Rinden homenaje a Fabio Grobart

Walkiria Figueroa Enríquez

El Partido fue para Fabio Grobart hogar, escuela y trinchera; a su creación y desarrollo le entregó hasta el último aliento, expresó el doctor José Cantón Navarro en el Taller Científico Investigativo que recordó el centenario del natalicio del dirigente comunista, y el aniversario 80 de la fundación del primer Partido marxista-leninista de Cuba, efectuado ayer en el Instituto de Historia de Cuba (IHC).

Cantón Navarro destacó la obra revolucionaria de Fabio, polaco de nacimiento, y su participación en las luchas sociales y políticas de nuestro país antes de 1959. Igualmente rememoró su dedicación al estudio de la historia del movimiento obrero, tarea preliminar que le permitió crear en 1973 el actual IHC y del cual fue director hasta 1987.

La huella y ejemplo de Fabio, dijo, están presentes en cada página de la historia del Partido, y en las ideas que defiende y se alzan victoriosas en nuestra Patria.

Es evidente que la biografía de Fabio es un hermoso canto de exaltación al internacionalismo proletario y a la solidaridad humana, apuntó Ángel Augier, quien lo calificó de genuino fundador y un maestro legítimo.

Agregó que es impresionante su presencia en la fundación del Partido, en plena juventud y casi recién llegado como inmigrante forzoso, y su posición en el Comité Central en los sucesivos periodos, compartiendo las dramáticas luchas del proletariado y del pueblo cubano, en el curso de varios lustros de nuestra historia.

Como parte del homenaje, Ángel Augier leyó su obra poética Evocación del camarada Fabio.

En intervención especial el doctor Jorge Risquet Valdés, miembro del Comité Central, comentó el discurso-testimonio de Raúl Castro, Segundo Secretario del Partido, y Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, pronunciado en abril del presente año con motivo de la celebración del aniversario 60 de la Juventud Socialista, en el cual relata su incorporación a esa organización.

Realizó, además, un detallado análisis sobre el movimiento juvenil cubano, desde la fundación en 1928 de la Liga Juvenil Comunista hasta la creación de la Juventud Socialista y su fusión en 1959 en la Asociación de Jóvenes Rebeldes, y la importancia del magazín Mella, transformado en 1965 en lo que es hoy el diario Juventud Rebelde.

Durante el evento, los más de 80 investigadores e historiadores debatieron, entre otros temas: la fundación, el trabajo cultural, la articulación del marxismo y las tradiciones nacionales revolucionarias del primer Partido marxista-leninista de Cuba.

Profundizaron también en la figuras de Blas Roca Calderío, y el desvelo de Julio Antonio Mella por el rescate de los valores auténticamente revolucionarios del ideario martiano como guía idónea para la batalla popular y antimperialista.

La actividad contó con la participación de los doctores Concepción Nieves Ayús y Raúl Izquierdo, directores de los institutos de Filosofía y de Historia, respectivamente; familiares y compañeros de Fabio.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Deportes | Cultura |
| Cartas | Comentarios | Ciencia y Tecnología | Lapizcopio| Especiales |

SubirSubir