ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Ronald Suárez Rivas

Mientras los campesinos porfían en el surco y los consumidores sudan lo propio en el mercado, la agricultura cubana sigue buscando alternativas para un sueño esquivo: desbordar la mesa. Los tropiezos llegan por la sequía, problemas de combustibles y recursos tecnológicos o por la falta de fluidez de algunas de las fórmulas económicas aplicadas.

Las producciones han evolucionado de manera irregular en estos años, aunque es uno de los primeros sectores que introdujo medidas con el actual proceso de Actualización del modelo económico. En el 2008 se inició, de forma masiva, la entrega en usufructo de tierras agrícolas ociosas, mediante el Decreto ley 259, perfeccionado cuatro años después con el Decreto ley 300. Otras medidas se sumarían para fortalecer las unidades básicas de producción cooperativa (UBPC) y al resto de las cooperativas, y para conseguir una relación comercial más fluida entre los productores y los mercados agropecuarios y con el turismo.

Ocho años después, sin embargo, el sector agropecuario todavía avanza débilmente. Importantes cosechas han promediado un discreto crecimiento, si se comparan los resultados del 2016 con las cifras del 2008.

A juzgar por datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), las viandas aumentaron un 22 % en ese periodo y el arroz, un 18 %. Entre un 2 y un 3 % de avance como promedio anual. Mejor le fue a los frijoles, con un incremento del 40 % al término de esos ocho años. Y sin mucho entusiasmo a las hortalizas, que en el 2016 se mantuvieron en el mismo rango del inicio.

La ampliación a partir de ahora del área entregada a los productores, y de los plazos de usufructo de las tierras que estaban ociosas –hasta 20 años, prorrogables, para personas naturales, y tiempo indefinido para personas jurídicas– se suma a otras modificaciones de esa legislación, y pueden favorecer líneas como la ganadería y el uso más eficaz de cada rincón fértil. Pero no es suficiente.

Desde los inicios de esa política hasta la fecha, las autoridades han redistribuido casi dos millones de hectáreas (1 917 000) que permanecían improductivas, literalmente olvidadas, o con muy bajo nivel de explotación en manos de empresas estatales. Esa cantidad representa alrededor del 31 % de la superficie agrícola del país. Ahora permanecen ociosas cerca de 894 000 hectáreas, pero solo 300 000 están disponibles para personas naturales, que han recibido ya el grueso de las tierras previamente distribuidas: 1 733 000 hectáreas.

De acuerdo con las propias declaraciones del director de Suelos y Control de la Tierra, Eddy Soca Baldoquín, las áreas pendientes no son atractivas: «se encuentran, por lo general, alejadas de los asentamientos poblacionales y de las comunidades agrícolas, carecen de agua y de vías de comunicación y presentan alta infestación de marabú».

Sin renunciar a poner cada surco en manos de quien esté dispuesto a producir para la sociedad, uno de los desafíos es que esas manos sean primero las de los productores mejor probados. Es la manera de crear condiciones para emprender entonces otro desafío mayor: reorientar hacia las producciones agropecuarias, y aprovechar con eficiencia, las inversiones financieras y tecnológicas que necesita cualquier economía contemporánea.

La agricultura con bueyes, digna como sobrevivencia única en el llamado Periodo Especial, permitió a la nación cubana bogar cuando desapareció el resto de las alternativas. Pero ahora el país perfila poco a poco una estrategia de inversiones, extranjeras y nacionales, para sectores que requieren, a su vez, del suministro agropecuario. Desde la industria alimentaria y el turismo, entre otros, llegan señales que se suman a la tradicional demanda de alimentos.

La agricultura intensiva, con respeto a patrones de sostenibilidad ambiental, es una exigencia del desarrollo. Para levantar con paso sólido sus rendimientos e indicadores, estos productores requieren de inversiones en sistemas de riego, tractores, cosechadoras, fertilizantes y otros múltiples equipos, además de las políticas ya iniciadas para dinamizar la producción de alimentos y los nexos con el resto de la economía mediante los mercados agropecuarios. Algunos cultivos ya lo demuestran en Cuba.

De la necesidad de invertir, sembrar y levantar con más vigor esas producciones, habla cada año el gasto cubano de cerca de 2 000 millones de dólares para importar arroz, pollo y otros alimentos que no logra aunque puede producir el país.

La clave es que cada paso garantice luego que esos recursos fluyan hacia los surcos cubanos de altos rendimientos.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Orestes Oviedo dijo:

1

29 de agosto de 2017

12:14:17


En el articulo se plantea: Ocho años después, sin embargo, el sector agropecuario todavía avanza débilmente. Importantes cosechas han promediado un DISCRETO CRECIMIENTO, si se comparan LOS RESULTADOS DEL 2016 CON LAS CIFRAS DEL 2008. A juzgar por datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), las viandas aumentaron un 22 % en ese periodo y el arroz, un 18 %. Entre un 2 y un 3 % de avance como promedio anual. Mejor le fue a los frijoles, con un incremento del 40 % al término de esos ocho años. Y sin mucho entusiasmo a las hortalizas, que en el 2016 se mantuvieron en el mismo rango del inicio. En el artículo se plantea un DISCRETO CRECIMIENTO si se comparan LOS RESULTADOS DEL 2016 CON LAS CIFRAS DEL 2008, fundamentado en los POR CIENTOS DE CRECIMIENTO, que es una medida relativa, sin ofrecer la base de calculo, porque no es lo mismo el 22% DE 10 QUE DE 1000.. La fuente de la información es de Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI, pero LAS CIFRAS ABSOLUTAS para emitir el criterio no aparecen el en articulo,, dejando a LA IMAGINACIÓN POPULAR la determinación del discreto crecimiento ¿Cual es la CIFRA ABSOLUTA DEL DISCRETO CRECIMIENTO planteada en el articulo? Tampoco se informa los crecimientos con los VALORES ABSOLUTOS de los producto seleccionados por AÑOS desde el 2008 hasta el 2016, es decir LA SERIE CRONOLOGICA de los incremento de los productos, para no dejar a la imaginación popular la determinación de la realidad., por tanto, el articulo MERECE EL BENEFICIO DE LA DUDA. LA VERDAD si no es ENTERA, se convierte en ALIADA DE LO FALSO Francisco Javier Sádaba Garay filósofo español. Se puede PECAR contra LA VERDAD lo mismo por OMISIONES CALCULADAS como por INFORMACIONES INEXACTAS Papa PABLO VI No solo es TRAIDOR a la verdad quien DICE LO FALSO en vez de lo VERDADERO; sino quien no dice LIBREMENTE LA VERDAD que debe ser proclamada, o no DEFIENDE LA VERDAD que reclama DEFENSA. San Bernardino predicador italiano, un misionero franciscano y un Santo cristiano. En el libro REVOLUCIÓN, SOCIALISMO, PERIODISMO La prensa y los periodistas cubanos ante el siglo XXI Julio García . EL HEREJE, herejía es decir la VERDAD DESNUDA Y DESCARNADA expreso. .... la generalidad de los autores más serios apuestan en nuestro tiempo por una prensa impresa de PROFUNDIDAD, INTERPRETATIVA E INVESTIGATIVA, que se meta a fondo en los problemas y ROMPA EL CIRCULO VICIOSO DE LA BANALIDAD, EL MERCANTILISMO Y LA MANIPULACIÓN GROSERA. Pag 30 Lo primero es esto: si bien nunca en ningún lugar todo puede ser dicho, LA VERDAD NO ADMITE SER ADMINISTRADA, MANEJADA O ACICALADA; necesitamos LA VERDAD, sea DULCE O AMARGA. La verdad es el RESPETO AL PUEBLO, a su conciencia, a su LEALTAD probada, a su CAPACIDAD DE RAZONAR. LA VERDAD ES SIEMPRE REVOLUCIONARIA.. pag 115 LA PRENSA CALLA, ha dicho Martí, CUANDO EL ENEMIGO ESTA DELANTE. Creo con todo respeto que a eso que llamamos BUROCRACIA le ha gustado la tarea de administrar SIN EL PAPEL FISCALIZADOR DE LA PRENSA, y por tanto nunca ha decursado un tiempo favorable a que la prensa ejerza el papel que le asignaron los clásicos. Desde luego, una prensa MUDA, INOPERANTE, ACRÍTICA FAVORECE MAS AL ENEMIGO que a nuestras posiciones pag 136 EL PERIODISTA CUBANO MAS ERUDITO DE TODOS LOS TIEMPOS expreso: …. Las OSCURIDADES DE LA MENTE entorpecen las palabras, que salen turbias y desmayadas de los labios. Es preciso CREER FIRMEMENTE en aquello que nos EMPEÑAMOS que OTROS CREAN. O. C. Tomo 14 pag 443 No se ha de HABLAR SIN IDEAS, y por el mero gusto de LUCIR EL TALLE, como la COQUETA Y LA MERETRIZ; sino como quien pone en ORDEN LAS PIEDRAS de CANTERÍA. O. C. Tomo 12 pag 55 LA PALABRA para no caer en DESCRÉDITO, ha de conservar SU MAJESTAD, como conserva su HONRA LA MUJER O. C. Tomo 13 pag 361 Se considera LÍCITO el mirar por si; pero CRIMINAL el querer forzar LA OPINIÓN PUBLICA O. C. Tomo 11 pag 466 Saludos cordiales Oviedo