ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: FIVB

La selección cubana de voleibol incumplió su objetivo de clasificar a la final del Grand Prix (GP), señalada para el sábado y domingo de esta semana en Almaty, la capital de Kazajstán.

¿Era un propósito inalcanzable llegar al epílogo del evento? Se presumía que, a partir del ejercicio acumulado por cinco de las seis regulares del equipo en clubes de la República Checa y Perú, la escuadra ofreciera una respuesta superior, en contraste con la vista en la edición del GP 2015, cuando tampoco llegó a la etapa conclusiva del evento para terminar en el lugar 25 entre 28 participantes, aun cuando militaron en el tercer nivel cualitativo,  último de la lid.

Ante esta realidad cabe preguntarse si, aunque el elenco clasifique para el GP 2017 en la próxima Copa Pa­na­mericana del 2 al 10 de julio en Re­pública Dominicana, sería me­nes­ter enviarlo por tercera ocasión consecutiva para competir en el mis­mo tercer nivel del certamen en el que recientemente concluyó fuera del cuarteto animador de la fiesta en Almaty. Considero que en iguales condiciones del equipo no debemos concurrir.

Algunas de las cinco voleibolistas contratadas en ligas foráneas (Me­lissa Vargas y Sulian Matienzo en la República Checa, además de Jenni­fer Álvarez, Regla Gracia y Daimara Lescay en Perú) sumaron más de 30 partidos jugados en aquellos escenarios, resultado que forjó la esperanza de que la actuación de Cuba en el GP 16 rebasaría a la precedente.

No se debe pretender basar un resultado satisfactorio en un evento apoyado en la contratación. Si no hay desarrollo del voleibol en Cuba, no es posible aspirar al éxito.

ANTE TODO, EL COMPROMISO
Partimos del precepto de que la contratación de voleibolistas en ligas foráneas es un paso acertado para con­­tribuir a la elevación del nivel competitivo de los nuestros, y favorecer sus condiciones de vida y la de sus familiares gracias a la retribución monetaria recibida por ellos, que es del 90% de los montos firmados en cada caso.

Ahora bien, elevar el rendimiento y la experiencia deportiva será factible solo si se aporta una alta cuota de entrega, de esfuerzo diario en los entrenamientos, cuidado del peso corporal, además de seguir al pie de la letra los planes de preparación que les fueron orientados por la dirección de la Escuela Nacional de Voleibol antes de sus viajes hacia la República Checa y Perú. Cuando no concurren estos requerimientos, el resultado in­me­dia­to en lugar de contribuir a hacer de nuestros jugadores hombres y mujeres integrales, los deformará.

Responsable ha sido el proceso de­sarrollado por el Inder con los re­pre­sentantes de clubes extranjeros para fijar las condiciones de la contratación de los atletas, donde ocupa un lugar preponderante el tema de la garantía de la salud y el cuidado de estos jóvenes durante sus estancias en el exterior. Melissa Vargas, que an­tes de salir hacia la República Che­ca junto a su madre y Sulian Ma­tienzo siguió un tratamiento médico para aliviar su dolencia en el hombro derecho, fue visitada en aquel país —para comprobar cómo marchaba su recuperación— por Ramsés Ray­mond, médico del equipo Cuba, y Roberto García, director técnico del plantel.

Antes de la partida a los países mencionados, explicó Omelio Cas­tillo, jefe de la delegación al GP 2016, las voleibolistas recibieron conferencias explicativas sobre las características del mundo del voleibol profesional, en el que se insertarían apegadas a los principios de nuestro de­porte re­volucionario; además se sostuvieron contactos con ellas para explicarles sus objetivos durante esas estancias, explicó el federativo.

Para los clubes lo primordial es ob­tener de esos muchachos los máxi­mos rendimientos, como han sido los de Javier Jiménez y Rolando Cepeda en el PAOK de Grecia, al cual el primero de ellos ha contribuido al ascenso del plantel en las dos últimas campañas, sumado este año al destaque de Cepeda en su debut.

Conociendo que en esos países receptores se juega más y se entrena menos que en Cuba, a las mujeres en las ligas antes citadas no se les pue­de aceptar que lejos de aportar a la elevación de los dividendos en el GP 2016, tres de ellas regresaran pa­sa­das de peso y, aun con algunas se­manas de preparación in situ para la cita, no aportaran lo esperado.

VARÍA UN CONCEPTO
Nuestros atletas, desde su génesis en las Escuelas de Iniciación Depor­tiva (Eide) y hasta los equipos de ma­yores en el alto rendimiento, van de la mano de sus entrenadores, mé­dicos, sicólogos, fisioterapeutas, di­rec­tivos y demás personal de sus respectivas federaciones. Pero ahora la pasantía en clubes extranjeros varía el anterior concepto, y los escogidos para jugar en esas ligas han de convencerse de que serán ellos quienes cuiden de su salud, imagen pública y ejemplo irradiado hacia los demás, porque ya no contarán con el entrenador nacional a la mano durante sus meses de contratación.

Respetar y respetarse, ese ha de ser el principio para que esta puerta abierta hacia eventos foráneos cumpla sus objetivos de elevar la calidad de nuestro deporte.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

verman dijo:

11

16 de junio de 2016

00:31:07


a mi entender no se debe ir al grand prix del año proximo.nuestra seleccion no tiene el nivel cualitativo para ofrecer un rendimiento como la aficion espera de estas muchachas.he tenido que callarme la boca cuando algunos amigos se han mofado de esta seleccion y lamentablemente tienen razon.el pais deberia ahorrarse ese dinero y dedicarselo a otras disciplinas.por otro lado estas chicas juegan sin deseos,sin amor al equipo.al parecer le tienen mas amor al dinero que a su pais

Dornes dijo:

12

16 de junio de 2016

01:24:55


No veo entrega en las jugadoras, es una actitud de me da lo mismo, no olvido una entrevista a Yanelis Santos donde exponía las razones por las nuevas generaciones habían bajado su nivel. Si alguien de los que opinan que el equipo debe asistir que por favor guarde este artículo para que vea calcado el mismo mal resultado, a menos que venga Aladino y frote la lampara maravillosa, si no cambian sus planes de entrenamiento será pésimo el resultado, sino aplican nuevas estrategias y no cambia la mentalidad de jugadoras y entrenadores para qué asistir, Para decir que fuimos, lugar 25 del ranking realmente una pena. Por otra parte otros dirán sino asistimos no elevamos la visión y el nivel de juegos de nuestras atletas pero ir muy mal preparado tampoco es factible.

diego dijo:

13

16 de junio de 2016

01:39:33


SI PIENSO QUE DEBEMOS IR A EL GRAN PRIX DE 2017 SI CLASIFICAMOS, PORQUE SI NO HACEMOS AHI SI NO HABRA MAS VOLEIBOL CUBANO FEMENINO INTERNACIONALMENTE, DEBEMOS SEGUIR TRABAJANDO. Y ESTE EQUIPO AUNQUE NO LO CREAN TIENE RESAGOS DEL CORTE GENERACIONAL ESABRUTO DEL CUAL TODOS SABEMOS QUE HA PASADO.

Rafa_GA dijo:

14

16 de junio de 2016

08:13:30


Todos nos preguntamos ¿porqué Cuba no gana en el voleibol femenino?, la respuesta es sencilla. Se le ha perdido el seguimiento a este deporte desde la base. En mi época de estudiante, cada escuela tenía su equipo de voleivol masculino y femenino, y se organizaban encuentros interescolares en el municipio, en la provincia y en todo el país. En mi municipio existía un Centro Deportivo donde se celebraban diariamente estos partidos, de día y de noche. La instalación siempre estaba pintada, habián lámparas para los partidos nocturnos, la ned era nueva, había entusiasmo, los campeonatos se sucedían uno detrás del otro. Hoy este Centro está completamente apagado, las líneas que marcan el terreno ni siquiera se ven, las pocas veces que realizan un partido la ned es una soga. Ya no se organiza ningún campeonato. Anteriormente, recuerdo que el equipo nacional de voleibol femenino hacía una gira por todas las escuelas preuniversitarias y universidades y se programaban partidos contra el equipo varonil de esas escuelas. Era la época en la que surgieron atletas como Mireya Luis y Magalis Carbajal. Se promocionaban constantemente la actuación de estas atletas, los resultados que obtenían en su preparación, se respiraba alegría en el voleibol. Hoy se ha descuidado un poco esto. Si todavía alguien se pregunta como puede Cuba regresar a los planos estelares en el voleibol femenino. La respuesta es sencilla. Rescatando todo lo que se ha perdido en estos años referente a este deporte: instalaciones, organización de campeonatos, promoción y entusiasmo.

Boris Manuel dijo:

15

16 de junio de 2016

08:30:22


Buenos dias a todos, voy hablar en general en relacion al deporte Cubano, creo que esto del triunfalismo nos esta haciendo mucho daño, entonces ahora la solucion por que no clasificamos es no asistir al proximo Grand Prix y poner entre dicho la participacion de algunas jugadoras en ligas extranjeras, hasta que no dejemos esa mentalidad de que tenemos que ganar en cada torneo que participemos estamos muy mal, donde esta aquel concepto de que lo importante no es la victoria si no participar, otra cosa si Cuba clasifica para el proximo Grand Prix y despues decide no participar como muchos han dicho aqui la federacion Cubana de Volleybol estaria expuesta a una sancion y entonces como dice el dicho seria peor el remedio que la enfermedad. Saludos.