Cuando la Revolución se propuso liquidar el analfabetismo en un año

La Revolución tiene muchos proyectos que queremos llevar adelante.

Para el año que viene tenemos un plan, para el año que viene tenemos una batalla que librar con la ayuda de todo el pueblo porque es la única manera de ganarla; y esa batalla sí tiene un mérito fantástico, vale la pena proponérsela; es la siguiente: para el año que viene vamos a acabar hasta con el último residuo de analfabetismo en Cuba; ¿qué les parece? (APLAUSOS PROLONGADOS.) ¿Qué les parece que el pueblo de Cuba el año que viene se proponga que no quede un solo compatriota nuestro que no sepa leer y escribir? ¿Y que entre todo el pueblo, entre todos, enseñemos a los que no saben leer ni escribir?, y que en un año —en solo un año— la Revolución liquide el analfabetismo para darles un ejemplo más a nuestros hermanos de América Latina (APLAUSOS).

Todos los maestros, todos los profesores, todos los estudiantes, todos los trabajadores que sepan leer y escribir, todo el pueblo, que se proponga enseñar un número determinado de personas puede hacerlo. ¡Y vamos a ver si es verdad o no que en un año un pueblo de maestros acaba con el analfabetismo! (APLAUSOS.)

Fidel, el 8 de septiembre de 1960

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir