El agua en Santiago de Cuba: Un reto impostergable

JOSÉ ANTONIO TORRES

Convertir a Santiago de Cuba en la primera ciudad del país en solucionar el abasto de agua a la totalidad de la población, mueve la acción y el desempeño de los más de 2 000 trabajadores de 11 provincias que laboran en esta inversión.

Foto: JOSÉ ANTONIO TORRESLa interconexión de esta conductora fue clave para reducir los ciclos y mejorar el servicio a más de 300 000 santiagueros.

La rehabilitación integral del acueducto santiaguero es una obra colosal, de gran impacto y beneficio popular, que pone a prueba el nivel de organización y la capacidad de respuesta de proyectistas e ingenieros de varios ministerios.

Gradualmente comienza a percibirse un cambio transformador. Si en otras etapas faltó rigor y exigencia a las autoridades locales, al Ministerio de la Construcción (MICONS) y al Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), en la actualidad esas deficiencias se van superando con mayor control y fiscalización de la calidad del trabajo realizado.

Al evaluar la inversión, el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, señaló que las labores se alejan de la improvisación y falta de previsión que caracterizaron su comienzo.

En un análisis más puntual destacó que Cuba nunca había emprendido una obra de tal magnitud, por lo que resulta impostergable enfrentar los obstáculos que de ella se deriven con sentido de ahorro y utilidad.

A su juicio, dotar a la Ciudad Heroica de una red hidráulica moderna, segura y estable requiere de un monto financiero cercano a los 150 millones de pesos, además de movilizar equipos y fuerzas especializadas de todo el territorio nacional.

Un reclamo permanente en sus intercambios con constructores y dirigentes es la necesidad de asumir un papel más activo en el control de los recursos, como premisa para explotar las reservas de eficiencia y corregir las fisuras que atentan contra el cronograma de ejecución.

El también miembro del Buró Político del Partido recalcó que el chequeo sistemático, unido al análisis autocrítico de los errores, permiten encarar con un sentido correcto no solo la principal inversión que ejecuta el INRH, sino la obra de mayor envergadura de cuantas se han llevado a cabo en este territorio.

Valdés Menéndez significó que aunque el avance es incuestionable y el nivel de satisfacción crece, todavía persisten deficiencias que laceran el esfuerzo estatal, provocan gastos adicionales e irritan al pueblo.

Particularmente criticó lo sucedido en la planta potabilizadora Quintero 1, donde se reconstruye la estación de filtros debido a serias averías y otros problemas detectados en la fase de puesta en marcha.

SECUELAS DEL DESCONTROL

Al respecto, un dirigente del Ministerio de la Construcción declaró que la ineptitud y el mal trabajo incidieron en que se desplomara el enchape de las paredes y que las lozas de la planta de filtros fallaran durante la prueba de retrolavado.

Dos comisiones de expertos —creadas por el MININT y el MICONS— concluyeron en sus dictámenes que la ECOI 11, la Empresa de Proyectos de Villa Clara y la Delegación del INRH encargada de la tarea hasta principios de este año, tienen responsabilidad en la negligencia y en la demora que se deriva de ella.

Por su parte, un dirigente del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos señaló que las pruebas se realizaron con violación de las normas técnicas. Resulta incongruente que la obra se diera por terminada sin ser cierto y se emitiera un acta de entrega ilegítima, firmada por personas que no tenían facultad para validar el patrimonio fijo tangible del Instituto.

La situación creada es consecuencia directa del descontrol de etapas anteriores, lo que a principios de año originó severas críticas del General de Ejército Raúl Castro Ruz a los máximos dirigentes del Ministerio de la Construcción y del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, cuadros provinciales de esos organismos y al Consejo de la Administración de la provincia de Santiago de Cuba responsabilizados con la obra, durante una reunión conjunta de la Comisión del Buró Político del Partido y del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros.

En ese encuentro, donde estuvieron presentes los responsables de las deficiencias en la ejecución del acueducto, el Segundo Secretario del Partido hizo duros señalamientos a la falta de organización, el actuar tolerante de los cuadros de dirección a los diferentes niveles y la superficialidad para comprender la prioridad que requiere —y demanda— resolver uno de los problemas más acuciantes de la población santiaguera.

También instruyó al Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, como Vicepresidente del Consejo de Ministros que atiende el Sector, que adoptara todas las medidas pertinentes para rectificar la ejecución del proyecto, "quien desde entonces ha venido cumpliendo rigurosamente esa tarea", de acuerdo con valoraciones recientes del Compañero Raúl.

En esa ocasión, también propuso designar a la compañera Inés Chapman, miembro del Consejo de Estado y hasta entonces delegada del INRH en la provincia de Holguín, como Coordinadora del Programa de ejecución del acueducto de Santiago de Cuba, donde junto a su modestia, ha estado la consagración en el cumplimiento de esta misión.

Inés estudió en la CUJAE, donde se graduó como Ingeniera Hidráulica en julio de 1988. En septiembre de ese año recibió un curso de Máster en Ciencias en la Universidad de la Cuidad de Delf, Holanda, sobre Ingeniería Hidráulica. Ha recibido cursos de postgrado en la Universidad de Holguín y además una preparación como Cuadro Integral. Ingresó en el Partido a los 27 años. Fue también Secretaria del Comité de Base en el centro universitario donde estudió.

De los análisis de aquella reunión se sacaron las enseñanzas para que el colosal esfuerzo que realiza el Estado no se empañe por actitudes negligentes e irresponsables.

Conceptos de actividades técnicas

Conductora exterior: Tuberías de grandes diámetros para conducir el agua desde la fuente de abasto (presas) hasta las plantas potabilizadoras.

Planta potabilizadora: Lugar donde se da tratamiento al agua para convertirla en apta para el consumo humano.

Conductora de distribución: Tuberías de medianos y grandes diámetros para conducir y distribuir el volumen de agua tratada desde los tanques y estaciones de bombeo hacia las redes de distribución.

Redes de distribución: Tuberías de menores diámetros para distribuir el agua hasta el usuario final.

Acometidas: Tubería que suministra el agua desde las redes hasta el límite de propiedad del inmueble (vivienda o centro de trabajo).

Sector hidrométrico: Una porción de las redes de distribución general de la ciudad que garantiza las presiones y cantidad de agua que demandan los usuarios, por lo general coincide con zonas que responden a la urbanización del territorio.

Metrocontador: Dispositivo para medir el volumen de agua que recibe un usuario.

Peines exteriores: Solución dada por el Instituto Nacional de Vivienda a las redes intradomiciliarias de los edificios multifamiliares (se coloca por fuera de los edificios).

ERRADICANDO DEFICIENCIAS

Un dirigente del Consejo de la Administración Provincial señaló que aquellas deficiencias fueron el tema más polémico y que mayor debate ha suscitado durante los últimos procesos de rendición de cuentas del Poder Popular.

"Es desde ese momento, reconoce el funcionario, que sobrevino un cambio transformador. Analizamos los problemas. Los delegados visitaron las obras, sacamos experiencias, asumimos la responsabilidad que nos correspondía desde un inicio y no hicimos.

La inversión ha sido técnicamente muy compleja. Se han tenido que construir conductoras que interconecten a varias presas, utilizar el Túnel Sierra Maestra, construido por las FAR hace 17 años, para trasvasar el agua en la zona montañosa y poder garantizar los suministros a las potabilizadoras Parada y Loma de Quintero. En el mapa puede apreciarse la disposición de las conductoras. La que va de la Presa Céspedes a la Gilbert es de 22 kilómetros; la Gilbert-Túnel, dos conductoras paralelas, cada una con 10,2 kilómetros; la Charco Mono-Túnel Sierra Maestra tiene 2,9 kilómetros, y la Túnel Sierra Maestra-Quintero recorre 18,3 kilómetros.

"Ante la elevada cifra de quejas creamos grupos de trabajo en los Consejos Populares, para que la población expresara —a pie de obra— sus criterios sobre la rehabilitación.

"Darle participación a las masas en la entrega de los sectores hidrométricos, fue una iniciativa adecuada porque amplió el flujo de información sobre la calidad y eficacia de la obra.

"Esos puestos de acción son un escenario insustituible. En ellos, delegados y electores emiten sus criterios, ganan conciencia sobre la complejidad de los trabajos que se realizan en una ciudad con medio millón de habitantes y sin paralizar sus servicios básicos, como los de agua y transportación.

El Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez “ha venido cumpliendo rigurosamente la tarea” que le asignara el General de Ejército Raúl Castro Ruz para que, como Vicepresidente del Consejo de Ministros que atiende el Sector, adoptara todas las medidas imprescindibles para garantizar la ejecución del proyecto.

"El pueblo coopera y apoya masivamente. A una obra de tanto beneficio colectivo no se le puede hacer frente de otra manera. En todos los Consejos Populares los vecinos trabajan codo a codo con los constructores.

"Reconfortante es el reconocimiento colectivo a la labor de los miles de hombres que no reparan en descanso ni fechas festivas para cumplir la palabra empeñada.

"Aun cuando queda mucho por hacer, la puesta en vigor del doble turno, concluir más de 30 proyectos que faltaban, fijar el cronograma definitivo para todos los frentes de trabajo y dotar al gobierno del esquema que le facilite asumir cabalmente su rol de inversionista, son algunas de las medidas que nos permitieron encarar con mayor objetividad la ejecución de la obra.

"Esto ocurrió después de la crítica y es así como la Dirección Integrada de Proyecto y el Consejo de la Administración —a través de su Empresa de Servicios Ingenieros— exigen desde entonces por la memoria descriptiva del sistema, aceptan o no la calidad final de los trabajos y le atañe reclamar al MICONS y al INRH la solución ante posibles fallas.

"Contamos con los recursos y la fuerza necesarios para terminar en noviembre del 2010 el acueducto de la ciudad de Santiago de Cuba y la conexión de El Caney y Boniato; mientras que en el 2011 ajustaremos el sistema que permita medir y regular la presión de agua, de manera que se pueda garantizar la distribución equitativa y simultánea a todos los hogares, automatizaremos el servicio, construiremos las obras de infraestructura y ejecutaremos el montaje de las redes de los poblados de El Cobre, Siboney, Mar Verde y El Cristo".

Estos ajustes son importantes, Santiago por su propia topografía montañosa tiene diferentes presiones de agua y la estabilidad en la distribución las 24 horas no dependerá del bombeo o del funcionamiento de las potabilizadoras, sino del equilibrio en la presión en los puntos más altos y en los más bajos. Concluido el trabajo global que garantiza el suministro en la ciudad, habrá que ajustar toda la red o de lo contrario a unas zonas llegará más agua que a otras.

GÉNESIS DE LA REHABILITACIóN

En la Ciudad Heroica varias conductoras datan de la década de 1920 y alrededor de 500, de los más de 900 kilómetros de redes hidráulicas, tenían entre 80 y 100 años de explotación.

El incremento de habitantes, la sobreexplotación del sistema y la falta de mantenimiento agravaron la situación, al extremo que más del 61% del agua potable que se bombeaba no llegaba a su destino.

Al evaluar la marcha del programa, un dirigente territorial del INRH, consideró que los principales atrasos se localizan en las maestras de distribución, la reparación de los tanques de San Juan y las plantas potabilizadoras.

"Diversos pueden ser los argumentos, pero lo cierto es que nos faltó acometividad y exigencia para evitar el reajuste del cronograma y el replanteo del programa inversionista. Algo similar nos sucedió en las redes interiores donde se priorizó el empalme de las tuberías sin hacer las pruebas para comprobar la llegada del agua a los hogares".

Fue enfático al señalar que muchas veces, y en un mismo sector hidrométrico, los especialistas tienen que enfrentar y resolver las diferencias de presión que crean los desniveles del terreno; de ahí que para evitar mayores dificultades se monta un sistema paralelo al que existía, el cual no se desconecta hasta tanto se certifique la nueva conexión.

El funcionario explicó que se han ejecutado 110 millones de pesos de la inversión, lo cual exige extremar la eficiencia. Dijo que en la restitución de las redes, el enlace entre las tomas en los hogares y las conductoras reporta deficiencias, muchas veces ajenas a la fase de prueba y puesta en marcha.

En realidad, uno de los problemas a resolver con la población es la solución a la entrada de agua a las viviendas. Será muy difícil sostener el suministro estable las 24 horas mientras no se concluya el ajuste de presión del sistema de abasto en toda la ciudad y se arreglen las conexiones hacia el interior de las casas.

De igual manera, es imprescindible asumir la modificación de la tarifa de abasto de agua, pues la actual es simbólica y no estimula la racionalidad en el uso de este preciado recurso.

Aseguró que en todos los colectivos crece la exigencia y diariamente se analizan la marcha de la obra, los errores y sus consecuencias.

Un jefe de brigada y un supervisor de la calidad, coincidieron en que las medidas que se adoptan van dirigidas a eliminar todos los obstáculos que entorpecen el normal desarrollo de la rehabilitación.

El nuevo acueducto garantizará que el agua llegue a todos los hogares santiagueros. Las experiencias que de aquí se derivan se extenderán en las próximas etapas a otras ciudades.

Un dirigente nacional del MICONS aseguró que existe total garantía para la producción y entrega de las tuberías, los accesorios y cuantos recursos requiere la colosal obra.

"La pavimentación de las calles, la colocación de los peines exteriores en los edificios multifamiliares —de los cuales se han puesto más de mil— y el montaje de las válvulas para mejorar la presión de agua son programas diferentes al de la rehabilitación del acueducto; su completamiento debe corresponder a un proyecto ulterior a ejecutar por la dirección de la Vivienda.

Otro dirigente nacional, en este caso de Recursos Hidráulicos, confirmó que en Santiago de Cuba se encuentra el personal más calificado del país en materia de rehabilitación. Todas las empresas constructoras, una de equipos especiales y cuatro centros de proyectos laboran a tiempo completo en el territorio. Doce brigadas de redes, cuatro de maestras de distribución y tres cuadrillas del MICONS completan la fuerza.

Directores de empresas nacionales y de otras provincias asesoran en todos los frentes de trabajo. Especialistas en mecanización mantienen el coeficiente de explotación de los equipos por encima del 80% de su capacidad productiva.

El agua —añadió— es un producto muy caro, subsidiado por el Estado. El INRH es el tercer mayor consumidor de energía a nivel nacional. Solo en Santiago de Cuba se invierten mensualmente 20 000 cuc para adquirir el cloro, el sulfato y el hipoclorito que demandan las plantas potabilizadoras.

"La rehabilitación reordenará el servicio y eliminará las ilegalidades. Todavía se reportan daños y perjuicios en las conductoras, donde hay tuberías, de hasta 90 milímetros de diámetro, conectadas indebidamente. Solo en el tramo de El Cobre, Melgarejo y La Caoba se pierden o no llegan a su destino 380 litros de agua por segundo.

"La conclusión de la conductora que une a la presa Charco Mono con el túnel Sierra Maestra, construido por las FAR entre 1993 y 1994 con un ritmo de trabajo de casi las 24 horas, facilita la llegada del agua por gravedad y elimina las seis toneladas de combustible que consumen diariamente los grupos electrógenos para trasvasar el agua desde el bombeo de Gota Blanca hacia la Ciudad Heroica, lo cual incrementará la entrada del preciado líquido a la Ciudad".

SUPERVISIÓN DE LA CALIDAD

La rehabilitación ha transitado por varias etapas y enfoques diferentes, pero todos concebidos para construir un sistema eficiente, duradero y confiable.

Un directivo de la Empresa de Servicios Ingenieros del Poder Popular aseguró que los especialistas han indicado la restitución de tramos y soldaduras defectuosas.

Citó casos de operarios que han afectado elementos soterrados por ignorar las indicaciones técnicas. Otras situaciones obedecen a que los representantes de las instituciones no han estado a pie de obra.

Las deficiencias coinciden —añadió—, con las quejas de la población y se concentran en las fallas de los sectores rehabilitados, salideros, falta de sincronización entre picar y pavimentar las calles, problemas de secuencia constructiva y actitudes negligentes, como el robo de los recursos de las áreas de trabajo.

Un problema recurrente, y que influyó en la morosidad, fue que al inicio las obras se chequearon, pero sin tener en cuenta el tema de la terminación, el impacto y su entrega.

Hasta la fecha se han concluido 11 maestras de distribución y se trabaja en las restantes. Es ineludible completar los trabajos en algunas conductoras que hace meses prestan servicios y no han concluido por tener pendientes uno o dos registros.

Las redes tienen un año de garantía para evaluar su funcionamiento, ajustar el sistema y cumplir el protocolo que establece el paquete tecnológico. El equipo integral de supervisión lo integran 22 técnicos con vasta experiencia.

Un especialista de la Construcción reconoció los progresos en materia de calidad; no obstante alertó sobre las deficiencias de la conductora que va desde la Potabilizadora de Quintero hasta el Micro 9, del Distrito José Martí. Fue categórico al plantear que en esta obra no se respetaron los perfiles y se violaron otras indicaciones.

Por su parte, un supervisor de las conductoras exteriores se refirió al cambio de esta actividad, que fue el detonante del anterior análisis tras las mencionadas críticas a principio de año, y hoy es uno de los objetos de obra que mejor marcha y reporta ahorro a la inversión.

"Extremamos las medidas de seguridad y la supervisión de los trabajos en los que se utilizó más explosivos de lo planificado. De igual forma controlamos los empalmes y compactación de las tuberías que atraviesan parte importante de la cadena montañosa que circunda la ciudad y deben soportar grandes presiones para garantizar la entrada de agua a la misma.

"Durante el proceso indicamos la restitución de algunas soldaduras y de cinco tubos de 1 000 milímetros que no reunían la calidad y fueron indebidamente utilizados.

"En consecuencia hoy las conductoras tienen adelanto en su cronograma de ejecución y reportan ahorro al presupuesto, como resultado de la reorientación del trazado sin dañar el objetivo de que el agua entre por gravedad.

"La sustitución de bloques y cemento por tubos de desecho influye en que los registros tengan un menor costo. Normalmente su valor oscila por encima de los 3 000 pesos, y con esta alternativa su construcción no excede los 250".

SANTIAGO POR DENTRO

En un recorrido por la ciudad, Granma constató las mejoras a la zona del litoral, el Distrito José Martí, el Reparto Abel Santamaría, Agüero, Nuevo Vista Alegre, Santa Elena, Sueño, Marimón, Asunción, Pastorita y Rajayoga.

Otros sectores hidrométricos están parcial o completamente resueltos, al tiempo que se dan pasos acelerados para estabilizar el abasto a las comunidades de Flores, Mariana de la Torre, Chicharrones y Sevilla, Altamira y Vista Hermosa.

Particular tensión crea la rehabilitación del centro histórico, donde el grosor del pavimento y el volumen de elementos soterrados es complejo. En las zonas altas se sustituye el sistema por uno verdaderamente operativo, que garantice el servicio a unas 35 000 personas.

Resulta imperioso que los especialistas valoren la factibilidad de sustituir unos 20 kilómetros de conductoras interiores y redes de distribución que se encuentran en buen estado pero tienen varias décadas de explotación. Este es el momento de prever; cuando concluya la inversión el país no estará en condiciones de realizar gastos adicionales.

Por lo pronto los especialistas utilizan tecnologías de punta para confeccionar el dictamen definitivo. Cámaras de video, calas, pruebas de presión, exámenes visuales, evaluación del índice de roturas e inspección diagnóstica por dentro de la red decidirán el proceder a seguir. Cierto es que por cada kilómetro de conductora que se recupere el Estado ahorra un millón de pesos.

Avanza, aunque no con la celeridad que se requiere, la pavimentación de las zanjas en las calles. Se han colocado más de 42 000, de los 83 000 metrocontadores previstos a montar en áreas urbanizadas.

Un directivo de Aguas Santiago corroboró la notable mejoría de las redes en los sistemas de Parada y Quintero, que deciden más del 90% de la distribución en esta urbe.

Un panorama diferente se constata en los Pozos de San Juan, donde se reparan los tanques y se rehabilitan las baterías de extracción, que por el deterioro hoy dejan de suministrar 70 litros de agua por segundo, pues no se trabajó en las fuentes de abasto para garantizar el caudal que demandaba el sistema y el crecimiento de la población en esa zona.

En breve funcionará el nuevo cargadero de pipas, concebido para una situación eventual o excepcional, que influirá en la reducción de los niveles de extracción de San Juan, que se estiman en 70 viajes y 400 metros cúbicos de agua por jornada.

Mensualmente en Santiago de Cuba se reportaban entre 2 000 y 2 100 salideros. En la actualidad, en los sectores rehabilitados, que todavía están en fase de puesta en marcha, se atienden entre 20 y 30 averías de esta naturaleza.

Un problema latente es la situación del alcantarillado, que se agrava en la misma medida en que mejora la eficiencia del acueducto. En los últimos 6 meses se han eliminado 2 700 obstrucciones, pero el deterioro continúa provocando decenas de averías diarias.

En el proyecto nunca se previó realizar los dos trabajos (acueducto y alcantarillado) de manera simultánea. Santiago es posiblemente una de las ciudades cubanas que más alcantarillado tiene al disponer de unos 290 kilómetros de redes que ofrecen cobertura al 95% de la zona urbanizada de la ciudad.

Hay áreas donde la capacidad de evacuación no es suficiente, otras en las cuales residen entre 10 000 y 15 000 habitantes y no se dispone del sistema, y en buena medida la ciudad no cuenta con tratamiento final para las aguas residuales y vierte directo al mar. Será preciso acometer inversiones más adelante, pues las redes pueden comenzar a ofrecer problemas dado el poco funcionamiento que han tenido durante muchos años por la falta de agua, a lo cual debe sumarse el hecho de que el mantenimiento al sistema de alcantarillado ha sido nulo.

Ahora, cuando todas las viviendas dispongan de agua, virtualmente el 80% que se consume en ellas irá al alcantarillado, y por eso será preciso instalar un fuerte dispositivo de mantenimiento con los equipos tecnológicos imprescindibles para actuar en la limpieza y saneamiento de cada sector hidrométrico.

El valor de la obra en opinión de los santiagueros

Alba Salas, jubilada del sector de la salud y vecina del D-5, apartamento 6, de la circunscripción 25, del Distrito José Martí, calificó la rehabilitación de crucial, trascendente, de honda repercusión sociopolítica. Este era el problema más acuciante de nuestra comunidad. Mis hijos y mis nietos se hicieron adultos cargando y almacenando toda el agua que podían. Por décadas contamos con un servicio hidráulico inoperante. La rehabilitación, además de beneficiosa, era necesaria. Los ciclos han disminuido, prácticamente tenemos agua a diario. Vivimos momentos de mucha confraternidad con los constructores. El pueblo reconoce el beneficio. Estamos muy agradecidos. El agua es higiene, calidad de vida, una garantía indispensable para nuestras familias.

Juan Soler, secretario de uno de los núcleos del Partido integrado por jubilados en el circuito sur del distrito José Martí, aseguró que calificar la rehabilitación como la obra más importante de la ciudad no es un eslogan. En su experiencia de más de 40 años en la construcción nunca vio una inversión de tanto impacto y beneficio colectivo. En el barrio dependíamos del agua almacenada en una piscina cercana, que no era potable, pero sí la que teníamos a nuestro alcance. Por la red llegaba con mucha dificultad, a veces una vez al mes. Las mejoras recibidas no solo son de frecuencia, sino de calidad, estabilidad y presión. Ya nos entregaron los recursos para mejorar la instalación hidrosanitaria de los apartamentos. Es gigantesco esfuerzo del Estado por solucionar el problema. Esta es una obra de gran alcance y hondo significado social.

Lidia de Feria, de 72 años de edad y vecina del D-52, apto 3, recordó que en 30 años nunca contó con un servicio de agua estable o eficiente. Muchas veces el Círculo Infantil Mi Barquito se veía en la imposibilidad de recibir a los niños porque tenía déficit de agua, situación que colocaba en un dilema a las madres y familias trabajadoras. Ahora el panorama es otro, lo que obliga a los vecinos a eliminar el despilfarro. En los CDR tenemos que discutir y exigir por adoptar una conducta de austeridad y ahorro, por hacer un uso eficiente y racional de un recurso tan importante.

AVANCE VISIBLE DEL PROGRAMA

Otro directivo de inversiones aseguró que la rehabilitación está al 82% de ejecución. Se han colocado más de 900 kilómetros de redes, 64 de conductoras, 1 800 de acometidas y 91 de maestras de distribución.

"Se concluyeron 8, de los 32 sectores hidrométricos, y se labora en la terminación de otros 12, lo que ha permitido que se beneficien 400 000 habitantes y disminuyan los ciclos de entrega que oscilaban ente 20 y 60 días como promedio.

Cada sector cuenta con su director, una oficina comercial con comunicación y los recursos para darle mantenimiento, solucionar las obstrucciones y preservar la operatividad del sistema. El proceso completo incluye la rehabilitación de 118 870 viviendas. La calibración y ajuste de los circuitos de distribución demorará alrededor de un año.

Otras 60 000 personas —radicadas en 66 barrios que nunca recibieron el servicio o estaban afectados por un acueducto inoperante— ahora se favorecen, en especial comunidades que llevaban entre 25 y 30 años sin servicio estable de agua.

Las deficiencias van quedando atrás, argumentó el directivo, y añadió: "Hoy la frecuencia de distribución oscila entre tres y ocho días, con la excepción del sistema de San Juan donde se reparan los tanques de almacenamiento y distribución".

Años atrás se montaron un grupo de redes, pero sin garantizar el flujo de agua que demandaban sus núcleos poblacionales. La falta de integralidad empeoró la situación. Aunque se avanza, algunos de sus barrios continúan afectados con ciclos que exceden los 12 días, pero irán mejorando progresivamente en la medida en que se eleve la eficacia del sistema.

Los trabajos que se rehacen en la potabilizadora de Quintero marchan bien. Como medida preventiva, algunas de las soluciones constructivas que allí se ejecutan se tendrán en cuenta durante la intervención en el resto de las plantas. Su reparación capital forma parte de un programa diseñado para estabilizar el servicio, renovar el proceso de desinfección, reducir las vulnerabilidades bacteriológicas y dotar al territorio de mejores condiciones para evaluar el tratamiento físico químico del agua.

Conscientes de lo que representa dar un vuelco radical a esta situación, los trabajadores del sector laboran para asegurar en el menor tiempo posible, y definitivamente, la distribución y suministro de agua en el municipio más poblado de Cuba.

El reto es grande. No basta con conocer dónde están los problemas, sino que hay que solucionarlos para convertir en una realidad la palabra empeñada públicamente en el acto de celebración del 26 de Julio en el polígono del Cuartel Moncada.

Comportamiento general

Descripcion U/M  

Ejecución

      Plan Total       Plan Real %
Conductoras exteriores km        64,4        37,7 59
Conductoras de Distribución km         91,0        81,4  89
Redes km        958,1       902,6 94
Acometidas km       1844,3     1576,8 85
Metrocontadores u   86713 45140 52
Población Beneficiada hab   480000 430576 90

· De las 5 Conductoras Exteriores, se han terminado 2 (Túnel Sierra Maestra–Potabilizadora Quintero y Presa Charco Mono-Túnel Sierra Maestra), se trabaja en las 2 Conductoras Paralelas de Gilbert al Túnel Sierra Maestra. Por iniciar la Conductora Presa Carlos Manuel de Céspedes–Presa Gilbert.

·De las 26 Conductoras de Distribución, se han terminado 14. Seis están en proceso de entrega, cuatro se encuentran en ejecución y 2 pendientes de inicio.

· De los 32 Sectores Hidrométricos, se han terminado 8, en otros 12 se trabaja para su entrega y 12 se encuentran en ejecución.

· Las 3 Plantas Potabilizadoras y los 9 Tanques de Distribución están en ejecución.

Coletilla

Al conocer este artículo, el compañero Raúl indicó a la dirección del periódico Granma publicar un comentario suyo textualmente, como Coletilla, para discrepar de algunos enfoques, y orientó omitir los nombres de los dirigentes del nivel nacional y provincial entrevistados, salvo los del Comandante de la Revolución Ramiro Valdés e Inés Chapman, pues la mayoría señalaron los errores que existían, pero no fueron autocríticos, siendo ellos los responsables de esas deficiencias en la ejecución de la obra del acueducto de Santiago de Cuba.

Como ya se ha dicho, los principales dirigentes nacionales y de la provincia estaban presentes en la reunión conjunta de la Comisión del Buró Político del Partido y el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros donde se les hicieron duros señalamientos, y aun cuando ahora son justos los análisis que realizan y pudiera hacerse algún elogio por haber trabajado desde entonces por superar aquellas deficiencias, les faltó el valor moral para reconocerlo.

Reitero las críticas al Consejo de la Administración en la provincia de Santiago de Cuba por la falta de previsión para desempeñar la labor efectiva que como inversionista le corresponde. Si hubiesen cumplido con esa obligación habrían podido impedir los atrasos y la falta de calidad que han tensionado esa obra.

Los cuadros del gobierno a todos los niveles y los constructores conocen la carta que envié al general de cuerpo de ejército Julio Casas Regueiro el 15 de julio de 1999, (dentro de unos días habrán transcurrido once años), donde expresé:

Meditando sobre las insuficiencias de nuestro proceso inversionista, he llegado a la conclusión de que hay que cambiar radicalmente los métodos y estilos de trabajo de los inversionistas, proyectistas, constructores, suministradores, nos hemos habituado a ser "expertos" en dar reuniones, mítines, asambleas, lanzar consignas, hacer compromisos de terminación de obras como "saludo" a fechas históricas, que casi nunca se cumplen y en las pocas veces que se logran, ha sido en detrimento de la calidad, ejemplos sobran en todo el país y los constructores, mejor que nadie, los conocen. Personalmente, siempre he pensado que esto es pura fanfarria sin sentido. Al final nos vamos acostumbrando a convivir con la mentira, los lamentos y a buscarle explicaciones a los continuos aplazamientos de las fechas acordadas en los contratos, en lugar de impregnar en los cuadros y en la masa trabajadora el espíritu de combate y el sentido de la urgencia en resolver los problemas, lo que solo se puede alcanzar cuando todos y cada uno sepamos cumplir estrictamente con nuestro deber.

Ratifico el reconocimiento al compañero Ramiro Valdés por la manera en que ha venido desempeñando el control y la exigencia de esta tarea, a la compañera Inés Chapman, destacada especialista en el trabajo hidráulico, cuya labor de dirección, mando y exigencia ha sobresalido desde que asumió el trabajo encomendado y distingue el papel de las mujeres en las tareas de dirección. Reconozco también el rol que ha desempeñado el Partido en la provincia bajo la dirección de su Secretario, Lázaro Expósito, desde que fue elegido el 8 de abril de 2009.

Considero imprescindible saludar el trabajo de participación de las masas que se emprendió tras la apelación al pueblo santiaguero para la cooperación y apoyo a la ejecución de la obra, cuya contribución ha sido destacada.

Llegue un reconocimiento al periodista santiaguero José Antonio Torres, por su constancia en el seguimiento de esta obra.

Finalmente, considero que este es el espíritu que debe caracterizar a la prensa del Partido en sus exámenes, ser transparentes, críticos y autocríticos, porque es la manera en que podremos extraer la única utilidad que tiene el análisis sincero de los errores: sacar las experiencias; de lo contrario, seguiremos ocultándolos y repitiéndolos una y otra vez, como ha estado sucediendo.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir