Controvertidos premios en Festival de Mar del Plata

Luciano Castillo Especial para Granma

Mar del Plata.—Que el filme mexicano Noticias lejanas, de Ricardo Benet, se alzara con el máximo galardón, el Astor de Oro, en el XXI Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, en una irregular selección oficial que incluyera nada menos que El arco, del sudcoreano Kim Ki-duk, no evidencia la pujanza del nuevo cine mexicano, sino la controvertida decisión del jurado del certamen. De los 18 títulos escogidos para la competencia nadie, absolutamente nadie, podía imaginar que el premio a la mejor película fuera destinado a este acercamiento tarkovskiano a la realidad tanto en el campo como en las ciudades aztecas.

El Astor de Plata al mejor director fue entregado en otra polémica decisión al portugués Marco Martins por Alice, laureada también con el premio de la FIPRESCI, que aborda la obsesiva rutina cotidiana de un padre para localizar el paradero de su hija desaparecida. El premio especial del jurado fue para la cinta germana A la manera de Molly, de Emily Atef. Mirar a ambos lados, una reflexión sobre la muerte realizada por la australiana Sarah Watt, mereció el premio al mejor guión y a la mejor actriz para Justine Clark, cuando todos esperaban que fuera entregado a la protagonista de la brillante cinta iraní Café Transit, de Kambozia Partovi, la gran favorita de la crítica para el principal reconocimiento del jurado y a la que fue asignada una insuficiente segunda mención, aunque la Asociación de Cronistas Argentinos le otorgó su lauro.

El actor norteamericano William Macy nunca tuvo oponente a la altura de su extraordinaria labor como el hombre anodino que abruptamente revela su violenta naturaleza en Edmond Strong, dirigida por Stuart Gordon a partir de una obra teatral de David Mamet. El Astor de Plata al mejor largometraje iberoamericano fue compartido por Cine, aspirinas y buitres, del brasileño Marcelo Gomes y Derecho de familia, sobrevalorado título del argentino Daniel Burman, que se alzó además con el premio otorgado por Signis y el del Público. Una primera mención fue para el filme Quédate conmigo, de Eric Khoo (Singapur), integrado por varias historias que se entrecruzan y se pierden entre ellas. El excelente cortometraje Medianeras, de Gustavo Taretto (Argentina), recibió muy merecidamente el premio en su categoría, además de numerosos reconocimientos no oficiales y de patrocinadores.

La decepcionante superproducción norteamericana El nuevo mundo, de Terrence Malick (nada menos que la historia de Pocahontas narrada por el director de La delgada línea roja) tuvo que conformarse con un premio no oficial a Emmanuel Lubezki por la mejor fotografía, único rubro destacable en un filme que no logra captar la atención del espectador a lo largo de 135 interminables minutos.

La decisión dividida y muy sorpresiva del jurado no eclipsó de todos modos la brillantez de un Festival que muchos consideran como el mejor realizado desde 1996 en que resurgiera este certamen en Mar del Plata.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Deportes | Cultura |
| Cartas | Comentarios | Ciencia y Tecnología | Lapizcopio| Especiales |

SubirSubir