Gustav pasa

Y en Pinar baten vientos de recuperación

No se lamentaron pérdidas de vidas. Más de 86 000 viviendas dañadas. Comenzaron a llegar cargamentos de tejas a la provincia

Leticia Martínez Hernández

Mientras el huracán Gustav tocaba tierra cubana por el municipio de Los Palacios en la tarde del sábado, la población pinareña cumplía las orientaciones de la Defensa Civil, y las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) se encontraban en plena disposición combativa para resguardar vidas y proteger recursos económicos.

Foto: alberto borrego ávilaTorre de alta tensión sobre una vivienda.

Lo anterior fue comprobado desde bien temprano por el miembro del Buró Político y Héroe de la República de Cuba, el general de cuerpo de ejército Leopoldo Cintra Frías, quien en todo momento mantuvo comunicación con el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro. Por vía telefónica, Raúl dio orientaciones precisas y conoció sobre la situación del territorio.

Cerca de las once de la noche del sábado, Cintra junto a Olga Lidia Tapia, presidenta del Consejo de Defensa provincial, hicieron un recorrido por los municipios más afectados para detectar los primeros daños. Aún en la oscuridad y bajo el azote de algunas rachas comprobaron la magnitud del embate y el funcional engranaje de la Defensa Civil allí.

A levantar la provincia

Imágenes desoladoras ofrecen los municipios pinareños de Los Palacios, Consolación del Sur, Candelaria y San Cristóbal: techos caídos, árboles arrancados de raíz, inmensas torres de alta tensión derribadas, cables eléctricos rozando el piso, casas de tabaco hechas añicos¼ Mientras hombres, mujeres y niños, aún con el dolor de lo perdido, comienzan a recoger lo que dejó la furia del huracán Gustav.

Hasta allí llegaron bien temprano en la mañana dominical y por segunda ocasión, el general de cuerpo de ejército Cintra Frías y la primera secretaria del Partido, Olga Lidia Tapia, para evaluar con mayor precisión los daños y dar mensajes de aliento y confianza en la Revolución a los damnificados. Olga Lidia llamó a mantener la serenidad, responsabilidad y disciplina, e instó a todos los vueltabajeros a implicarse de lleno en la recuperación.

Unidades de las FAR fueron movilizadas hacia el territorio pinareño.

Debemos precisar en cada barrio las afectaciones reales para levantar pronto la provincia. Más que lamentarnos, ahora hay que trabajar. Lo más importante lo logramos y es que no sufrimos la pérdida de vidas. Sobre el apoyo brindado por las FAR, fuerza que desde el día anterior movilizara hacia el territorio varias unidades, la primera secretaria dijo que ha sido una ayuda decisiva, pues nos ha permitido sentirnos bien acompañados en momentos tan difíciles. Al cierre de esta información, unidades ingenieras de las FAR comenzaban a desbrozar caminos y recoger escombros.

Durante el recorrido, el general Cintra Frías felicitó al pueblo pinareño por la solidaridad mostrada, dijo que habían hecho una proeza, pues no se lamentaban muertes gracias a que familias con viviendas de mampostería abrieron sus puertas para acoger a otras, mientras pasaba el ciclón.

En el Consejo Popular Paso Real, ambos dirigentes visitaron la estación meteorológica desde donde se reportaron rachas de vientos superiores a los 340 kilómetros por hora. Allí Yosvany Izquierdo, jefe de la estación, demostró mediante gráficos la fuerza alcanzada por el viento, y estimó que algunas rachas sobrepasaron los 390 km/h. Según dijo, esta es la primera vez que esa estación, fundada en 1949, sufre tal embate. Nosotros cumplimos con la tarea de enviar información en tiempo real durante el paso de Gustav por esta región, precisó.

Cifras preliminares

Durante el mediodía de ayer, y luego de recopilar información proveniente de todos los municipios afectados, el general de cuerpo de ejército Cintra Frías informó a Raúl los daños preliminares causados por el huracán Gustav. Le ratificó que hasta el momento no se ha-bían reportado muertes y que la cifra de lesionados ascendía a 18; las viviendas dañadas superaban las 86 000, sin contabilizar aún las del municipio de Bahía Honda, territorio con el que se había perdido la comunicación.

Igualmente dijo que más de 90 torres de alta tensión, 600 postes eléctricos e igual número de telefónicos estaban derribados. Además habían sido contabilizadas 3 414 casas de tabaco destruidas, y 19 711 quintales de dicho cultivo estaban mojados, aunque con posibilidades de salvarse. Más de 60 naves avícolas también habían sido perjudicadas.

Cintra Frías transmitió por vía telefónica a Raúl la buena situación política de la provincia, y la disposición de los pinareños para recuperar todo en el menor tiempo posible. Le comentó sobre la necesidad de dar respuesta rápida a las urgencias de primer orden de los damnificados. En la conversación se precisó sobre la llegada en horas de la tarde del domingo de los primeros cargamentos de tejas, los cuales se dispondrán en un puesto de mando en el municipio de Candelaria, para luego trasladarlo con urgencia hacia las regiones afectadas.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir