ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
En estado crítico está la pista de atletismo. Foto: Cortesía del autor

GUANTÁNAMO.—Entre las instalaciones de mayor arraigo en esta oriental provincia tal vez la pista de atletismo Rogelio Palacios Planche figure entre las que desde hace más tiempo «emite» un llamado de auxilio para su rescate.  

Construida en 1991 aledaña al estadio Van Troi, esa área afronta varios problemas, siendo el principal el deterioro de su material sintético, inexistente ya en muchos tramos de sus 400 metros.  

Como consecuencia de ese problema, los atletas tienen que correr prácticamente sobre el cemento (base del citado material), exponiéndose a las lesiones que provoca desplazarse por un material duro, que no amortigua, expone Miguel Pons, comisionado provincial de atletismo.

Víctor Lescaille Ruiz, profesor de la disciplina, argumenta que la situación existente afecta los entrenamientos y consecuentemente  los resultados deportivos, al no poder cumplirse con los volúmenes y las intensidades planificadas.

De acuerdo con José Lispier Benítez, especialista principal de inversiones de la dirección provincial de Deportes, no se ha  dispuesto del presupuesto requerido para la reparación de esa instalación. «Ahora —puntualiza— damos los primeros pasos en la preparación de la documentación, para después insertarnos en un proyecto de colaboración internacional que nos asegure el financiamiento para la reparación de esa obra».   

El estado de la pista no se corresponde con su historia ni con el aporte del atletismo guantanamero al país. En este centro se formaron campeones olímpicos, mundiales, panamericanos y centroamericanos como Dayron Robles, Yumisleidis Cumbá, Yargelis Savigne, Julia Duporté, Idalmis Bonne y, recientemente, Ernesto Revé, Yorgelis Rodríguez y Lázaro Martínez, entre otros.

De ese óvalo también surgieron glorias del paralimpismo, encabezadas por Liudis Massó y Omar Turro (primeros titulares cubanos), Jorge Jay Massó, Freddy Durruthy, Noralvis Lahera y el bólido en esplendor Leinier Savón.

Avanza la reparación de la Villa Deportiva. Foto: Cortesía del autor

RECUPERADAS 40 INSTALACIONES DAÑADAS  POR MATTHEW

Otros problemas con los centros deportivos principales tienen que ver con la prolongada construcción de la EIDE Rafael Freyre (la iniciaron en el 2004 y aún no ha concluido por falta de presupuesto) y la paralización desde el verano de las tres piscinas del sector por falta de cloro.

«No obstante las dificultades expuestas, podemos afirmar que de las 270 instalaciones existentes en el territorio, 206 presentan buen estado ­constructivo, 48 regular y 16 están deterioradas», opina el especialista principal Lispier Benítez.

Expone que este año se aprobó un presupuesto de un millón 356 000 pesos para reparación y mantenimiento (casi duplica al del 2016), lo que posibilitará mejorar 49 instalaciones, incluyendo todas las que están en mal estado.

La rehabilitación en marcha de la Villa Deportiva constituye una de las tareas de mayor exigencia actualmente, sin perder de vista la conclusión de la EIDE y los trabajos requeridos en el Centro de Alojamiento de Atletas de Imías. El especialista principal adelanta que ya disponen de la documentación técnica para la reparación capital, probablemente el año venidero, de la sala techada Rafael Castiello y se trabaja en la academia provincial de ­boxeo, la sala de judo de Crombet y Moncada, y la piscina olímpica de la Ciudad Deportiva con su tanque de clavados.

Lispier Benítez destacó el esfuerzo realizado en la recuperación de las instalaciones deportivas afectadas por el huracán Matthew y puntualiza que de las 44 dañadas, 40 ya fueron redimidas, restando el polideportivo de Baracoa, los estadios de este municipio y de Maisí, así como la pistilla de atletismo de Imías.  

La Dirección de Deportes, el Gobierno y el Partido en la provincia tienen el empeño de recuperar todos los centros del sector. Para ello, como parte de los análisis del programa de desarrollo local, semanalmente se chequea la tarea, expone Rolando Carlos Charró Estrada, director de Deportes en Guantánamo.

Charró Estrada destaca que la gran mayoría de las labores fueron y son acometidas por trabajadores de la institución que encabeza, lo que les ha permitido hacer un uso racional del presupuesto y velar mejor por la calidad de las obras.

Expone con satisfacción que aún y cuando la provincia tiene limitaciones con el alojamiento para atletas, este año será sede de 24 eventos nacionales, en consideración a sus resultados deportivos y a la organización alcanzada en las competencias en que ha sido anfitriona.  

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Pinero dijo:

1

21 de abril de 2017

03:49:12


Debe existir una revolucion deportiva y recuperar todas las instalaciones perdidas hasta ahora, los integrantes de nuestrass selecciones nacionales proceden de toda Cuba y no de una especifica provincia, el INDER debe actuar de inmediato y ser protagonista de esta transformacion.

Ramon dijo:

2

21 de abril de 2017

13:28:17


Dejando que las instalaciones de deterioren asi, no saben la cantidad de atletas o futuros campeones que se pierden en cada provincia o region.

josel dijo:

3

24 de abril de 2017

12:04:43


Sabemos que tenemos problemas; pero no tanto para que por los menos la parte sintetica de la pista no se pueda reponer si tomamos en cuenta cuantos beneficios obtendriamos, por otra parte este es unproblema general desde maisi a San antonio muchisimas instalaciones deterioradas casi en deshuso, despues no sabemos respondernos ¿Porque el declive del deporte cubano? es ahí la respuesta simplemente nos nos damos cuenta que ya el deporte no es prioridad para nuestro pais, hoy existen otras obsiones mas importante como el turismo o inversiones extrangeras...con el deporte susede lo que con muchas otras cosas, nada aprendimos a culpar a un periodo especial que ya paso aunque no sabemos cundo bendra la recuperacion que permita que podamos invertir de nuevo en el deporte y a veces aunque el pais tenga el presupuesto en las manos es como el padre que con dinero el bolsillo se niega a comprar un juguete alegando que hace falta para comprar frijoles y al final ni lo uno ni lo otro.