ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
Armando Sánchez Carmenates, cooperativista de la CPA Mártires de Nicaragua, en Sibanicú. Foto: Miguel Febles Hernández

ESMERALDA, Camagüey.–«Ahora estamos aquí en la recuperación de la comunidad de Palma City, pero el domingo a primera hora estaremos votando en nuestro colegio electoral allá en Sibanicú. Puede estar seguro que las dos tareas van a salir bien».

Armando Sánchez Carmenates está al frente de una pequeña «tropa» de doce campesinos de las cooperativas Mártires de Nicaragua y 21 de Septiembre, que desde hace dos meses permanece en estas tierras rojas para ayudar en lo que haga falta.

«A los tres días de pasar Irma, recuerda, se solicitó nuestro apoyo y desde entonces no hemos dejado de trabajar: primero limpiamos las comunidades, luego pelamos madera para las viviendas y ahora estamos a punto de concluir una casa completa».

Lo dice con sano orgullo, porque se sabe protagonista de una colosal obra humanitaria en una zona en la que el huracán arrasó con casi todas las viviendas y las pocas que lograron quedar en pie sufrieron serios daños en su estructura.

«Somos cubanos, comenta, y los cubanos siempre hemos sido solidarios, máxime si se trata, como en este caso, de ayudar a cientos de familias campesinas que lo perdieron todo y quedaron prácticamente a la intemperie».

Una vez concluida la vivienda comprometida, a la que apenas le restan algunos detalles, Armando y sus compañeros de brigada retornarán a Sibanicú, distante a más de cien kilómetros de Palma City, para participar en la jornada electoral.

«Aunque estamos lejos de nuestros hogares, asegura, sé que allá todo está listo para la votación. Los candidatos de mi barrio son gente buena y con experiencia de trabajo directo con el pueblo. Lo único que me falta es, el domingo, decidirme por uno de los dos».     

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.