Cuba ofrece llevar letras a quien lo necesite

JOEL MAYOR LORÁN

Nuestro país ratifica su disposición de continuar cooperando para lograr una mayor tasa de alfabetización en los pueblos que lo necesiten, expresó César Torres, director del Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño (IPLAC), en el acto por el Día Internacional de la Alfabetización celebrado en Ciudad Escolar Libertad.

Ricardo López HeviaESTE DÍA TIENE POR OBJETO PROMOVER LA NECESIDAD DE UN EMPEÑO MAYOR EN LA ALFABETIZACIÓN DE LAS NIÑAS Y LAS MUJERES, ENFATIZÓ MIGUEL LLIVINA, FUNCIONARIO DE LA UNESCO

En 1999, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó una resolución que establece, como meta para el año 2015, enseñar a leer y escribir al 50% de quienes hoy no pueden hacerlo; sin embargo, el informe resumen del 2010 sobre la evaluación del programa Educación para todos, afirma que los progresos globales "han sido decepcionantes", comentó Torres.

"No se ha dado prioridad en las políticas a la lucha contra el analfabetismo, no se han contraído compromisos financieros adecuados y no han sido suficientes los esfuerzos encaminados a incorporar estrategias de alfabetización en los planes más generales de reducción de la pobreza".

En cambio, con la campaña de 1961 el Estado cubano sentó las bases de una educación para las masas, reflejada en el ciento por ciento de escolarización de los niños, el nacimiento de universidades por todo el archipiélago y en el hecho de que más del 60% de la fuerza laboral calificada son mujeres, contrastó.

De acuerdo con el pedagogo Jaime Canfux, la mayor de las Antillas ha colaborado con la reducción del analfabetismo en varios países, al llevar las letras a más de cinco millones de personas, mediante los programas Yo sí puedo y Yo sí puedo seguir.

Durante la ceremonia, la Agrupación Alvaro Cunhal, del Partido Comunista de Andalucía, hizo entrega de un reconocimiento al método Yo sí puedo y en particular al IPLAC, "por la contribución de Cuba a la justicia social en Sevilla", España.

Estuvieron presentes: Armando Hart, director de la Oficina del Programa Martiano; Ena Elsa Velázquez, ministra de Educación; y Miguel Llivina, Oficial de Programas de Educación de la Oficina Regional de la UNESCO, quien subrayó que esta vez se pretende promover a un empeño mayor en la alfabetización de niñas y mujeres.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir