Ministerio de Salud Pública

Plan de enfrentamiento a la gripe A H1N1

JOSÉ A. DE LA OSA
delaosa@granma.cip.cu

Convocadas por el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, autoridades del Ministerio de Salud Pública presentaron, ante altos representativos de 15 organismos de la administración central del Estado y los órganos del Poder Popular, un Plan Intersectorial para el Enfrentamiento de la Influenza A H1N1, considerando el avance en espiral del nuevo virus que hasta este miércoles 3 había ocasionado 21 145 enfermos y 123 fallecidos en 72 países.

Fotos: Yander Zamora Fotos: Yander Zamora
Continúa la instalación en los aeropuertos de sensores de temperatura para la detección de viajeros que arriben a Cuba con fiebre, como parte de las medidas adoptadas por el Control Sanitario Internacional.

El objetivo general del Plan es disminuir el riesgo de introducción y diseminación del AH1N1 en el país y minimizar los efectos negativos de la pandemia en la salud de la población, y su impacto en la esfera económico-social, en caso de la aparición de brotes.

Para este propósito Cuba cuenta con los recursos humanos y materiales necesarios y un sistema sanitario accesible y gratuito para todos los ciudadanos.

El pasado 24 de abril la Organización Mundial de la Salud declaró la emergencia mundial ante la aparición de un brote de gripe en México, y cuatro días después, ante el incremento de nuevos casos y su extensión a otros países, nuestra Defensa Civil declaró la fase de alerta a las direcciones del sistema nacional, provincial y municipal.

Desde entonces se han adoptado un conjunto de medidas encaminadas al reforzamiento de la vigilancia y control sanitario internacional, el tratamiento médico desde la atención primaria de salud, incluidas las medidas de aislamiento, según las normas e indicaciones emitidas por el MINSAP.

El sistema sanitario tiene debidamente organizado en cada provincia las áreas de ingreso hospitalario, con salas para niños y adultos que sean declarados sospechosos del virus, y dispone de los medios de protección para el personal de la salud, pruebas diagnósticas y Laboratorios de Virología, medicamentos antivirales para el H1N1 y otros fármacos específicos para la atención de pacientes con infecciones respiratorias agudas.

Cuando las condiciones epidemiológicas lo indiquen el país está en capacidad de comenzar la distribución de los llamados "nasobucos", una especie de "pañuelos" protectores para cubrirse la nariz y la boca, que son empleados en la actualidad por los trabajadores vinculados con la entrada al país de los viajeros en puertos, aeropuertos y marinas, y personal de salud en áreas de aislamiento.

También se continúa la instalación en los aeropuertos internacionales de los sensores de temperatura corporal adquiridos por Cuba, útiles para el diagnóstico preventivo de los viajeros que presenten fiebre a su llegada, y se sigue incrementando la búsqueda clínico-epidemiológica activa de los viajeros y sus contactos directos que presenten cuadro catarral hasta 10 días después del arribo.

El Plan Intersectorial elaborado establece tres etapas de alerta epidemiológica en el país —pre-epidémica, de trasmisión autóctona limitada y la epidémica—, según las cuales se adoptarán las medidas clínico-epidemiológicas correspondientes.

Según esta clasificación, en estos momentos estamos en la etapa "pre-epidémica", en la cual no se reportan casos confirmados, o los que se notifican son viajeros procedentes de países afectados. Luego de transcurridos 41 días de la epidemia, solo se registraban los tres estudiantes mexicanos y el niño canadiense, que fueron dados de alta hospitalaria.

La de "trasmisión autóctona limitada" se declara cuando se confirman casos propios en los que no se haya podido establecer nexo alguno con viajeros procedentes de países o zonas afectadas; y la "epidémica" está referida al momento en que se detectan y confirman enfermos sin vínculos con viajeros, que aparezcan en diferentes localidades del territorio nacional y ocurran de manera sostenida.

A partir de las indicaciones técnicas ofrecidas por el doctor Manuel Santín Peña, director Nacional de Epidemiología del MINSAP, desde el próximo día 20 los organismos de la administración central del Estado y los órganos del Poder Popular de las 14 provincias del país y el Municipio Especial de Isla de la Juventud, tendrán listos sus planes integrales de medidas para el enfrentamiento de la pandemia, los cuales serán presentados para su aprobación al MINSAP y al Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil.

CRITERIOS DE LA OMS

Durante la reciente clausura en Ginebra de la 62ª Asamblea Mundial de la Salud, la doctora Margaret Chan, Directora General de la OMS, ante una reiterada pregunta de los delegados de cuánto tiempo podría prolongarse esta situación con el virus H1N1, indicó: "No estamos en capacidad actual de resolver ese dilema [...]. Esto es solo el comienzo, y no sabemos lo suficiente para formular recomendaciones generalizables". Dijo también que nos hallamos ante un virus muy contagioso, y se prevé que seguirá propagándose a nuevos países y dentro de los países ya afectados. Se trata "de un virus sutil, taimado", indicó, que no anuncia su presencia o su llegada a un nuevo país.

Reconoció que el mundo estaba alerta y en guardia como nunca antes, y dijo que científicos, clínicos y epidemiólogos estaban reuniendo muchos datos, "pero carecemos de los conocimientos científicos necesarios para interpretarlos con seguridad, por lo que contamos con muchas pistas y muy pocas conclusiones sólidas".

La doctora Chang puso de relieve que hasta ahora el virus ha circulado sobre todo por el hemisferio norte, donde la epidemia de gripe estacional debería estar tocando a su fin. Es preciso, alertó, que vigilemos muy atentamente el comportamiento del virus H1N1 cuando se encuentre con los virus gripales que circularán durante la temporada de invierno por el hemisferio sur, porque la actual temporada invernal brinda a los virus gripales la oportunidad de entremezclarse y, posiblemente, intercambiar su material genético de forma impredecible, lo que se aprecia en países que ya atraviesan por el invierno.

Y subrayó: En los países donde el virus H1N1 se haya generalizado y circule en la población, cabe prever que crecerá el número de personas infectadas, aunque por el momento "no parece que vayan a dispararse los casos graves y mortales".

FORTALEZAS EN SALUD

La solidez de los sistemas de salud de cada país, según expertos, desempeña un papel importante en la evolución de los enfermos y la supervivencia en una epidemia de gripe, lo que podrá ser favorecido de forma determinante por el grado de responsabilidad social que aporte de forma individual y colectiva cada uno de los ciudadanos.

Estos meses de junio a septiembre, periodo vacacional de estudiantes y gran número de trabajadores, se convierten en decisivos en las medidas de prevención, así como también el retorno a sus centros educacionales y laborales.

No hay que olvidar que los virus respiratorios son altamente contagiosos al tener como vía principal de trasmisión los contactos de persona a persona por las "gotitas" de saliva que se desprenden al toser, estornudar, besarnos en las mejillas o cuando conversamos cercanamente y, también, a través del uso de utensilios como vasos, cubiertos y otros objetos y superficies contaminadas con secreciones de enfermos.

Es esencial que evitemos hablar encima de los alimentos en los centros de elaboración y expendio, y extremar las medidas higiénicas al momento de su entrega.

Entre las regulaciones generales incluidas en este Plan de protección sanitaria a la población, se incluye el incremento de las acciones de vigilancia y control de la Inspección Sanitaria Estatal, para lo que resulta imprescindible el concurso de cada ciudadano.

Hay precauciones de simple sentido común que deben ser incorporadas a nuestros hábitos, como son lavarse las manos con agua y jabón de manera frecuente y a conciencia, especialmente después de toser, estornudar o limpiarse la nariz; cubrirse la boca y la nariz para toser o estornudar, y si estamos enfermos, quedarnos en casa y evitar ir al trabajo o a la escuela, o frecuentar lugares donde se reúnan muchas personas.

Para el doctor Luis Estruch Rancaño, viceministro para la Higiene, Epidemiología y Microbiología del MINSAP, no parece posible que ningún país escape a la introducción del virus de la influenza A H1N1. De lo que se trata ahora es de mantenernos alertas y preparados para prevenir su entrada al país mediante el control sanitario internacional; si penetra, diagnosticarlo precozmente y evitar los contagios; y si se originan brotes autóctonos, establecer el rápido aislamiento para impedir su extensión, lo que estará en dependencia de un trabajo cohesionado entre los organismos centrales del Estado y una participación de la comunidad en el cumplimiento de las medidas higiénicas personales.

El general de división Ramón Pardo Guerra, jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, quien presidió la reunión, hizo un recuento de los esfuerzos que viene desarrollando nuestro país ante la aparición de un nuevo virus de la gripe, los cuantiosos recursos empleados para la adquisición de equipos, medicamentos y otros insumos. Nuestra Defensa Civil, aseguró, integrada por todas las fuerzas y recursos de la sociedad y el Estado, acumula experiencia y competencia para poder preservar al máximo la salud de nuestro pueblo.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas | Especiales |

SubirSubir