ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
Foto: Germán Veloz Placencia

HOLGUÍN.–Segunda del país en cuanto a electores, al registrar más de 775 300, esta provincia desarrolla unos comicios evaluados como fiesta de la democracia por las autoridades políticas, del gobierno y la población en general.

Tras ejercer su derecho al voto en el colegio electoral Número 1 de la Circunscripción 113, Luis Antonio Torres Iribar, integrante del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y primer secretario de la organización en el territorio, recordó que hoy son elegidos los verdaderos representantes del pueblo, lo que honra a Fidel Castro, el líder histórico de la Revolución Cubana

Por estos días, dijo, en otras naciones se desarrollan sufragios, pero los candidatos son gentes pudientes, millonarios o multimillonarios, que representan intereses privados y de grupos de poder.

En esta apreciación coincidió Julio César Estupiñán Rodríguez, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, quien dio sus impresiones a la prensa una vez que depositó su boleta en el Colegio Número 2 de la Circunscripción 175, en el Reparto San Field.

«A estas elecciones arribamos con buenos resultados en el fortalecimiento del papel del pueblo como verdadero gobernante a través de los delegados de circunscripciones, quienes han sido decisivos en el proceso de solución de problemas planteados en las asambleas de rendición de cuenta.

«La gestión realizada por los delegados y el apoyo que han recibido de los organismos provinciales y municipales demostró que los recursos que tenemos, aunque no son abundantes, pueden ser bien empleados en mejorar las condiciones de vida y la prestación de servicios».

Estamos seguros, afirmó, que los sufragios pondrán sobre la mesa resultados de un ejercicio democrático desarrollado con transparencia y con sinceridad plena por parte de los votantes.

«Estamos votando por la Patria, por el Socialismo», aseveró por su parte el jefe del Ejército Oriental, general de división Rafael Hernández Delgado, tras acudir a ejercer su derecho al voto en la circunscripción 36, en la ciudad de Holguín

Confirmó que todos los integrantes de ese mando militar votarían en el transcurso del día, además de estar listos para ir a una segunda vuelta en los casos que se requieran.

«Nos preparamos con esmero para este día. A los combatientes se les ofreció amplia información. En ese sentido recibieron una serie de conferencias para explicarles con lujo de detalles el proceso de realización de la votación, pues se tuvo en cuenta el grupo de jóvenes soldados que iría a las urnas por primera vez.

«El pasado viernes autorizamos la salida de la mayoría de los combatientes hacia los lugares de residencia. Sin embargo, las unidades militares no quedaron desprotegidas, porque fueron creadas las condiciones para asegurar el servicio de guardia y cualquier eventualidad. La organización establecida contempló el relevo oportuno de los que permanecerían en unidades durante las votaciones, de manera que se presentaran a tiempo en los colegios electorales».

«Me siento orgulloso de ser militar y tener derecho al voto. Se lo agradezco a Fidel, fundador de nuestra institución armada. Con esa idea suya borró la posición de lacayo que tuvo el ejército cubano antes del triunfo de la Revolución. Entonces los militares se decían apolíticos y custodiaron muchas veces las urnas, pero en realidad apoyaban los fraudes electorales típicos de aquellos momentos».

EN LA MISMA MESA ELECTORAL

Además de jóvenes, bellas y afables, LídiceIrasema Cruz Figueredo, Lilianne González Ríos y Lilian Méndez Herrera tienen en común haber integrado en estos sufragios la mesa electoral del Colegio Número 3 de la Circunscripción 34, en la capital provincial.

Ocuparon esa responsabilidad al ser propuestas por los vecinos del área de residencia, en el reparto Plaza. Según los argumentos ofrecidos, son personas íntegras, dinámicas y vinculadas a las elecciones cuando eran niñas, etapa en la que formaron parte de las pioneras y los pioneros que custodiaron las urnas.

Tan pronto Lídice accedió a conversar, esclareció que las tres votaron a los pocos minutos de la apertura del colegio en el que ha actuado como autoridad electoral en los últimos tres comicios desarrollados en el país.

«Siempre he aceptado esta responsabilidad porque confirma que las mujeres cubanas tenemos pleno derecho al voto y a participar en la organización y desarrollo de los sufragios.

«También lo tomo como una obligación de madre joven. Tengo una niña de ocho años y considero que le muestro un ejemplo necesario. Mi padre, fallecido, fue muy patriota y nos inculcó apoyar a la Revolución en todo momento. Recuerdo que me acompañó la primera vez que voté. Estaba muy orgulloso».

La muchacha, trabajadora de la Dirección Provincial de Justicia y jefa del Departamento de Registros Civiles, aseguró que hará lo mismo con su hija cuando llegue la ocasión. Para entonces, añadió, habrá conversado mucho con ella sobre la necesidad de tomarse a pecho las elecciones y dar el sí al más capaz.

A la sonrisa franca de Lilianne, profesora de Recreación Física, siguieron sus recuerdos de las veces que vestida de pionera estuvo a un costado de la urna. «Decir ¡Votó!, tan pronto un elector depositaba la boleta, me emocionaba y me preparó para el futuro. En los tres procesos que he tomado parte como autoridad electoral, he sido secretaria de la mesa».

Cuando se disponía exponer las razones del exitoso desarrollo de los comicios, le solicitaron que hiciera aclaraciones a un elector que lo requería. A modo de despedida con este reportero, puntualizó: «A las 12 del día, el 70 % de los electores registrados en este colegio ya había votado».

Nadie notó que Lilian Méndez Herrera se impuso a ligeras molestias causadas por su gravidez. A fin de cuentas, su condición de futura madre le proporcionó alegría para desempeñarse en tan significativa ocasión. Dijo que más de una vez, tras atender a los votantes, pensó en lo mucho que le valió apreciar la preocupación de su progenitor cada vez que formó parte del Colegio Electoral en Lindero, Sao Arriba, en las cercanías de la ciudad de Holguín.

«Crecí en ese ambiente de apoyo a la Revolución», dijo, dispuesta a resumir el intercambio, pero luego se animó y elogió la alegría manifestada por los jóvenes que votaron desde las primeras horas.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.