ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Osley Iglesias (derecha) es uno de los jóvenes boxeadores de mayor perspectiva en la preselección nacional. Foto: Ariel Cecilio Lemus

Una de los jóvenes dentro de la escuadra Domadores de Cuba es el matancero Osley Iglesias Estrada (75 kilogramos). Se trata de un boxeador de 20 abriles y natural del municipio Jovellanos, quien en los últimos años ha logrado consolidar sus resultados a nivel nacional, a pesar de no ser la principal carta de Cuba en esa división.

No obstante, Iglesias ha sido paciente y mientras le llegó la oportunidad para representar a su país en un evento importante como la gran final de la VIII Serie Mundial de Boxeo, se dedicó en los últimos dos años a perfeccionar su estilo boxístico y elevar su preparación física.

Ante la baja forma deportiva del estelar Arlen López le toca al peso mediano yumurino asumir en esa categoría divisional cuando los Domadores enfrenten por la corona del certamen a los Astaná Arlans de Kazajstán, los días 26 y 28 de septiembre, con China como nación sede. 

-¿Cómo asumes representar a Cuba cuando no lo esperabas?

-Fue algo que me sorprendió, para decir verdad no lo esperaba. Los profesores decidieron confiar en mí porque he mantenido resultados estables y soy disciplinado con mis entrenamientos. Ahora tengo que aprovechar esta oportunidad que la vida me da. Al recibir la noticia quedé un poco golpeado, no se cómo decirlo, yo no me lo esperaba. Pero enseguida le puse más énfasis a mi preparación porque esta es la oportunidad que estaba esperando.

«Los kazajos son excelentes boxeadores, a mi me toca chocar con Abiljan Amankul, subcampeón mundial del 2017. Se puede ganar y se puede perder, eso está claro, lo que no puedo dejar de hacer es brindar un buen espectáculo, salir desde el primer asalto y llevar la iniciativa. Yo voy por la victoria.

«El entrenamiento de las semanas finales antes de la disputa por el título de la Serie Mundial de Boxeo ha sido muy fructífero. El equipo está motivado, eso se puede apreciar a simple vista, tenemos hambre de victoria, tanto los más jóvenes como los púgiles de mayor experiencia. Acá no se piensa en las dos derrotas que sufrimos frente a los Astaná Arlans en los años 2015 y 2017».

-¿Existe presión en ti y dentro del equipo por la victoria?

-No creo que tenga mucha presión, porque he seguido entrenando durante todo el año, incluso, cuando salí de vacaciones hacia Matanzas no abandoné mis rutinas de trabajo. Yo creo que cuando un boxeador entrena bien y se sacrifica para conseguir un gran resultado las cosas le tienen que salir bien la mayoría de las veces, ese es el fruto por la entrega.

«Los Domadores de Cuba estamos acostumbrados al éxito. Siempre nos ponemos expectativas bien altas cuando competimos internacionalmente. La presión clásica, esa que se comenta acá, no existe, porque nuestros entrenadores saben cómo conducir las jornadas de preparación, conocen los procesos para motivar al atleta, así como llevarlo a su mejor forma deportiva en el momento más importante dentro del calendario competitivo.

-¿Qué opinión te merece Arlen López?

-Arlen es un gran boxeador, con un talento especial, no por gusto ha sido campeón olímpico y mundial. Ahora no pasa por un buen momento deportivo, eso les puede pasar a muchos atletas, el deporte es así. Pelear contra él siempre ha sido un gran reto, no tenemos el mismo estilo de combate, pero cuando subimos al cuadrilátero cada uno va con todo por la victoria, por eso nuestros duelos son muy atractivos.

-¿Cómo te defines como boxeador?

-Soy muy rápido de piernas y manos, a pesar que esta es una división donde existen adversarios con una gran pegada. A mi me gusta el boxeo desde la media y larga distancias, pues una buena parte de los rivales en 75 kilogramos son hombres lentos y fuertes, entonces para tomar ventaja exploto la velocidad, así les puedo conectar rápido y me alejo de su zona de ataque, aunque yo no tengo esa gran fuerza con mis puños.

«Las manos siempre las llevo adelante, casi nunca las bajo, porque soy bastante alto e inclino el cuerpo hacia atrás. Así consigo buenos golpes sin sufrir mucho desgaste sobre el ring, de ahí que los conocedores del boxeo observan que entro a los asaltos finales con buen ritmo de combate este o no llevando la victoria.

-¿Por tu estatura pasarías en un futuro a los 81 kilogramos?

-Es cierto que tengo buena estatura, pero por ahora no está entre mis objetivos moverme de la división, en la misma me siento muy cómodo peleando, ya que no se me dificulta hacer el peso. Como tengo 20 años puede ser que de aquí a algunos años me mueva hacia los 81 kg, pero eso ahora no sucederá, tengo que ganarme el puesto de primera figura en los 75 kg.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.