ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Idalys Ortiz y Arlenis Sierra propiciaron dos grandes satisfacciones a finales de 2018. Fotos: Ricardo López Hevia y Marcelino Vázquez

Dos deportistas trajeron, en el último mes del año, satisfacciones que se agregaron a las propiciadas por muchas otras durante el 2018.

No pretendo un análisis pormenorizado sobre la participación de ellas en los distintos eventos del pasado año, solo reseñar que, a mediados de diciembre conocimos del lugar cimero del ranking al que accedió la multilaureada judoca Idalys Ortiz. Después supimos que la ciclista Arlenis Sierra ocupó el puesto 12 en el listado élite individual de la Unión Internacional de este deporte.

Ortiz acumuló 6 390 puntos en la nómina del orbe correspondiente a la división de más de 78 kilogramos; en tanto Sierra acopió 968 unidades válidas para ubicarla entre la docena líder del planeta, en una larga relación compuesta por cientos de pedalistas. La cubana reclamó su sitio entre mujeres de países de alto rigor competitivo como Estados Unidos, Holanda, Polonia y Australia, ocupantes de los escaños cimeros en la mencionada lista.

Fueron dos hitos de fin de año. Sin embargo, no estuviera completa esta breve nota si no afirmara que, junto a estas jóvenes de hoy, destacadas entre los Mejores Atletas de 2018 en Cuba, muchas otras con trayectorias exitosas en distintas etapas mostraron cuánto pueden, y en qué medida son valoradas las mujeres en nuestro país.

Recordando un poco a vuelo de pájaro, viene a la mente el relevo 4x100 ganador de medalla de plata en los Juegos Olímpicos de México 1968, integrado por Miguelina Cobián, Violeta Quesada, Fulgencia Romay y Marlene Elejalde. También merece honores la primera presea dorada de Latinoamérica en la jabalina de Moscú 1980, lanzada por María Caridad Colón.

No se olvida la actuación de Ana Fidelia Quirot, quien después del accidente doméstico en el que sufrió quemaduras en el 38 % de su cuerpo, a finales de ese propio año de 1993 conquistó una presea plateada en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Ponce.

Sería interminable el apunte de nombres entre los que se precisa citar a las varias generaciones de muchachas integrantes de los equipos nacionales de voleibol, quienes tras el oro del Mundial de 1978 desataron una carrera ascendente hasta convertirse en tricampeonas olímpicas de manera consecutiva en Barcelona 1992, Atlanta 1996 y Sydney 2000, además de agregar otras estafetas doradas en las citas del orbe de 1994 y 1998. Mireya Luis y Regla Torres, la mejor jugadora del siglo XX, estuvieron entre las artífices de esos galardones.

Ha sido una ruta recorrida con esfuerzo diario. Por ello no asombra que en la reciente selección de los Mejores Atletas de 2018 apareciera una cifra importante de mujeres. Desde la discóbola Yaimé Pérez, como la más destacada, hasta Lianna Montero (bronce), ganadora de la primera medalla de Cuba en un Mundial de lucha, éxito catalogado como el acontecimiento más relevante del deporte local en el 2018.

Igualmente es menester recordar que el hockey sobre césped, con sus triunfos en los Centrocaribes de Barranquilla como lauros esenciales, elevó a la categoría de sobresaliente a su jugadora Sunaylys Nikle, sin olvidar la inclusión entre las diez mejores a la ciclista Marlies Mejías y a la heptalonista Yorgelis Rodríguez.

Cerró el 2018, nos trajo buenas noticias en sus días finales, mejores aún como estímulo para comenzar este 2019. Buen cierre, mejor apertura de cara a los retos inminentes, ese es el legado de nuestras herederas de Mariana Grajales.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.