Enorme boniato

Tremenda sorpresa se llevó Carlos Manuel García Cardoso, trabajador del Museo de la Revolución, al extraer del jardín de esta institución un boniato de ¡29,3 libras!

La historia comenzó hace aproximadamente nueve meses, cuando Carlos sembró un boniatico con fines ornamentales para que sus bejucos embellecieran el lugar. Y mire usted qué cosas tiene la vida.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir