Mensaje de la delegación cubana al Comandante
en Jefe y al pueblo de Cuba

Río de Janeiro, 25 de julio de 2007

Querido Comandante en Jefe:

Querido Raúl:

Querido pueblo de Cuba:

Como abanderados de una nación a la que representamos con orgullo y satisfacción revolucionaria, nos dirigimos a usted y a todo nuestro pueblo para transmitirles el sentimiento de gratitud, respeto y felicitación por el aniversario 54 de los asaltos a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, hecho que marcó un momento crucial en nuestra etapa definitiva de Liberación Nacional.

Cada una de sus profundas reflexiones en torno a la actuación de la Delegación Cubana en estos XV Juegos Deportivos Panamericanos, han constituido argumentos irrebatibles que pertrechan la coraza moral de esta aguerrida delegación deportiva, la que ha hecho y hará en cada minuto, en cada competencia y en cada momento lo que la patria espera.

Lo anterior significa, sin equívocos ni dudas, que junto a las medallas de Oro, Plata y Bronce que llevaremos con legítimo orgullo en nuestros pechos al regreso, exhibiremos como premio principal el trofeo de la dignidad, del honor y el decoro, que nos identifica como hijos de un pueblo que no claudica, no se rinde y no traiciona sus ideales. Ese será nuestro modesto homenaje al trabajo, la constancia y el sacrificio, de quienes en los diversos frentes de la vida de nuestra nación demuestran cada día al mundo su indoblegable decisión de victoria.

Cada vez que se escucha aquí el Himno de la Patria y ondea en lo más alto nuestra Enseña Nacional, se fortalece y acrecienta nuestro espíritu de lucha y la convicción de sentirnos parte de un pueblo que construye cada día su historia con el ejemplo de sus mejores hijos, sin olvidar jamás a todos aquellos que cayeron para hacer realidad los sueños de justicia, igualdad y libertad que hoy disfrutamos.

La presencia e integración de nuestra delegación, hijos todos de la Revolución Cubana, es un símbolo de la aspiración de los pueblos a ser representados por sus atletas, en un escenario, donde prevalece cada vez más la mercantilización del deporte y el atleta constituye un instrumento en función del enriquecimiento y la manipulación de algunos mercaderes, en alianza con mediocres politiqueros.

Pobre de aquellos ricos que pretenden poner precio a nuestros ideales y de aquellos mal nacidos, que guiados por cantos de sirena, deciden traicionar al pueblo que los forjó y puso en ellos un día su esperanza. Pobre de aquellos gobiernos que hacen el juego a las políticas imperiales, robándoles a otros pueblos el talento formado con tanto esfuerzo y dedicación. Las ideas y principios de la Revolución jamás serán una mercancía, y a ella pertenecerá por siempre el Deporte que vive y crece en su seno.

Por la gloria de nuestra Patria, por nuestra dignidad de cubanos, juramos que jamás traicionaremos la memoria de nuestros héroes y mártires, que nos será más fácil dejar de existir, que dejar de serle fiel a la Revolución y a usted Comandante.

¡Hasta la Victoria Siempre!

Patria o Muerte

¡Venceremos!

Delegación Cubana a los XV Juegos Deportivos Panamericanos

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir