ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
Foto: Jose M. Correa

El miembro del Buró Político del Comité Central del Partido y presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo Hernández, dijo que «estamos eligiendo los cimientos del gran edificio que es nuestro socialismo», al ejercer su derecho al voto en el colegio electoral número 2 de Playa.

Para Lazo, «dar el voto por el delegado, es dar el voto por el pueblo, y darlo por el pueblo es darlo por la Revolución, por nuestro futuro», subrayó.

Consideró la transparencia del proceso electoral cubano como uno de sus pilares fundamentales, y destacó que los retos que tienen en Cuba hoy los delegados municipales que salgan electos en estas elecciones generales, son los mismos que tiene el pueblo cubano; «pues ellos son en definitiva representantes de nuestro pueblo».

«Ese gobierno del pueblo se ejerce a través de los Órganos del Poder Popular y el resto de las dependencias que a ellos se subordinan, y los retos son y serán grandes; en un contexto donde el país trabaja fuertemente para darle cumplimiento a los acuerdos del Congreso del Partido», precisó Lazo.

En ese sentido, mencionó como elementos fundamentales la conceptualización del modelo económico y social, los Lineamientos y el Plan de Desarrollo hasta el 2030, en los cuales está la labor que todos los cubanos deben desarrollar para construir el socialismo que nos hemos propuesto: un país soberano, independiente, democrático, socialista, próspero y sostenible. «Ese es nuestro socialismo, y llegar a él es justamente el desafío que tienen los delegados, y el pueblo, con nuestro Partido comunista al frente».

La votación de hoy –destacó– es un hecho de reafirmación para todos los cubanos. Es un derecho que todos tenemos, pero también en un deber que todos debemos cumplir, explicó.

Recordó cuando en el año 1974 comenzaron las experiencias de los Poderes Populares en la provincia de Matanzas, dos años antes de que se crearan en el resto del país; y ratificó que se conservan sus principios, cuidadosamente elaborados por Fidel, con ideas muy profundas dirigidas al papel que en ese sentido tenía el pueblo en el gobierno en nuestro país.

«Entre esos principios planteados por Fidel en primer lugar estaba que el Partido no postulara, un elemento esencial. En segundo lugar no habría propaganda, solamente la biografía de cada uno de los que fuesen propuestos en sus áreas de acción, y tampoco habría dinero para ello, sino que sería un proceso verdaderamente desarrollado por el pueblo. Esos principios se han ido cumpliendo.

«A lo largo de estos años muchas veces el enemigo ha esgrimido que por tener un solo partido no tenemos democracia, pero es un gran error. Este proceso de elecciones, señaló, está dirigido por las masas, por el pueblo».

Particular énfasis hizo Lazo en las palabras de Fidel, cuando en marzo de 1993 dijo en la Asamblea Nacional que la postulación era millonaria y partidista, haciendo referencia a que todo ciudadano tenía derecho a postular y «éramos millones los que postulábamos. Y es así. La esencia de nuestro sistema electoral es que precisamente es el pueblo quien postula, es el pueblo quien elige y es el pueblo el que en un momento determinado puede revocar a los mismos que eligió».

Subrayó además que «cualquier ciudadano, siempre y cuando tenga conocimientos, capacidad, valores, y le sea fiel al pueblo y la revolución socialista, puede ser postulado. Al que le falte alguna de esas condiciones, es difícil que el pueblo lo postule, porque nuestro pueblo es sabio y tiene una alta cultura política, y sabe bien qué es lo que nos conviene como pueblo para nuestro futuro, para poder defender todo lo que la Revolución ha hecho hasta ahora».

Para el miembro del Buró Político y presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, estas elecciones se dan en un momento extraordinario para nuestro país, justamente cuando se cumple el primer aniversario de la desaparición física del principal autor de todo este proceso y de la Revolución cubana: el compañero Fidel. «Y digo física porque Fidel desde el punto de vista moral, humano, jamás desaparecerá de la memoria de ningún ciudadano cubano. Nos estará dirigiendo siempre, pues fue capaz de sembrar la semilla de un árbol que continuará renovándose y no se derribará nunca».

De acuerdo con Lazo, el delegado que elegimos en el día de hoy tiene un papel esencial en todo nuestro sistema político. «Si a alguien habría que ponerle un día como título una medalla es a ese delegado de la circunscripción. Todos deberíamos verlos con respeto, admiración y cooperar con ellos, porque aunque el delegado es elegido por nosotros, cada ciudadano tiene responsabilidad también en lo que haga el delegado. De lo que hablo es que la máxima autoridad en una circunscripción no es el delegado, son los electores, que eligen a ese delegado que los representa. De ahí el principio de la rendición de cuenta», dijo.

De esta última, insistió en que es la asamblea de gobierno en la base, que debe dedicarse a discutir los problemas del barrio. «El delegado que elegimos hoy es quien va a formar la asamblea municipal del gobierno, y esa asamblea tiene todos los poderes en el municipio, es decir el plan de la economía, el presupuesto, las facultades de controlar a través de las comisiones.

«A su vez ese delegado de la base es ya el 50 % de la asamblea provincial y el 50 % de la nacional, que es el máximo órgano de gobierno del país».

Lazo explicó que Cuba está terminando una legislatura con cuatro procesos de rendición de cuenta de los delegados. Entre los despachos y los planteamientos hechos en las asambleas, dijo, se contabilizaron dos millones 200 000 planteamientos de diferentes índoles, desde problemas materiales hasta deficiencias de nuestras instituciones. «Algunos no se pueden resolver porque no tenemos los recursos, pero de estos hasta la semana pasada se habían resuelto 1 millón 900 000, un 85,5 %, y no es cualquier cosa En ello han ayudado mecanismos, como el de analizarlo todo por consejo popular, destinar el 1 % del presupuesto que se recauda a los municipios, así como las diferentes vías por las que estos planteamientos de las personas llegan incluso hasta los ministerios y que deben dar respuesta, y aquellos que incluso, pese a las limitaciones, se incluyen dentro del plan de la economía».

¿Cuánto más podríamos haber hecho con los 125 000 millones de dólares que hemos perdido producto de un bloqueo genocida?, cuestionó Lazo.

Asimismo, subrayó que el perfeccionamiento de los órganos del Poder Popular es hoy una tarea estratégica, donde una de las principales cuestiones es la economía, y el trabajar al máximo para eliminar la corrupción e ilegalidades, subir la productividad, sustituir importaciones, entre otros aspectos.

«Si nuestra revolución tiene un fundamento humano, social, de no dejar a nadie desamparado, todos debemos ayudar a aportar a resolver el problema. La participación de la población en el control popular es vital, y ahí los consejos populares, que están más cerca de la gente, juegan un rol protagónico», precisó Lazo.

«Con estas elecciones no solo estamos eligiendo al mejor, sino que los cubanos debemos tener puesta una vista de qué está pasando en el mundo: guerra, terrorismo, miseria, el enemigo empeñado en eliminar países progresistas, golpes de estado que surgen de los parlamentos y un presidente como Donad Trump totalmente hostil a Cuba.

«Fidel nos enseñó que la principal fortaleza de este pueblo era la valentía, la decisión de lucha y la unidad. Por eso tratan de hacer tantas cosas para desunirnos, y permitirlo sería un grave error, porque ese día, perdemos la batalla. Cuando el enemigo nos ve unidos se frena. La participación de nuestro pueblo hoy, es un mensaje de unidad, de fortaleza y de la decisión de todo nuestro pueblo, de defender el socialismo, la Revolución y de serle eternamente fiel a Fidel, Raúl y los que dieron la vida por el proceso revolucionario. Estamos eligiendo los cimientos del gran edificio que es nuestro socialismo, mantengámoslo firme y el edificio se mantendrá firme y eterno», concluyó Lazo.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.