ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Nicolás Maduro se jugó el todo por el todo. «Llueve, truene o relampaguee, habrá Asamblea Nacional Constituyente», dijo el presidente venezolano. Y así fue.

El 30 de julio del 2017 se inscribe como una fecha histórica no solo para la revolución bolivariana, que triunfó hace menos de dos décadas, sino para la nación que acumula más de 200 años de luchas por su independencia y autodeterminación.
La jornada del domingo pasado nos deja varias lecciones para entender el complejo escenario que enfrenta el país y la posible evolución de los acontecimientos:

1. Venezuela tiene Constituyente. A pesar del boicot declarado por la derecha y las maniobras internacionales en su contra, el respaldo de más de ocho millones de venezolanos en las urnas dota de legitimidad al mecanismo constitucional activado por el gobierno bolivariano. La apuesta de la oposición fue evitar la Constituyente por todos los medios y fracasaron. Ahora corren el riesgo de quedar al margen de la Asamblea que dará forma al futuro del país, aunque pocos dudan de que algún tipo de diálogo resulta imprescindible para retomar el camino de la paz.

2. Los comicios se dieron en relativa calma. La cifra de personas fallecidas durante la jornada del domingo varía de acuerdo con la fuente que se utilice.

La mayoría habla de al menos diez muertos. Pero, tras más de un centenar de víctimas en los meses pasados, algunos de ellos quemados vivos por la oposición, el saldo de la elección de la Constituyente estuvo lejos del «baño de sangre» que pronosticaban algunos analistas internacionales.

3. Las Fuerzas Armadas están comprometidas con el orden constitucional. El plan activado para preservar la integridad de los centros de votación, en el que se desplegaron más de 230 000 efectivos, así como las medidas extraordinarias tomadas por las autoridades, fueron clave para garantizar el ejercicio democrático de los venezolanos. Además, constituye una muestra de que, a diferencia del pasado, las actuales Fuerzas Armadas Bolivarianas de Venezuela están apegadas al orden constitucional y son los principales garantes de la estabilidad del país.

4. La derecha tiene menos fuerza de la que aparentaba. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), principal instigadora de la violencia, prometió hacer la «madre de todas las protestas» para evitar la Constituyente. El bajo poder de convocatoria mostrado los días previos a los comicios y la impotencia de sus dirigentes ante la demostración popular del domingo, son prueba de que sobrestimaron sus fuerzas.  

5. Los grandes medios de información se quedaron sin noticia. Venezuela era, hasta el domingo, uno de los temas más abordados en la agenda mediática internacional. Cientos de periodistas de las cadenas más importantes están presentes en el país sudamericano. Sin embargo, cuando la realidad fue distinta a la cobertura que tenían preparada (una batalla campal y el inicio de la guerra civil), hicieron un silencio revelador. Se dedicaron a reportar temas tangenciales y prácticamente ninguno ha hecho, hasta ahora, un balance de lo que fue la votación masiva de ocho millones de venezolanos que tuvieron que cruzar ríos o pasar la noche en vela para poder ejercer su derecho en las urnas.

6. La participación superó las expectativas. En medio de la polarización del país y la inestabilidad provocada por la derecha, el número de venezolanos que salieron a votar el domingo no estaba en los planes de la oposición o sus auspiciadores internacionales. Incluso las autoridades bolivarianas reconocieron que la cifra fue una grata sorpresa. Para tener un punto de comparación, los más de ocho millones de votos del domingo superan los 7,7 millones que obtuvo la MUD en las elecciones legislativas que le dieron el control de la Asamblea Nacional en el 2015.

7. Hay una estrategia concertada para desconocer el proceso democrático en Venezuela. Estados Unidos, España y varias naciones latinoamericanas entre las que se encuentran México, Colombia, Argentina, Paraguay, Guatemala y Panamá, ni siquiera esperaron a ver el resultado de los comicios para pronunciarse en contra y desconocer a la nueva Constituyente.

8. Estados Unidos trabaja activamente para desestabilizar Venezuela. Antes de los comicios, Washington sancionó a 13 funcionarios bolivarianos con el objetivo de amedrentar al gobierno de cara a la celebración de la Constituyente. Tras conocer los resultados, puso en marcha otra ronda de medidas que incluye al presidente Nicolás Maduro. Algunos medios estadounidenses especulan sobre posibles sanciones al sector petrolero venezolano, que ha estado en la mira de la Casa Blanca desde un inicio.

9. Un grupo importante de ciudadanos le dio otro voto de confianza al chavismo. En medio de la guerra económica, el bajón en los precios internacionales del petróleo y la desestabilización interna, el respaldo popular recibido demuestra hasta donde calaron en el pueblo venezolano las transformaciones iniciadas por Hugo Chávez. Es difícil pensar en otro gobierno de la historia venezolana que hubiese resistido una arremetida similar.

10. La Constituyente no puede resolver por sí sola problemas de fondo como la crisis económica, la inflación, el desabastecimiento y la violencia. Sin embargo, los poderes constitucionales de los que está investida constituyen una plataforma para llamar a dialogar a los distintos actores de la vida política y social del país, hacer justicia ante los crímenes cometidos por los sectores violentos y poner al país una vez más en la senda del progreso y la paz.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Jose dijo:

1

2 de agosto de 2017

06:31:06


el futuro es dificil para Venezuela. hay muchos intereses en juego y muchos de ellos solo se basan en el ansia de poder. Ojalá la cordura prime. Pero como pinta la cosa...

Hortencia dijo:

2

2 de agosto de 2017

09:11:09


Quienes son los colectivos?, se ven diambular en motos,armados y disparando a la poblacion y no se les capturan.

Daylin dijo:

3

2 de agosto de 2017

11:55:31


Es verdad k el futuro es dificil pero siempre y cuando haya en este mundo personas k tengan deseos de luchar por la justicia paz y trankilidad del mundo venceremos eestos momentos Venezuela vencio y seguira venciendo mientras cada dia k pase las personas k esten con la oposicion se dencuenta k es muy tristes un futuro de violencia para los pequeños k vienen creciendo en casa por eso adelante Venezuela y todos los paises del mundo y k dios siempre ponga su mano la mas poderosa para todos nosotros en esta tierra

maguero dijo:

4

3 de agosto de 2017

08:13:33


No entiendo la posicion de las Fuerzas Armadas y el gobierno , vemos a los opositores matar , agredir a las personas y no se les captura . Van a seguir permitiendo que esten en las calle agrediendo al pueblo?

María Victoria Valdés Rodda dijo:

5

3 de agosto de 2017

20:47:40


Sergio Alejandro: He leído ya varios textos sobre este tema y debo decirle que el suyo es muy esclarecedor, concreto y perspectivo sin dejar de ser objetivo en el presente. Le agradezco colega. Un saludo fraternal. Gracias Granma.