Películas cubanas en el Festival de Montreal

En medio de los más de cuatrocientos filmes, proyectados en la 34 edición del Festival de Montreal, destacó la presencia cubana con la comedia Lisanka, de Daniel Díaz Torres, y el drama biográfico histórico José Martí, el ojo del canario, dirigida por Fernando Pérez. Los títulos fueron exhibidos en más de tres ocasiones en el Cinema Quartier Latin, dentro de la sección Regards sur les Cinémas du Monde dedicada a pasar revista a las tendencias más contemporáneas del cine internacional.

Además de los dos largometrajes cubanos se proyectaron, dentro del apartado documental, dos producciones con participación de creadores o instituciones de la Isla: Che, un hombre nuevo, documental de Tristán Bauer, coproducido entre Argentina, Cuba y España, reconocido con el Premio al Mejor Documental del evento, y Havanyork, dirigido por el mexicano Luciano Larobina.

En Montreal estrenaron sus más recientes producciones autores tan conocidos como el español Carlos Saura o el chino Zhang Yimou, pero los principales premios recayeron en cineastas jóvenes. El Grand prix des Amériques fue a manos del debutante director belga Hans Van Nuffel por su película Adem/Oxygène, mientras que el Premio Especial del Jurado fue para Dalla vita in poi del italiano Gianfrancesco Lazotti. La mexicana De la Infancia recibió el reconocimiento por el mejor guión, y el premio Glauber Rocha como el mejor filme procedente de América Latina. (SE)

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir