ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El librista Alejandro Valdés (debajo), en uno de sus combates eliminatorios del Granma-Cerro Pelado. Foto: Ariel Cecilio Lemus Foto: Ariel Cecilio Lemus

«Siempre hemos sido bien recibidos en Cuba. Tenemos en el torneo Granma-Cerro Pelado al mayor grupo de luchadores visitantes, entre quienes se cuentan varios integrantes de las preselecciones olímpicas».

Así se expresó Wayne Boyd al valorar para Granma las excelentes relaciones existentes entre la Federación estadounidense de este deporte y su similar cubana. «Trajimos a 35 atletas, además de una decena de entrenadores y dirigentes», explicó Boyd, quien viene al frente de la comitiva norteamericana, satisfecho en su séptima visita personal a la Isla.

El buen trato es recíproco, teniendo en cuenta que los nuestros ya compitieron en Nueva York. La escuadra norteña, perteneciente a uno de los clubes más connotados de su país, ha establecido un mano a mano con los anfitriones en el estilo libre del torneo capitalino, toda vez que presentaron a 23 gladiadores, por 18 los anfitriones.

A excepción del experimentado Yowlys Bonne (61 kg), con molestias en una rodilla, la preselección nacional en pleno saca provecho de este Granma-Cerro Pelado, animado también por libristas de México, República Dominicana, Canadá y Honduras.

Como muestra de la calidad de los estadounidenses, digamos que el estelar Franklin Marén, tras salir con ventaja ante Lavón Mays (70 kg), fue vencido por pegada, aunque continuó en competencia. Por los locales, agradaron los triunfos en las eliminatorias de Alejandro Valdés (65 kg) sobre Andy Simón, por superioridad técnica; el éxito por decisión de Geandry Garzón (74) a costa de Dan Vallimont, y el triunfo de Yunieski Torrealba (86) sobre Patrick Downey, los tres derrotados pertenecientes al equipo de Estados Unidos.

Hoy a las 2:00 p.m. se discutirán las medallas en las divisiones de 57 kg, 61, 65, 70, 74, 86, 97 y 125, en la última jornada del evento.

Aun cuando el certamen de casa ha contado con menor participación de contendientes extranjeros en comparación con ediciones precedentes, se han visto pleitos con una fuerte rivalidad, como el protagonizado por Javier Duménigo y Luis A. Orta en la disputa del oro en los 60 kg de la grecorromana.

Orta, Atleta del Año 2018 en Cuba, regresó recientemente de competir en la Bundesliga y explicó que allí no halló mayores diferencias al asumir los combates. Apuntó que esa experiencia internacional le aportó mucho en el autocontrol dentro del colchón, para evitar desesperarse en las acciones. Alejandro Valdés y Oscar Pino (130, greco), ganador en el Granma-Cerro Pelado, igualmente pasaron por la liga alemana.

En la libre femenina, solo la mexicana Karla Acosta (53 kg) ganó la presea dorada en la Ciudad Deportiva, pues en el resto de las categorías reinaron jóvenes del patio.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Javier dijo:

1

22 de febrero de 2019

07:52:42


Garzón, todavía está luchando?