Estados Unidos actúa como metrópolis de España

PATRICIO MONTESINOS

El gobierno de Estados Unidos actúa como metrópolis de España, a juzgar por la postura injerencista y violatoria de la soberanía de ese país europeo que históricamente han asumido los sucesivos embajadores norteamericanos en Madrid.

Recientes declaraciones del nuevo jefe de la misión de Washington en la capital española, Alan D. Solomont, confirmaron una vez más la conducta irrespetuosa de las autoridades norteamericanas hacia sus similares de ese estado ibérico, actual presidente semestral de la Unión Europea (UE).

En un encuentro con la prensa este miércoles, Solomont, quien solo lleva tres meses en Madrid como embajador, dijo que sería una vergüenza que España no apoyara a la llamada "disidencia" en Cuba, en una clara exhortación a que se continúe respaldando y financiando a la contrarrevolución y los mercenarios al servicio de Washington en la isla caribeña.

El mismo diplomático refirió asimismo que "no está decepcionado" por el hecho de que no haya funcionado el intento del actual ejecutivo español de variar la frustrada e ilegal denominada Posición Común que impuso y mantiene la UE hacia Cuba desde 1996.

La actitud de procónsul de Solomont, similar a las de sus predecesores, pone al descubierto además el claro propósito que ha tenido Washington de evitar a toda costa que el también denominado Grupo de los 27 adopte una postura independiente y cambie de una vez por todas su Posición Común hacia la nación caribeña.

Ello evidentemente sería un duro varapalo para Estados Unidos, empeñado desde hace más de medio siglo en mantener cercada a Cuba a cualquier precio, y destruir su Revolución con el respaldo de sus aliados y de terceros países.

Las declaraciones del embajador norteamericano coinciden con una feroz campaña mediática desatada en España contra la mayor de las Antillas con el objetivo de desacreditarla, y presionar al mismo tiempo al gobierno del presidente José Luis Rodríguez Zapatero para que abandone definitivamente su anunciada intención de que se analice en el seno de la UE variar la Posición Común hacia la Isla.

Esa agresiva escalada mediática contra Cuba, llevada a cabo esencialmente por los medios de prensa derechistas y otros engañosamente autodenominados de "izquierda", se inició al mismo comienzo, en enero pasado, de la presidencia semestral española del Grupo de los 27, lo que evidencia que fue estructurado todo un complot para que Estados Unidos consiga su fin.

En esa conspiración anticubana ha tenido un papel protagónico el ultraconservador Partido Popular (PP), bien conocido por su odio visceral hacia Cuba, su sumisión a los sectores más ultraderechistas de Estados Unidos, y el que cumpliendo instrucciones de Washington consiguió, cuando gobernaba en España José María Aznar, que la UE adoptara la Posición Común hacia la mayor de las Antillas.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas | Especiales |

SubirSubir