presentar la jornada, el poeta Miguel Barnet expresó: "Estamos en la UNEAC y si queremos recordar con veneración a aquellos bayameses que nos abrieron el camino por donde transitamos hoy, tenemos que pensar que no basta con ser buenos escritores y artistas el Día de la Cultura Cubana, sino todos los días, a cada hora, respetando la ética que aquellos nos legaron, creando obras para el pueblo que ha soportado las peores carencias y necesidades por no querer inclinar su cabeza ante intereses aviesos y espurios".

CONMEMORACION EN BAYAMO

La trascendental victoria del Ejército Libertador, a solo diez días de iniciada la lucha en La Demajagua, fue rememorada en Bayamo este 20 de Octubre, en ocasión del aniversario 142 de la toma de la villa oriental por tropas bajo el mando de Carlos Manuel de Céspedes.

Ludín Fonseca, historiador de la urbe, destacó los aportes de la villa al proceso de forja de la nacionalidad y de la nación y calificó el suceso como símbolo de unidad de cultura y revolución.

Recordó el también director de la Casa de la Nacionalidad Cubana que poco después de que las tropas insurrectas aplastaron la resistencia española, el pueblo, enardecido, entonó en las calles la marcha guerrera que compuso Perucho Figueredo en 1867 y que reprodujo desde su cabalgadura, pieza devenida Himno Nacional.

El suceso animó la declaración de la fecha, hace 30 años, como Día de la Cultura Cubana, por iniciativa del doctor Armando Hart, explicó Fonseca.

En el legado de los fundadores de la Patria, que escribieron imborrables páginas de heroísmo y sacrificio, los cubanos afincan su decisión de imponerse ante obstáculos de todo tipo, en una época marcada por las guerras genocidas que lidera EE.UU., las cuales ponen al mundo al borde de una catástrofe nuclear, añadió.

Luís Virelles, primer secretario del Partido en Granma, Jesús Infante, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Rafael Bernal, viceministro primero de Cultura y miles de bayameses, asistieron a la celebración, en la última jornada de la Fiesta de la Cubanía.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir