ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: sitio oficial del evento

MONTREAL.— El día de la final del all around terminó para Manrique Larduet como mismo empezó. En su mente sigue fija, inamovible, la meta de ser campeón mundial, anhelo que nada ni nadie le podrá robar al estelar santiaguero de 21 años.

A la salida del Estadio Olímpico, decenas de aficionados, entre ellos un nutrido grupo de niños, lo esperaban para llevarse el autógrafo del quinto lugar del certamen, reconocimiento que, según muchos especialistas, tiene bien merecido, pues debió incluirse en el podio de máximos acumuladores en la lid del orbe de Montreal.

El prestigioso entrenador japonés Junsuk Iwai, actualmente asesor y preparador de la escuadra colombiana, reconoció en breve intercambio con nuestro diario que la competencia del jueves en la noche presentó muchas deficiencias en las calificaciones y dio la impresión de estar arreglada. «Lo peor es que pienso que va a seguir así, por eso ustedes los cubanos tienen que ser fuertes y mantenerse sólidos para poder ganar», refirió.

Desde el mismo inicio, con una valoración de 13.933 en manos libres, el camino comenzó a llenarse de espinas para Manrique, quien sintió una extraña presión. «Cuando arranco con una nota baja me desanimo, sobre todo si sabes que hiciste bien tu trabajo y los jueces no lo valoran», explicó Larduet a Granma, ya en la madrugada del viernes.

Sentado a la espera del bus que lo llevaría al hotel, el indómito tenía su cabeza llena de interrogantes. «¿Por qué muchas veces los gimnastas reconocidos reciben calificaciones altas aunque no lo hagan perfecto? ¿Cómo se entiende que un hombre que se cayó en un aparato y en el resto estuvo parejo conmigo me supere al final?», me dijo, y tras una pausa, reflexionó sobre su rutina.

«Trabajé mejor que el primer día, sobre todo en libre, barra fija, anillas y paralelas. En arzones, si bien tuve una secuencia limpia y sin contratiempos, la puntuación no la veo mal, pero en los demás aparatos los jueces me llevaron tenso, llegué a sentir que no querían que ganara y eso es una gran decepción», apuntó.

Ya Manrique había repetido esa sentencia varias veces en la noche a decenas de medios que se abalanzaron sobre él, y siempre acotaba que sus palabras no debían interpretarse como excusa. «Lo que decidan los jueces nunca va a ser una justificación si no logramos un resultado. Los cubanos, con la tradición de guerreros que tenemos desde los mambises, saldremos a darlo todo».

-¿Qué sabor te queda luego de la competencia?

-Uno siempre quiere más, sobre todo cuando estás adaptado a ganar, pero tras un año tan complejo, se siente algo de satisfacción. Para que tengas una idea, en el 2017 he querido dejar de entrenar, porque me sentía fuera del ámbito internacional, estaba presionado desde Cuba. Me preguntaba todos los días si realmente tendría oportunidad de ganar, porque no sabía lo que estaban haciendo los demás, no conocía sus notas, nadie me había visto competir.

Entrenar es clave, imprescindible, pero cuando te preparas sin tener claro un objetivo no logras estabilidad. Eso nos golpeó, porque no nos tenían en planes para asistir a ningún torneo de máximo nivel, ni siquiera al Mundial, y sentía que me estaba esforzando para nada».

-Después de este quinto lugar, ¿qué viene para Manrique?

-En honor a la verdad, no lo sé. En Cuba, desafortunadamente, a un quinto lugar mundial no se le da tanto valor, y no me parece justo que sea así. Yo fui quinto olímpico, lesionado, y como te dije, no pasó nada, nadie pudo darse cuenta de que ese no era el final, sino que comenzaba un nuevo ciclo con más oportunidades de triunfo. Espero que ahora sea diferente.

-Dices que no paras hasta ser campeón del mundo…

-Así mismo, quiero ganar en algún aparato. No sé si ahora en la discusión de libre y paralelas, o en próximas temporadas. Estoy consciente de que siempre competiré con mucha presión porque es así cuando apuestas todo a un solo evento, pero también me siento más seguro, convencido de que sigo en la élite. Todos los deportistas, para alcanzar la cima, tienen que pasar por momentos amargos como este, y por ello voy a continuar, la máquina seguirá dando guerra.

  

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Rubén dijo:

1

6 de octubre de 2017

15:12:35


Ojalá tenga todo el apoyo y reconociendo y es cierto que a veces no valoramos no un quinto lugar sino ni un segundo o tercer lugar así somos malamente muchos cubanos. Que no pierda la esperanza.

danieldc dijo:

2

6 de octubre de 2017

15:29:11


me parece que en el caso de manrique hay hasta una pizca de racismo a la hora de los jueces valorar sus ejecuciones, eso lo vengo mirando dsde que participo en los juegos panamericanos dei 2015

MANUEL GUERRA Respondió:


8 de octubre de 2017

21:46:18

ME GUSTA QUE DIGAS ESTO,,YO LO HE EXPUESTO EN VARIAS OPORTUNIDADES Y NO ME LO HAN PUBLICADO ,,RECUERDO EN LOS PANAMERICANOS ,,EL AMERICANO SE CAYO DE BOCA ,,Y LE QUITARON LOS PUNTOS A MANRRIQUE ,,

HLER dijo:

3

6 de octubre de 2017

15:38:18


Muy bueno el reportaje. Muchos que no saben las interioridades de este deporte, opinan y hacen mucho daño. La diferencia entre Manrique y el primer lugar fue de 9 décimas. En un nivel como ese, una caída te invalida y sin embargo Manrique no fue penalizado ni una vez. Como el dice, como puede estar por encima de él un competifor que se cayó? Mucha subjetividad.

hermas dijo:

4

6 de octubre de 2017

16:45:24


hermas dijo. Ya sabemos que eres competitivo, un quinto lugar es mas que merecido, ya sabemos todas las trampas que se hacen en estas competencias, Cuba hay que respetarla, a pesar de todas las dificultades que tenemos siempre salimos adelante, a los deportistas de nuestro país, los admiramos por todos los esfuerzos que realizan, sin tener todas las condiciones para entrenar, pero somos cubanos, donde quiera que estén los felicito.

Adalberto Collazo dijo:

5

6 de octubre de 2017

17:39:05


Pequeño gigante. No te desanimes. Cierto es que hay deportes que se prestan para el juego sucio y el tuyo es de esos. Muchas veces hay que enfrentar en propia casa que reconozcan tus esfuerzos y méritos. Pero recuerda que en la vida hay fuerzas dominantes que tarde o temprano te darán la recompensa de una u otra forma a todo lo que haz hecho. Adelante campeón tienes un pueblo que valora tu trabajo y te admira.