Copa del Mundo

Una piedra turca en el camino

Rafael Pérez Valdés
rafael.p@granma.cip.cu

El ya conocido tercer lugar del equipo cubano de lucha grecorromana, en la Copa del Mundo, disputada el fin de semana en Budapest (Hungría), es interpretado en casa como una buena señal de cara a próximos eventos.

"Se está logrando el objetivo, que una parte de la reserva se vaya abriendo un espacio en el primer nivel de la esfera internacional", comentó en La Habana para los lectores de Granma el metodólogo Rodolfo Alfonso ("Poppy").

Los cubanos le ganaron a Bulgaria, seis éxitos por una derrota, con triunfos de Yagniel Hernández (55), Roberto Monzón (60), Alaín Milián (66), Odelis Herrero (74), Reinier Corrales (84) y Mijail López (120), unido al revés de Alaín Rivas (96).

Luego tropezaron reñidamente con una piedra turca (a la larga el país campeón), con balance de 3-4, y sonrisas de Monzón, Herrero y López.

En la discusión del tercer puesto doblegaron 4-3 a Hungría, gracias a Hernández, Milián, Herrero y López.

Quiere decir ello que dos de nuestros luchadores terminaron invictos: Herrero (sustituto del retirado Filiberto Azcuy) y López (campeón mundial de Budapest'05).

El balance de la escuadra fue de 13 victorias, ocho derrotas, 103 puntos técnicos a favor y 53 en contra.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Deportes | Cultura |
| Cartas | Comentarios | Ciencia y Tecnología | Lapizcopio| Especiales |

SubirSubir