ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
La diputada más joven y el más longevo entablaron un diálogo de respeto y confianza. Foto: Juvenal Balán

Ella, a pesar de las emociones vividas por primera vez, transmitía seguridad. Él aguardaba sentado, pensativo, probablemente transportado a aquel 18 de abril, pero de hace 57 años, cuando fue nombrado jefe militar de una de las direcciones de combate, en el teatro de operaciones de la zona de desembarco de la invasión a Playa Girón.

Ambos en un mismo espacio, viviendo un único momento histórico: ella, la diputada más joven de esta IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular; él, el de mayor edad. Leydimara de la Caridad Cárdenas y José Ramón Fernández (El Gallego) se encontraron este miércoles en uno de los pasillos del Palacio de Convenciones de La Habana compartiendo anhelos. Fue un intercambio donde se unió el pasado con el presente, y el presente con el futuro de la nación.

«Las nuevas generaciones están obligadas a hacerlo mejor que nosotros. Estoy seguro de que lo harán. Tienen todas las condiciones, cultura y trabajo político, ejemplo. (…) Moriré feliz si lo hacen mejor que nosotros, y lo espero, seguro que lo harán», le dijo a la joven diputada el hombre a quien, triunfada la Revolución, Fidel le asignara la misión de dirigir la escuela de cadetes, cuyo rol en la primera derrota asestada al imperialismo yanqui en América fue trascendental.

Para mí eso representa un compromiso muy grande, y es expresión de la confianza en los jóvenes y la continuidad de la Revolución, respondió Leydimara, con solo 19 años, para quien la juventud tiene que ser vanguardia y protagonista de su momento histórico. «Espero, de verdad, que ustedes sean capaces de hacer un mundo mejor, más justo», dijo él.

***

Si se camina dos pasos, dijo Galeano, la utopía se aleja dos pasos. Si se recorren diez, el horizonte se desplaza diez pasos más allá. Por eso para la diputada Yanet Hernández y sus cuatro hermanas, ser mujeres, haber nacido en Cuba y servirle desde diferentes sectores, significa un privilegio que para nada es un estado de confort, sino la convicción necesaria de que seguir trabajando es la única forma posible de defender su país.

Ser una mujer humilde que logra estar sentada en el segundo parlamento del mundo con mayor presencia femenina, incluso ser «consultada antes de llegar aquí para tener en cuenta mi opinión sobre quiénes podían ser los que dirigieran la Asamblea Nacional y el Consejo de Estado, es expresión genuina de lo que siempre ha defendido Cuba sobre la igualdad de género», considera Yanet.

«Hemos visto una Asamblea constituida por héroes y heroínas, muchos de ellos anónimos, maestros, médicos, ingenieros, obreros, personas que se han jugado la vida dentro y fuera de nuestro país, y que fueron elegidos por el pueblo de Cuba desde la base», agregó.

Para el joven Luis Ángel Adán Robles, estudiante de tercer año de Medicina, nuestro sistema ha demostrado que la unidad es el principio de base; por eso los jóvenes tenemos el deber de impulsar nuevas ideas, pero sin olvidar nuestras raíces históricas, que vienen desde el inicio de las guerras de independencia, desde la creación del Partido Revolucionario Cubano por José Martí, y que luego continuaron con Fidel y Raúl.

***

Hace solo unos días Liliam Mendoza estaba bajo el fuego incesante de balas de otro calibre; un calibre diferente al que sintieron hace 57 años los héroes de Girón. Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedras, nos enseñó el Apóstol, y eso fue lo que la presidenta de la Brigada de Instructores de Arte José Martí fue a hacer a Perú, a la VIII Cumbre de las Américas: vivir su Girón.

Por eso a Liliam, diputada por vez primera, no la amilanaron las ofensas contra Cuba, y dio batalla en la principal trinchera de combate. «La historia de Cuba siempre ha sido rica y hoy sigue siéndolo más que nunca. Esta asamblea también va a ser nuestro Girón, porque es espacio de construcción colectiva de un país. El principal desafío está en seguir atendiendo las inquietudes que tenga hoy la población de cada una de las comunidades, darle el papel que tiene al delegado de base, para que pueda ser, en buena parte, un complemento para el desarrollo exitoso de su territorio».

«Ese momento que siempre vimos lejano –dijo el diputado Gerardo Hernández– es hoy precisamente. Y es una responsabilidad inmensa la que asumen los compañeros que nos dirigirán y de los revolucionarios que tenemos que cerrar filas y demostrar más que nunca de qué lado está la razón, con la unidad que ha caracterizado a nuestro pueblo».

***

Johana Odriozola Guitart, directora jurídica del Ministerio de Economía y Planificación entiende  que formar parte de esta Asamblea representa la posibilidad de continuar perfeccionando nuestro sistema, en la construcción de ese socialismo próspero, sostenible y soberano que hemos defendido.

Es que esta Isla, como dijo el diputado Abel Prieto Jiménez, ministro de Cultura, «es un reducto de utopía, amor y convivencia solidaria para enfrentar los desafíos que tenemos». Y solo se logra caminando. Para eso sirve la utopía.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Fernando Castro dijo:

1

20 de abril de 2018

15:51:31


Excelente articulo,nuestro pueblo unido seguira librando nuevas batallas.Exitos en la tarea encomendada a todos los compatriotas elegidos.

Carlos Alberto dijo:

2

21 de abril de 2018

06:16:03


Puede descansar tranquilo Gran Capitan de nuestro pueblo. Gracias por tu entrega y Fidelidad. Un abrazo.

Miguel Angel dijo:

3

22 de abril de 2018

08:39:39


Hermoso y simbólico encuentro entre dos generaciones. La obra de la Revolución se perpetuará por siempre porque las presentes y las futuras generaciones están comprometidas con el glorioso empeño. Gloria eterna al compañero José Ramón Fernández, héroe de Playa Girón y de mil batallas junto a Raúl y a Fidel, a nuestro gallardo pueblo.

Luis dijo:

4

1 de mayo de 2018

20:27:09


Buen artículo. Una manera particular y concreta de entender la utopía. Muchos cubanos la han soñado, y desde que la dibujó nuestro gran Maestro, el cubano Universal, se ha ido alcanzando, paso tras paso. Así se alcanza la Utopía, pero es muy importante no perder de vista que el camino es muy escabroso, y el "relevo" ha de tomar conciencia de cuán complejo y dificil, es. Pero posible y necesaria, y significa un tremendo compromiso con nuestro pasado, con nuestro pueblo y con el futuro. Esperan tiempos muy difíciles. Pero se puede. Fidel fue un gran maestro para enseñárnoslo.