María Escudero, pérdida para la escena latinoamericana

QUITO (SE).— María Escudero, reconocida por su intensa actividad en la cultura y el teatro, falleció en Quito a la edad de 78 años. La directora, nacida en Córdoba, residió en la capital ecuatoriana a partir de 1976, cuando tuvo que huir de la dictadura militar argentina.

La Escudero en La Habana, cuando
fue jurado del Premio Casa en 1975.

De una sólida formación teatral, tuvo entre sus maestros al célebre mimo francés Marcel Marceau y estudió y admiró a Bertolt Brecht y a Eugenio Ionescu. Poseyó un extraordinario carisma escénico y una gran cultura universal, lo que le permitía destacarse en cualquier escenario, desde un aula de clase, el patio de una escuela, comunas indígenas y campesinas de ande y costa, hasta estadios llenos y salas convencionales.

Fue autora de investigaciones culturales en Argentina y Ecuador, impulsó un teatro militante y comprometido con la liberación y la justicia social y ejerció la cátedra universitaria en su país natal y en Ecuador, su segunda Patria. Fue jurado del Premio Casa de las Américas y escribió numerosas publicaciones, artículos sobre arte y política y obras de teatro. Trabajó en Ecuador con organizaciones populares y de izquierda, promovió la solidaridad con los perseguidos del Cono Sur y contribuyó activamente a la construcción de un movimiento de mujeres de sectores empobrecidos.

En las décadas del sesenta y del setenta, María Escudero impulsó en Córdoba el movimiento de Canto Popular y la creación del Libre Teatro Libre, agrupaciones que fueron reconocidas en Argen-tina y en Latinoamérica.

ADIÓS AL URUGUAYO SARANDY CABRERA

Ayer en Montevideo murió el poeta uruguayo Sarandy Cabrera a los 82 años de edad. Reconocido como uno de los escritores más valiosos e interesantes de la llamada Generación del 45, fue también profesor de Matemática, dibujante, constructor, tipógrafo y diagramador.

Militante en el movimiento Tupamaro a principios de los años sesenta del siglo pasado y durante la dictadura militar (1973-1985), vivió el exilio en Chile, Argentina y Europa.

Entre sus títulos más leídos se cuentan Onfalo (1947) y Poeta pistola en mano, y tradujo al español los poemas de Mao Zedong.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Deportes | Cultura |
| Cartas | Comentarios | Ciencia y Tecnología | Lapizcopio| Especiales |

SubirSubir