ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El tunero Yuniesky Larduet fue el líder en toques de sacrificio en la 57 Serie Nacional, con 19. Foto: Ricardo López Hevia

En fecha tan lejana como el verano de 1872, a un jugador llamado Tommy Barlow, del equipo Brooklyn Atlantics, se le ocurrió tratar de apuntarse un jit sin hacer un swing completo. Barlow –quien también es acreditado lamentablemente como el primer pelotero fallecido a consecuencia del consumo de drogas–, fue sin quererlo el inventor del toque de bola.

Mucho se escribe y se habla, a favor y en contra, sobre la importancia del toque desde el punto de vista estratégico. Nacido en la época de la llamada «bola muerta» (cuando todavía no aparecían los centros de corcho o caucho) su utilidad como factor para llegar a la primera base era indiscutible.

Pero los tiempos cambian, hoy es cuestionado por muchos especialistas y estadísticos, particularmente los devotos de la nueva ciencia llamada Sabermetría, quienes argumentan que el toque, específicamente el de sacrificio, no tiene gran utilidad en el béisbol moderno, con pelotas cada vez más vivas (Mizuno 100 y 150, Rawlings, etc) y peloteros fuertes, mejor preparados.

Lo anterior explica el aumento de la cantidad de cuadrangulares en la mayoría de las ligas y la disminución de sacrificios, al extremo de que en los últimos dos años el promedio de toques por juego en las Grandes Ligas ha sido de 0,20 y 0,37.

Uno de los sabermétricos más conocidos, Thomas Tango, realizó una serie de mediciones en situaciones diversas, por ejemplo: con corredor en la inicial, o con hombres en la inicial y la intermedia, ambos sin outs. Al final llegó a las siguientes conclusiones:

1) El toque de bola no mejora considerablemente las expectativas de anotar carreras de un equipo y, en muchos casos, las reduce.

2) Mientras mayor es la posibilidad de marcar carreras, más valiosos son los outs y, por tanto, más razones para no tocar.

3) Las expectativas de conseguir una victoria tampoco mejoran sustancialmente cuando se decide tocar.

4)  Nunca toque cuando su mejor bateador está en el home.

 EN CUBA TOCAMOS MÁS, MUCHAS VECES MAL

Nuestro béisbol muestra características algo diferentes. Ya no tenemos bateadores de gran fuerza. Los Kindelán, Junco, Linares, Muñoz y Romelio, todos con 370 o más cuadrangulares, no abundan hoy, aunque existen figuras como Lázaro Cedeño, Guillermo Avilés, Osvaldo Vázquez y Rafael Viñales, entre otros, que prometen convertirse en jonroneros consuetudinarios.

En la fase inicial de la 57 Serie Nacional hubo equipos como Isla de la Juventud y Pinar del Río con solo nueve y 17 cuadrangulares, respectivamente. Más de un mentor se ve obligado a poner en práctica el llamado «juego chiquito» y, por consiguiente, el promedio de toques de bola por juego fue de 1,01, con 454 en 460 partidos, casi a uno por desafío.

No consideren todo lo antes expuesto como una diatriba in extremis al toque de bola. El problema radica en cuándo se toca. Todos los especialistas coinciden en que sacrificar a un bateador es plausible si el juego está cerrado y ya en las postrimerías, en el último tercio. Pero hacerlo desde temprano es una mala táctica. Los innings solo tienen tres outs y regalar uno es en la mayoría de los casos fatal.

Hemos visto en ocasiones situaciones como la siguiente: el primer bateador de un desafío conecta un doblete al jardín central. Llega el segundo hombre de la tanda –presumiblemente un pelotero con suficiente tacto para conectar un jit–, sin embargo, fue mandado a tocar para llevar al corredor a tercera. Aquí se impone recordar una estadística conocida: hay mayores posibilidades de anotar una carrera con un hombre en segunda sin out, que desde la antesala con uno. Conclusión: los dos restantes bateadores fallaron y la entrada terminó en cero. El out regalado con el toque fue un factor determinante.

Por jugadas como esa es que muchos especialistas le han declarado la guerra al toque de sacrificio, especialmente cuando se hizo oficial la regla 6:10 creando al designado que batea en lugar del lanzador, reforzando las alineaciones de los equipos y aumentando la ofensiva.

Sin embargo, dos de las más importantes ligas del mundo, la Americana (Estados Unidos) y la del Pacífico (Japón) no aceptaron al bateador designado, y, por consiguiente, los lanzadores continúan teniendo turnos al bate en los partidos, aumentando la posibilidad de un toque de sacrificio.

La oportunidad de avanzar a un corredor a una posición anotadora seguirá siendo una estrategia válida en el béisbol, siempre y cuando se utilice adecuadamente, en las postrimerías de los juegos y con hombres capaces de ejecutarla con eficiencia. Pueden estar tranquilos los partidarios del «juego chiquito». El invento de Tommy Barlow, próximo a cumplir 146 años, prevalecerá por tiempo indefinido.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

jose dijo:

1

2 de marzo de 2018

03:55:46


Dice un refrán que los tiempos cambian, también hay que tener en cuanta el equipo que estemos analizando ¿se entendería tocar la bola con aquellos equipos cuba de los 80? pues no, es mas estoy seguro que la mayoría ni sabría, no saben los de ahora, a mi juicio el béisbol empezó a degenerar cuando desde altas direcciones y no hablo solo de cuba se privilegio al bateo sobre el pitcheo, box mas bajo, bate de aluminio, bola mas viva y bateador designado, eso provoco entre otras cosas que al no batear el pitcher se tocara menos y sobre todo y lo peor juegos larguísimos que hace que los grandes medios de comunicación pierdan el interés por transmitir partidos de béisbol a nivel olímpico y mundial, hay que tratar por ell bien del béisbol que los partidos sean mas cortos y entre otras cosas que los lanzadores bateen ayudara mucho, los medios de comunicación cubanos, hablando ahora sobre cuba apenas hablan de béisbol, vivo en España, cubavision apenas transmitio partidos de la serie nacional, probramas como bola viva deja de transmitirse hasta agosto según anunciaron ¿es tan caro ese programa? luego en ese propio programa se dice que se habla poco de las categorías infantinel, juveniles y sub 23, dejemos de hablar de tanto futbol en el que nunca fuimos, somos y seremos nada (perdemos con haity) y valoremos lo que hemos brillado en volivol, boxeo, atletismo etc.etc etc. y sobre todo en el beisbol

Truenoazul Respondió:


2 de marzo de 2018

09:13:32

estas claro jose y buen dia.... en la decada del ochenta con aquellos sluger y bates de aluminio, donde una simple rolata por el campo corto se podia convertir en HR hasta lo profundo de la cerfca, para que tocar?/ con el equipo de Huston , los Dogers, o los yankies para que tocar?? pero cuidado con nuestros equipos frente a un pitcheo precticamente de calidad baja como serie del caribe, seria analizable esa variante del toque ocasional?? ...personalmente no me gusta regalar un out..solo lo haria a gusto si una entrda fuera un dia de 10 outs valdria la pena, pero perder el 33% de las posibilidades de hombre al bate con un toque es casi una ofensa a la cultura del buen beisbol moderno...es perder el 33% de los soldados casi sin batallar.... lo mismo sucede en las mlb con las bases robadas?/ cada vez es menos importante salir al robo, porque los lanzadores lanzan a 95 mph y te frien en aceite de pescado con intento del robo...entonces lo que se impone es seleccionar buenos jugadores al madero y lo demas es area verde e historia antigua... saludos amigos

enrique15 Respondió:


2 de marzo de 2018

16:18:52

Sí, Truenoazul, pero resulta que hoy en día no tenemos no solo sluggers, sino jugadores capaces de dar batazos largos en situación de hombres en base, por eso hay más toques. En Cuba, en los ochenta, la situación era parecida a la MLB, muchos jonroneros y jugadores de fuerza, usted llenaba las bases y hacía 3 y 4 carreras, hoy no es así. En lugar de estar estudiando las estadisticas de la MLB y emitir criterios o tomar decisiones basadas en lo que pasa en la MLB, deberíamos sacar nuestras propias estadísticas y sacar conclusiones a partir de estas. ¿Alguien ha sacado la cuenta de cuántas carreras se anotan en Cuba con bases llenas y sin outs? Oiga, no he sacado la cuenta, claro, pero estoy seguro que anda por las 2 carreras si acaso. No hay quien de una entre dos con el bote lleno y ni siquiera un fly de sacrificio. Hoy lo que veo mal es que se toca con hombre en segunda sin outs, o se toca desde los primeros innings, eso sí está muy mal. A mí no me gusta regalar outs y mucho menos con hombres en posición anotadora, pero ¿sabe usted qué es lo peor? que tocamos y tocamos y abusamos del toque y la mayoría de las veces sale mal porque ni siquiera sabemos tocar la bola. Resulta que hoy hay que ir a la Univ para tocar la bola cuando antes tocaba la bola el más malo al bate. Los pitchers antes bateaban en Cuba y casi siempre tenían que tocar la bola aunque sea una vez en el juego, y lo hacían bien. Eso a pesar que les tocaba batear una vez cada cuatro o cinco días. Hoy un pelotero toca y toca y lo hace mal. Increíble.

Jorge Alfonso dijo:

2

2 de marzo de 2018

08:00:12


Porque un periodista habla del asunto sin hacer un estudio del mismo y brindar más información al respecto en nuestra pobre Liga, sin o muy pocos hombres de fuerzas, eso si seria util, lo demás son conjeturas y personalmente creo que si existe información detallada de cada juego se podía hacer análisis conclusiones al respecto analizando cada situación del juego, pues cada doble matanza es una posibilidad perdida de anotar carrera de eso no se hizo referencia. Cuba debe jugar su juego y dejar de mirar tanto para las Grandes Ligas, como lo hace Japón con su doble Tiro para sacar out en el plato, o su suwin defensivo o simplemente hacer contacto para impulsar carrera por pisa y corre, también en la utilización la velocidad en el corrido de las bases como aspecto ofensivo, y a fin de cuentas es el segundo en el mundo del Béisbol y Ganador de Clásicos Mundiales. Por mi parte estoy en contra y convencido que en Cuba no se puede limitar el lanzamiento a los abridores, ni acostumbrarlos a lanzar entre cinco a seis entradas y luego dejar la victoria en manos de lanzadores carentes de atributos físicos y talento para preservar una posible victoria, creo que tiradores con velocidades entre 80 a 85 millas /hora no hay que limitarlos tanto como aquellos de 95 millas y más que ademas donde existen relevos de calidad ni es necesario ni conveniente para el lanzador someterlo a un prematuro desgaste y retiro, cosa que también defendieron mucho los Sindicatos de peloteros, más paga y menos trabajo.

enrique15 dijo:

3

2 de marzo de 2018

07:37:17


Considero este comentario de Sigfredo más adecuado y sensato que otros que he escuchado en contra del toque de bola. Bueno, yo no soy partidario del abuso del toque de sacrificio, lo aclaro, pero considero igualmente que se hace demasiada campaña contra el toque de bola entre nuestros medios. En primer lugar, Reinier y otros siempre se basan en estadísticas sacadas de la MLB o especialistas del beisbol americano, obviando algo que es evidente: Las características de ambas pelotas difieren totalmente. Sigfredo sí tuvo en cuenta eso y lo comenta. Los que como yo tenemos más de 50, vivimos y disfrutamos la pelota de los años 70 y 80, y sabemos que por lo menos hacia finales de los 70 y durante toda la década del 80, en Cuba prácticamente desapareció el sacrificio, como igualmente desaparecieron algunas jugadas estratégicas debido que nuestra pelota, en lo que a fuerza se refiere, se parecía más a la de la MLB, además con la entrada del bate de aluminio, que convirtió a hombres no muy fuertes, en hombres que podían conectar 10 y 12 por temporada. Pero hoy eso cambió y son raros los que conectan más de 10. Por tanto, la pelota no se puede jugar igual que en la MLB. Ahora bien, Sigfredo tiene toda la razón, tocamos mucho, pero ni siquiera sabemos hacerlo bien. Por cierto, el toque de bola de sacrificio será discutible pero el toque de bola en sí, nunca puede ser algo malo, porque si se hace bien, es hit. Tuvimos, aun en la época del aluminio y la bola viva, excelentes tocadores de bola, como Wilfredo, Anglada, Osorio, Isasi, Rosique, y más para acá Ulacia, hombres que en un gran porciento convertían en hit un toque de bola. No comprendo entonces que alguien pueda decir que el toque es malo cuando por otra parte te dicen que la Base por bolas es un hit, algo que por cierto no comparto, pues el batazo de hits, ya sea en toque o a los jardines o al cuadro, siempre tiene la posibilidad de que se produzca un tiro malo o un avance de los corredores a más de una base, algo que no puede lograr la base por bolas. Entonces, es cierto, no se pueden regalar outs como hacemos hoy en día (por ejemplo, si yo fuese mánager, nunca tocaría con hombre en segunda así pierda el juego) pero tampoco podemos eliminar el toque de bola, lo que hay es que aprender a hacerlo bien siempre y además aprender además a hacerlo bien por sorpresa, que esa es una jugada muy útil.

PEDRO LUIS BOFILL PÉREZ Respondió:


9 de marzo de 2018

11:17:51

Amigo Enrrique 15, en parte coincido con UD, pero en realidad en la época dorada de nuestra pelota ni el toque de bola desapareció, pues jugadores como Amado Zamora y Luis Ulacia lo empleaban con maestría inigualable, pero habían otros como Pedro Jova que aunque no basaban su juego en él no lo fallaban cuando el equipo lo necesitaba por lo que. en efecto, se tocaba muchísimo menos, pero con efectividad infinitamente superior, tampoco la pelota era tan viva pues su producción era nacional ( Batos) y por tanto su calidad era muy inferior a la que se emplea hoy, hay que apuntar que a pesar del bate de aluminio no dejaron de producirse lechadas, no hit no rum y promedios de carreras limpias inferiores muy por debajo de los actuales, nadie puede negar que los hombresde fuerza están en extinción pero ello no justifica la hemorragia de sacrificios actuales, ningún forista ha hecho alusión a que antes había más dedicación, disciplina y amor a la camiseta, las series provinciales eran una fiesta y costaba trabajo ver un juvenil en la serie nacional, además de que se jugaba de noche lo cual facilitaba la preparación durante la competencia y los jugadores que no eran escogidospara participar en la SELECTIVA fortalecían la serie provincial y generalmente no ponían ningún obstáculo para intervenir en la misma, hoy en día las condiciones lógisticas no son las mismas y esto ocasiona que mi provincia, Villa Clara, la serie provincial actual tenga menos de 30 partidos, incluyendo los play off, además la preparación a la serie nacional no siempre es la óptima y muchas veces jugadas como el bateo y corrido o tratar de batear hacia la banda opuesta para adelantar corredores prácticamente no son ensalladas, el nivel de exigencia ha disminuido considerablemente y en muchas provincias variosjugadores están por encima de los managers lo cual resquebraja la disciplina, en este complejo escenario la jugada de sacrificio resulta una solución facilista y su abuso una consecuencia de todo lo explicado, no considero que compararnos con la MLB sea descabellado porque siempre tenemos que buscar equipararnos con los referentes del béisbol moderno de lo contrario estaríamos negando el desarrollo, las causas de que ellos toquen menos todos las conocemos, pero tenemos que adaptar la esencia de ese beísbol a nuestra realidad y ello incluye perfeccionar el entrenamiento deportivo y fortalecer la profesionalidad de nuestros atletas, Saludos.

chairman dijo:

4

2 de marzo de 2018

07:54:23


Dos observaciones, la primera es que en Cuba se toca mal muchas veces a propósito. Muchos bateadores no quieren tocar y por eso cuando los mandan lo hacen mal para montarse en dos strikes y que cambien la seña, como si fueran tan buenos como para batear con solo un strike de reserva, si lo que la lógica indica es que si los mandan a tocar es porque no son lo suficientemente buenos bateadores como para que los dejen batear. Lo segundo es que en la liga americana de la MLB sí hay designado, donde no lo hay es en el llamado viejo circuito, la liga nacional.

Salustiano dijo:

5

2 de marzo de 2018

08:40:45


Todo lo que se haga mal ... sale mal!!! Si usted manda a batear por detras del corredor y el batedor no lo hace, no sirivio la jugada. Si manda a dar un fly de sacrificio para impulsar al de tercer en pisa y corre y el bateador da un rolling por tercera, no sirvi la jugada. No es el toque en si. Es que aqui, ni los jugadores saben tocar, ni los managers saben hacer jugadas. La sabermetria tiene que hacerse con JUGADAS BIEN HECHAS!!! de lo contrario estamos compilando cosas mal hechas en la estadistica que no son medida de nada y van a dar una media que no indica nada realmente!!!

gimano Respondió:


2 de marzo de 2018

10:32:09

he visto pelota a todos los niveles ,,y donde mas mal se toca es en la ml,b,, muy pocos lo hacen ,,y lo hacen mal ,,asi que no es en cuba ,,en japon es mas efectivo y se aprobecha mucho este recurso ,,en cuba roel ,,lo hace muy bien y larduet,,