Actualizado 3:45 p.m. hora local

Enfrentamientos ocasionan veintena de muertos en Iraq

BAGDAD, 20 de noviembre (PL). — Más de una veintena de personas murieron hoy en Iraq a consecuencia de varias acciones armadas, mientras el mando norteamericano informó hoy el deceso de dos efectivos, con lo cual suman 45 en noviembre.

Entre las víctimas iraquíes se encuentran el famoso actor y director Walid Hassan Jaaz, quien trabajaba para el canal de televisión por satélite Al Sharqiya, y murió al defenderse de un secuestro en el distrito de Yarmouk, informó la policía.

Con esta muerte suman tres los empleados de esa televisora asesinados en noviembre, según cómputos del canal.

En el barrio capitalino de Jay Yamila, disparos de morteros quitaron la vida a tres personas, en tanto en Baquba, al norte, ocho iraquíes perecieron en similares circunstancias.

Fuentes del Ministerio del Interior divulgaron hoy que encontraron los cuerpos de 60 personas en diferentes partes de Bagdad, en su mayoría con marcas de torturas e impactos de bala, 14 de las cuales fueron halladas en un mismo lugar.

Desde que comenzó la invasión y posterior ocupación de este país árabe por tropas estadounidenses y británicas, es muy común encontrar cadáveres con estas características, atribuidos a los enfrentamientos confesionales entre musulmanes chiítas y sunitas.

Recientes revelaciones de organizaciones internacionales denunciaron que en los últimos tres años murieron más de 655 mil iraquíes a consecuencia de la guerra.

Entretanto, dos funcionarios del gobierno iraquí escaparon con vida en sendos atentados en esta capital.

Uno de ellos es el ministro de Estado, Mohammad al Oraibi, al sobrevivir a un ataque con bomba mientras se desplazaba por una carretera al este de la ciudad.

El otro fue el viceministro de salud Hakim al Zamili, quien también escapó ileso cuando su vehículo fue atacado.

En ambos incidentes murieron dos de sus guardaespaldas, respectivamente.

Entretanto, el mando de ocupación estadounidense informó que dos de sus militares fueron abatidos el fin de semana en la convulsa provincia de Al Anbar y en el sureste de Bagdad, ambos en choques armados frente a la resistencia.

Con estas pérdidas ascendieron a 45 los norteamericanos caídos en Iraq en noviembre, para un total de dos mil 867 desde marzo del 2003.

La grave situación que vive Iraq obligó este lunes a su primer ministro, Nuri al Maliki, a pedir colaboración a los líderes políticos del país para salir de la actual crisis.

Ante altos mandos del ejército, el jefe de gobierno llamó a asumir responsabilidades y brindar ayuda a las fuerzas armadas.

Por otro lado, se informó que el petróleo comenzó a ser despachado por el norte del país, luego que por un mes estuvieran detenidas las exportaciones sin que se dijera los motivos, aunque la mayoría de las veces son por ataques de la resistencia.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir