Chucho solidario con el pueblo haitiano

El disco que compartió con Concha Buika nominado a los XIV Premios de la Música, de España. El domingo se decide el Grammy

Pedro de la Hoz
pedro.hg@granma.cip.cu

Conmovido por la tragedia que vive el pueblo haitiano tras el terremoto del 12 de enero último, Chucho Valdés derivará los derechos de la grabación de una obra suya al fondo de ayuda a los damnificados habilitado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

El legendario pianista cubano, quien es Embajador de Buena Voluntad de ese organismo multilateral, tituló el tema Haití volverá y afirmó que pronto lo montará con su banda para difundirlo, con la convicción de que hará "todo lo necesario para auxiliar a ese pueblo a salir de esta catástrofe increíble".

Chucho junto a la española Buika.

Con anterioridad, el 4 de diciembre del 2005, el maestro había estrenado en La Habana una obra dedicada a la memoria de las víctimas del huracán Katrina en Nueva Orleans, que asoló mayoritariamente a la población afronorteamericana del sur de la Lousiana, víctima a su vez de la desidia con que las autoridades de ese país manejaron la situación.

En estos momentos Chucho dispone, además del cuarteto con que habitualmente se presenta en escenarios cubanos y extranjeros, con una banda a la que llama Los Mensajeros Afrocubanos, integrada por Juan Carlos (El Peje) Rojas, batería; Lázaro (El Fino) Rivero, contrabajo; Yaroldi Abreu, percusión; Reinaldo (Molote) Melián, trompeta; Carlos Miyares, saxo tenor, y Dreiser Durruthy, voz y tambores batá, a la que se une la excepcional vocalista Mayra Caridad Valdés.

Esta semana también Chucho conoció su inclusión en las nominaciones a los XIV Premios de la Música, de España, en la categoría Mejor Álbum de Fusión, por el trabajo que desarrolló junto a la cantante afrohispana Concha Buika en el disco El último trago, donde esta recrea boleros y tonadas latinoamericanos.

En el certamen, auspiciado por la española Academia de las Artes y la Ciencia de la Música que dará a conocer su fallo el próximo 17 de febrero, Chucho y Buika confrontarán su fonograma con Aocaná, de Ojos de Brujo; Los mares de China, de Zenet; y Vivan los músicos, de Mastretta.

Más cercana es la espera por los resultados de la edición número 52 de los Grammy. El próximo domingo 31 se sabrá en definitiva quién se alzará con el gramófono en la categoría Mejor Álbum de Jazz Latino, donde Juntos para siempre, de Chucho y Bebo, dirime el cetro con el percusionista norteamericano Chembo Corniel (Things I wanted to do), el pianista también estadounidense Geoffrey Keezer (Aurea), el trompetista brasileño Claudio Roditi (Brazilliance x 4) y el saxofonista boricua Miguel Zenón (Esta plena).

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas | Especiales |

SubirSubir