Dos décadas de comunión en la lucha

Anneris Ivette Leyva

Foto: Raúl AbreuEl aniversario 20 del encuentro entre líderes de iglesias protestantes y evangélicas, y de la Comunidad Hebrea de Cuba, con el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, el 2 de abril de 1990, fue recordado ayer en un acto presidido por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Durante la actividad, celebrada en el Memorial José Martí, trascendió que el derecho de cada quien a profesar una fe religiosa sin temor a padecer discriminaciones, fue un deseo de Fidel discutido y aceptado en el IV Congreso del Partido, y que también quedó plasmado en la reforma constitucional de 1992.

Caridad Diego, jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central, detalló en apretada síntesis cuánto se ha avanzado desde entonces en la integración de las diferentes denominaciones religiosas a las múltiples batallas protagonizadas por el pueblo cubano, entre las cuales mencionó la liberación del niño Elián González, la lucha por el regreso de los Cinco Héroes injustamente encarcelados en Estados Unidos y aquellas que siguen desarrollándose en contra del inhumano bloqueo norteamericano impuesto a la Isla.

El arribo a los 25 años de la publicación del libro Fidel y la Religión, fue también motivo de conmemoración.

Frei Betto, autor de la entrevista que, tras dos décadas y media, sigue conquistando lectores, agradeció a Fidel la repercusión de la obra, "pues las opiniones plasmadas en el libro son de él", y catalogó a Cuba como país evangélico, por ser el único en la región interesado verdaderamente en garantizar una vida digna a todos sus hijos.

Como representante de quienes participaron en el histórico encuentro con Fidel de 1990, hizo uso de la palabra el Reverendo Raúl Suárez Ramos, director del Centro Memorial Martin Luther King Jr, quien aseguró a Raúl que la Revolución y el proyecto socialista cubano podían seguir contando con los hombres y mujeres de fe.

A nombre del Consejo de Iglesias de Cuba, del Seminario Teológico de Matanzas y del Centro Memorial que dirige, el Reverendo le entregó al Presidente cubano una carta dirigida a Fidel, "por el ministerio profético ejercido hasta hoy".

Junto con una Biblia obsequiada al General de Ejército Raúl Castro, también le fue enviada al Comandante en Jefe, de parte del Consejo de Iglesias de Cuba y de su presidente, Marcial Miguel Hernández, una placa conmemorativa en reconocimiento al apoyo brindado a través de estos años.

Al homenaje asistieron los miembros del Buró Político Esteban Lazo Hernández, vicepresidente del Consejo de Estado, Ricardo Alarcón de Quesada, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, y Abel Prieto Jiménez, ministro de Cultura. Además estuvieron presentes otros dirigentes del Partido, del Gobierno y representantes de instituciones religiosas y asociaciones fraternales de nuestro país.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas | Especiales |

SubirSubir