ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El equipo de los Astaná Arlans de Kazajstán capturó su tercer Título de Serie Mundial de Boxeo. Foto: egemen.kz

Con una impensable y heroica remontada la franquicia Astaná Arlans de Kazajstán derrotó 6-5 a los Domadores de Cuba para conquistar este sábado, por tercera ocasión, el título de la Serie Mundial de Boxeo (WSB), en su séptima versión.

La final entre los dos elencos más estables del certamen requirió de una pelea extra en los 52 kilogramos, entre Frank Zaldívar y Olzhas Bainiyazov, después que la cartelera de diez combates concluyera con una igualdad a cinco sonrisas para cada formación.

Si bien los cubanos abrieron con un par de fracasos, esperados por la calidad de sus rivales, desde la tercera hasta la séptima pelea se eslabonaron cinco triunfos, lo que hizo pensar que era cuestión de tiempo el título para los Domadores. Sin embargo, los Arlans (Lobos) mordieron con fuerza y valor para asestar tres demoledoras derrotas a su contraparte y provocar el electrizante desempate en los pesos moscas.

Llegado el momento definitorio, Bainiyazov levantó merecidamente su puño en señal de victoria por 2-1 ante Zaldívar, gracias a sus acertados swinnes y rectos de derecha, colocados libremente ante el santiaguero, quien mostró gran disposición al combate, pero su débil defensa y poca movilidad le impidieron lucir mejor ante los ojos de los jueces.

El camino dorado de los kazajos se inició con un pleito en los 49 kg, donde hubo pocos golpes y mucho estudio entre el camagüeyano Johannys Argilagos y Temirtas Zhussupov. Los dos minimoscas optaron por el intercambio desde la larga distancia en buena parte de los cinco asaltos. Sin embargo, Zhussupov sacó mejor renta, al penetrar con swinnes relampagueantes la anatomía del agramontino, válido para triunfar con un sólido 3-0.

Tras caer Argilagos, el panorama se tornó más complicado para los Domadores con el traspié de manera categórica (3-0) sufrido por el 56 kg Javier Ibáñez frente a Ilyas Suleimenov. El representante local aprovechó sus combinaciones de rectos, al torso primero y después sobre la cara del matancero para marcar una diferencia notable, en particular en los tres asaltos iniciales.

La primera de las cinco sonrisas cubanas la entregó Erislandy Savón, victimario 3-0 de Anton Pinchuk, en los 91 kg. El guantanamero hizo un pleito muy técnico, sin desesperos, apostando por golpes cortos con su mano derecha, más precisos que los de Pinchuk, una muestra de su ascenso en la temporada.

De emparejar las acciones a dos victorias por bando se encargó en los 64 kg Andy Cruz sobre Dilmurat Michitov. El yumurino sigue encandilando con un boxeo de pocas fisuras y esta vez no fue la excepción, al doblegar 2-1 a su rival asiático a base de excelentes y rápidas combinaciones de swinnes, rectos y ganchos, aparejado con una gran defensa.

En uno de los duelos más nivelados e intensos Arlen López ganó 3-0 a Abilkhan Amankul. Sin estar aún en su mejor forma, el representante de la tierra del Guaso mostró más fogosidad con sus ganchos en la corta y media distancia. Si bien es cierto que Amankul tuvo una buena resistencia, Arlen consiguió abrir la guardia del kazajo en mayor número de ocasiones, además de hacerlo fallar en momentos decisivos.

A continuación el camagüeyano Julio César La Cruz ratificó su favoritismo, tras someter por unanimidad a Arman Rysbek, en los 81 kg. El capitán del equipo cubano desesperó varias veces a su contrincante, al no poder encontrarle el kazajo sobre el ring. Julio César, rápido con sus movimientos de torso, atacó con precisión a Rysbek y le fue ganando asalto por asalto, con más claridad a medida que se desarrolló el combate.

Agradable resultó la victoria 3-0 de Yosbany Veitía ante Olzhas Sattibayev, en los 52 kg. El mosca espirituano firmó un trabajo excelente en las tres distancias, seguro de sí mismo, con buena defensa y golpes contundentes en el momento preciso, ante un adversario experimentado y que en el pasado le había derrotado.

En un emparejamiento de bajo nivel técnico Olzhas Bukayev capturó el tercer éxito kazajo frente a Yohandi Toirac, por 3-0. La estrategia de llevar al superpesado capitalino en detrimento del santiaguero José Ángel Larduet, invicto en la presente WSB en sus cinco presentaciones, no rindió sus frutos. Este resultado ratificó a Larduet como el hombre indiscutido por Cuba en +91 kg, más allá de las características del rival, argumento esgrimido en contra del indómito para no llevarle a la final.

Otra confrontación pareja, tal como se esperaba, resultó la que regalaron en los 60 kg Lázaro Álvarez y Zakir Safiullin, votada a favor del kazajo de manera dividida. En honor a la verdad cualquiera de los dos pudo salir airoso, cada uno tiró y buscó al otro rival sobre el cuadrilátero. Al final Safiullin fue más efectivo al atacar con entradas y salidas el rostro del pinareño, asegurando el veredicto de los jueces.

Tras ese triunfo de los Arlans, para ellos era de vida o muerte el emparejamiento en los 69 kg entre Roniel Iglesias y Aslanbek Shymbergenov, pleito revancha de hace dos años, cuando el kazajo ganó al pinareño en esta misma instancia. Pero Shymbergenov no dio margen a las dudas y le peleó casi perfecto a Iglesias, con buenos golpes y defensa escurridiza, anulando casi por completo las embestidas del pinareño, al punto de sacar en las boletas un 3-0 sobre el cubano.

Tras el doloroso revés, la selección cubana regresará el lunes a casa y, más allá de bajar la cabeza, afinará con motivación su alistamiento hacia el cercano Campeonato Mundial en Hamburgo, Alemania, previsto para finales del mes de agosto.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Kath dijo:

1

15 de julio de 2017

19:20:35


El arbitraje inclinó la balanza a favor de los kazajos.Evidentemente la corrupción y La poca seriedad en un torneo semi profesional siempre jugará en contra de Cuba es lo que nos espera.

Luis Enrique Respondió:


19 de julio de 2017

10:45:58

Evidentemente las peleas transmitieron por mi TV no fueron las mismas que vió Ud., no vi ningún despojo contra Lazarito. Fue una pelea muy pareja y el local recibió el beneplácito de los jueces, para ganar en casa del rival siempre se ha dicho que hay que hacerlo de manera inobjetable y la pelea de Lazarito estuvo muy equilibrada. Por que no comenta acerca de la decepcionante pelea de Rosniel Iglesias que estuvo totalmente desajustado o de la "estrategia" de Acebal y compañía de llevar a Toirac a improvisar en la final y no a Larduet que se lo había ganado y había demostrado su excelente forma deportiva. No es mi intención demeritar la actuación de los Domadores, pero es que a veces se toman cada decisiones........ ilógicas... Saludos.

duniesky dijo:

2

15 de julio de 2017

19:41:34


Si el arbitrage no le guita la pelea a lazaro fueramos campeones

Jorge luis dijo:

3

16 de julio de 2017

02:24:16


Cuantos.paises super desarrollados quedaron detras de Cuba tremend resultado un segundo ligar donde Cuba splo lucho con sus muuchachos humildes y comprometidos con su pueblo

Luis Fernández Fuentes dijo:

4

16 de julio de 2017

03:00:55


Compañero, al parecer el boxeo va por el camino de la pelota, ojalá no sea así.

edilto dijo:

5

16 de julio de 2017

06:49:30


excepto tres boxeadores el resto estuvo apretado no le hechemos mas culpa al arbitraje, hay q estar bien preparado para no dejar margen a dudas, revicen disciplina y estrategia de todos