ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
Los miembros de la Comisión Electoral Nacional juraron ayer cumplir con ética y transparencia sus funciones. Foto: Jose M. Correa

«Que nuestro pueblo elija a quienes puedan representarnos de la mejor manera, a los de mayores condiciones, a los más responsables y comprometidos, a los que sean capaces de asumir la dirección de la Revolución y el desarrollo del país».

Ese es, a juicio de Alina Balseiro Gutiérrez, presidenta de la Comisión Electoral Nacional (CEN), el mayor reto del proceso eleccionario al cual se ha convocado recientemente y para el que se han creado todas las condiciones.

En pocas palabras resume el empeño de la comisión temporal designada con anterioridad, junto a los grupos de trabajo en las provincias y municipios: han laborado en la identificación de las autoridades electorales, su capacitación, el aseguramiento de la base material, los locales, las urnas…

Reitera que el programa de trabajo es bien intenso. «Ahora estamos constituyendo todas las comisiones. Este viernes corresponde la creación de la Comisión Especial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el próximo 19 se constituirán las provinciales, el 20 las municipales y del 26 al 30 de junio las de circunscripción. A ello le sigue un periodo de capacitación constante, de designación de las autoridades. Los meses de julio y agosto son de consolidación y del 4 al 30 de septiembre tendrá lugar la nominación de candidatos a delegados a las asambleas municipales.

Estas elecciones, acota, se distinguen no solo por el contexto de cambios y actualización en que se desarrollan, sino por la preparación de los electores, las autoridades y el proceso en su conjunto.

Dirigir, organizar y validar este proceso entraña una alta responsabilidad, agrega María Esther Bacallao Martínez, secretaria de la CEN, sobre todo porque debemos garantizar su legalidad y cumplir y hacer cumplir lo que la ley establece.

Coincide en que la ética y la transparencia en las informaciones representarán, como siempre, a estas elecciones generales, compuestas por dos etapas.

En la primera, recapitula, se eligen, por el término de dos años y medio, a los delegados a las asambleas municipales del Poder Popular; y en la segunda, por un plazo de cinco años, a los delegados a las asambleas provinciales y los diputados a la Asamblea Nacional. Subraya que estos delegados provinciales y diputados, hasta el 50 %, son delegados de base, o sea, de esos primeros que elegimos en la etapa inicial.

De ahí la trascendencia, en su opinión, de ese proceso primero de nominación de candidatos, el más importante y complejo pues constituye la base de la democracia en nuestro país.

Es, al decir del vicepresidente de la CEN, Tomás Amarán Díaz, la base de nuestro sistema y de las estructuras de Gobierno. Es donde el pueblo asiste de forma directa, cual manifestación genuina de participación ciudadana.

Y también en esta oportunidad la Comisión se renueva con integrantes que asumen por primera vez dicha responsabilidad. La vocal Cecilia Valdés Milián es de las novatas, aunque ha estado vinculada de algún modo a estos asuntos pues fue diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular y presidió la Comisión Permanente de Atención a los Servicios.

«Asumir este compromiso es un desafío muy grande porque se trata de elecciones que se han definido, desde ya, como históricas.

«Soy de las convencidas de que primará, otra vez, la unidad, la fuerza del pueblo, la asistencia masiva a las urnas, el hacerlo consciente», sentencia.

Al igual que yo, reconoce, hay muchas autoridades electorales en todo el país que ocupan por primera vez esos puestos.

Participan muchos jóvenes, hay una mayor representación de mujeres. Toda nuestra heterogeneidad social se ve reflejada: profesionales, obreros, estudiantes, trabajadores del sector no estatal…

Y Cecilia habla de otro reto: asumir este proceso sin la presencia  física de Fidel, solo física, recalca, porque estarán su guía, sus ideas, su legado, todo lo que nos enseñó.

Por estos días los miembros de la Comisión, dice, «hemos vuelto a leer sus discursos, en los cuales quedaron plasmadas las diferencias de nuestro sistema electoral, su superioridad. Y también hemos vuelto a Martí, a todo cuanto dijo sobre ser diputado, ser representante del pueblo. Esa doctrina, esa manera de ver la participación ciudadana en estos procesos, nos debe acompañar».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.