Actualizado 9:00 p.m., hora local

Reitera Alarcón carácter democrático de elecciones en Cuba

FIDEL RENDÓN MATIENZO

Ricardo Alarcón, presidente del Parlamento, reiteró hoy que es difícil encontrar un lugar donde haya mayor justicia, democracia y transparencia en su sistema político, como Cuba, inmersa en las elecciones de los delegados de las Asambleas Municipales del Poder Popular.

Alarcón compareció en el Noticiero Dominical de la televisión cubana, en el que recordó que desde el 24 de febrero, y hasta el 24 de marzo, se realizarán en todo el país más de 50 mil asambleas de nominación de los candidatos a esos cargos

Abundó que en estas reuniones los vecinos proponen y nominan a los hombres y mujeres, que por sus méritos y capacidad, pueden representarlos ante los órganos locales del gobierno, no como sucede en muchas partes del mundo donde los partidos políticos se adueñan de ese derecho.

Advirtió que en la medida que tales asambleas sean una expresión de la voluntad colectiva, sin formalismo, que este sea un proceso auténtico, profundo, serio, de ejercicio del protagonismo de la gente, el delegado o delegada que elijan en abril venidero, tendrá mayor respaldo por su comunidad, y eso le permitirá actuar con eficacia, dijo.

El presidente del Parlamento aclaró que siempre ha habido y habrá campañas contra la Revolución Cubana y su sistema político, "pero no es porque no sea democrático, sino porque quienes nos atacan y critican han tratado de adueñarse desde hace mucho tiempo de la idea de la democracia, para prostituirla y falsificarla", acotó.

En este país la gente tiene derecho a elegir y ser elegido, como tiene derecho a la salud, a la educación, a la seguridad social, y todo el mundo sabe cuántos y quiénes pueden votar, pues la lista de electores se expone con vistas a subsanar algún error, y eso nos parece algo natural, afirmó.

El también miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba subrayó que en otros lugares ello no ocurre así, pues les impediría a los partidos o maquinarias electorales hacer fraude, falsificar los datos.

Aquí esa "maquinaria" la forman ocho millones 400 mil electores, que pueden proponer la persona que deseen como candidato a delegado del Poder Popular, y después por el voto directo y secreto elegir a los mejores, quienes los representarán en las Asambleas Municipales del Poder Popular.

Incluso, el conteo de las boletas, una vez concluido el sufragio, se realiza en presencia de los electores, es público y transparente, explicó Alarcón, no sin antes recordar que el Plan Bush, en uno de sus capítulos se refiere a la eliminación de este sistema electoral una vez que sea derrocada la Revolución.

En su comparencia televisiva el Presidente del Parlamento reiteró que el delegado del Poder Popular no está para administrar recursos, sino que su papel es fiscalizar y controlar, precisamente a esos que sí tiene esa obligación como funcionarios del Estado en la comunidad.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas | Especiales |

SubirSubir