ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
Foto: Estudios Revolución

Que Cuba tenga hoy un nuevo presidente no es solo el resultado de un proceso de elección. Hay mucho de responsabilidad, de simbolismo, en el tránsito de esa generación histórica a otra, que no se curtió entre montañas ni bajó de la sierra con un triunfo peleado; pero que ha crecido como salvaguarda y, sin apartarse del camino, se ha dispuesto a fundar, a transformar, a conquistar… Se trata, parafraseando al poeta, del «renglón de una historia mayor», que habla de continuidad.

Y también hay mucho de desprendimiento en ese acto de ceder, que no implica renunciar; hay mucho de humildad en quien deja a otros la conducción de esa obra grande por la que se ha dado todo, para solo acompañar, desde la más alta vanguardia política y, a su vez, desde el escaño de un diputado.

Y ese acto fue tan trascendente como natural.

Desde la primera jornada de constitución de la Asamblea vimos a Raúl ocupando un puesto en primera fila; ejerciendo su voto, boleta en mano, con naturalidad; enseñando, con su actuar confiado, que ya había llegado aquel momento que siempre vimos desde lejos. Porque el futuro siempre nos parece lejos.

Y cuando fue un hecho la elección de Miguel Díaz-Canel Bermúdez como presidente de Cuba, Raúl subió al estrado, desprovisto de falsos protocolos y posturas solemnes, para recibirlo, para acompañarlo, para abrazarlo, para estampar con ello la confianza, en el hombre, y en el porvenir.

De Díaz-Canel, subrayó Raúl, que «no es un improvisado». Destacó su labor como ingeniero, su trabajo como oficial de las far, líder juvenil, y luego cuadro profesional del Partido en Villa Clara y Holguín. Habló de su quehacer como Ministro de Educación Superior y desde hace cinco años, como Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

De Raúl, resaltó el nuevo presidente, su dimensión de estadista, su liderazgo en la formación del consenso nacional y en el proceso de actualización que vive el país, así como la rica historia que integra al moncadista, al expedicionario, al guerrillero, al jefe militar y al dirigente político.

«No vengo a prometer nada, dijo Díaz-Canel, como jamás lo hizo la Revolución en todos estos años. Vengo a entregar el compromiso», que no es otro que el de continuar «actuando, creando y trabajando sin descanso», en vínculo con la gente humilde y solidaria de esta tierra. En esa empresa no habrá ninguna ausencia, porque «hasta nuestros muertos nos acompañarán».

Y no es que sea fácil todo lo que ha de hacerse. Pero este 19 de abril no hubo rupturas. La continuidad tiene rostros.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

jose GARCES dijo:

21

20 de abril de 2018

21:09:46


Ahora simplemente seguir peleando como siempre hemos hecho!

Esteban dijo:

22

20 de abril de 2018

23:02:54


Ah! Mucha suerte Sr Presidente Diaz-Canel, Cuba y Ud la necesitan

Annite dijo:

23

23 de abril de 2018

15:22:27


Estoy felíz. No me equivoqué.No es autosuficiencia es conocimiento de la sabiduría del pueblo. Hace tiempo el pueblo está diciendo que el pr´ximo presidente de Cuba sería Díaz- Canel y es porque lo reconocen como continuador de la plíticda de la Rasvolución. Muy bien por Fidel al acompaárlo en su crecimiento revolucionario y también muy bien por Raúl y Machadito por curtirlo durente este tránsito hasta acá. Una vez más tiburón se quedó con la fauses abiertas y sin presa. la doctrina Monros no les funciónó como no funcionará mientras los cubanos nos mantengamos unidos. Aquí no habrá un Temar ni un Macri de eso nada esto es continuidad no borrón y miseria nueva.

Annite dijo:

24

23 de abril de 2018

15:39:23


Los buenos cubanos, los revolucionarios, los agradecidos estamos felices por los últimos acontecimientos desde la constitución de la ANPP y el Consejo de estados que tuvo como colofón laq elescción de Miguel Diaz-Canel como Nuevo presidente de Cuba. Esta es la transición. Una transición digna, respetuosa agradecida, de reconocimiento y de regocijo y sobre todo sin fracturas de ningún tipo. Felicidades Cuba , La sabiduría de tu publo es un tesoro. No nos equivocamos. Seguimos en combate. Hasta la victoria siempre. Patria o muerte venceremos.

Annite dijo:

25

23 de abril de 2018

15:49:41


Solo le decimos al Preidente Díaz-Canel que no se preocupe que los agradecidos de esta Revolucíón cubanísima los estaremos acompañándo como nos enseñó Fidel a andar como dijera Martí en cuadro apretado para todas las batallas que se nos avecinan desde las indisciplinas sociales hasta algunos atisbos de corrupción que en ocasiones asoman su cabeza por ahí. Nosotros estamos consientes de que esta tareas no es solo de ´él por eso no lo podemos abandonar como tampoco nunca abandonamos a Fidel cada vez que nos llamó al combate siempre salimos a la carga. Viva siempre Cuba libre y revolucionaria.