ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Los campeones Lázaro Álvarez (60 kg) y Julio César la Cruz (81) conquistaron cada uno su tercer título del orbe para cerrar por todo lo alto la actuación cubana. Foto: AIBA

Al final la historia, la valerosísima historia que ha escrito el boxeo cubano en su regreso a la cima del mundo, terminó este jueves en Doha con otra imagen feliz, tras los triunfos la víspera de Joahnys Argilagos (49 kg) y Arlen López (75): la de los campeones Lázaro Álvarez (60) y Julio César la Cruz (81) subiendo, sonrientes, a lo más alto del podio, luego de haber conquistado su tercera corona del orbe.

Incluso mostrándose en su mejor forma —anticipaba en su previa la página de la AIBA—, “el irlandés Joe Ward tendrá que producir algo muy especial para superar al capitán de la escuadra cubana”. Y Julio, que no estaba dispuesto a perder con nadie, no dejó margen a la duda. Menos aun, después de haber sido proclamado el Mejor Boxeador del Año en este 2015.

Así que… ¡Pim, pam, pum! El camagüeyano le volvió a recetar a su rival dos años después otra clase magistral de esquiva y riposta, con ese heterodoxo estilo de pelea que lo caracteriza, moviéndose de un lado a otro en el ring a una velocidad de vértigo. Puro brío, fiero instinto.

Por eso Ward tiraba y tiraba —puñetazo va, puñetazo viene—, a ver si en una de esas lograba adivinar al agramontino. Pero de eso, nada. Julio, mejor que una sombra, era un espejismo, que lo zahería con golpes de todos los colores, sin rehuir el intercambio, como quedó plasmado en el último round, cuando cerró a todo tren, pese a tener un leve corte en una ceja, para agenciarse el veredicto unánime (triple 30-27). Para volver a lo más alto.

Poco antes Lázaro había hecho otro tanto en la final de los 60 kg, fustigando a un viejo zorro como Albert Selimov, campeón de Chicago 2007, hasta imponerse por KO técnico en el segundo asalto, luego de que una herida en la frente del ruso nacionalizado azerí obligara a detener las acciones. En un resultado que, en cualquier caso, sirvió para cambiar las tornas, porque hasta ese momento el vueltabajero iba perdiendo: los jueces habían votado el asalto inicial a favor de Selimov (10-9). Y el equipo cubano venía de tropezar en dos discusiones por el oro, con Erislandy Savón (91) y Yosbany Veitía (52), que cedió en combate trabado ante el rocoso azerí Elvin Mamishzada (triple 28-29). Los jueces le vieron perder los dos primeros asaltos y ya se sabe lo que pasa cuando eso ocurre.

Lázaro Álvarez (60) subió a lo más alto del podio. Foto: AIBA

Precisamente, en una entrevista antes de viajar a Catar, le preguntábamos a Lázaro si no le inquietaba que algún fallo polémico del arbitraje lo privase del título. Su respuesta fue contundente: “No me preocupa, porque si uno se prepara a conciencia el ring dirá siempre la última palabra”. Y tenía razón. Él mismo se encargó de decidir su pelea.

De modo que su éxito y el de Julio revisten más mérito si cabe, porque reeditan lo ya visto en Bakú 2011 y Almaty 2013, en un Mundial, además, en el que ningún otro campeón acabó repitiendo, toda vez que el marroquí Mohammed Rabii (69) destronó al kazajo Daniyar Yeleussinov, cuya escuadra, por cierto, lamentó igualmente la derrota del subtitular Iván Dychko ante el francés Tony Yoka entre los superpesados.

Así que Cuba terminó reinando con siete preseas (4-2-1) en la Arena Ali Bin Hamad Al Attiyah de la capital catarí, donde Rusia (2-1-1), Azerbaiyán (1-1-2), Irlanda (1-1-1), Francia y Marruecos (1-0-0) se repartieron los cetros restantes, y Uzbekistán (0-3-3) —pese a tener seis medallistas— se fue llamativamente sin títulos, al igual que Kazajstán (0-2-0) y Ucrania (0-0-2), las ganadoras de los das justas anteriores.

Queda por ver si la historia se repite en la próxima edición de Hamburgo 2017, aunque antes vendrán, claro está, los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Ramon dijo:

1

15 de octubre de 2015

17:09:52


Gran resultado de nuestra escuadra de boxeo reconquistando el titulo mundial con 4 de oro de 6 finalistas. Hace falta que los mismos resultados los puedan obtener la Lucha, el Judo y el Taekwondo en Rio 2016.

Roberto fernandez dijo:

2

15 de octubre de 2015

17:49:21


Quisiera manifestar mi alegría por retomar la cima de estas lides que pudo ser mayor en cuanto a medallas de oro. Les escribo desde la República Bolivariana de Venezuela.

Ramon dijo:

3

15 de octubre de 2015

18:15:37


Una observaciòn que le hago al Tricampeòn Mundial de los 60 kg Lazaro Alvarez, es que debe aumentar la potencia de sus golpes si quiere convencer màs a los jueces en la Olimpiada de Rio 2016, ya que tira pero sin golpear fuerte, y eso ante rivales que aceptan el intercambio los jueces se inclinan ante quien golpee màs fuerte. asi que serà mejor para la proxima que estremezca al rival con sus golpes en vez de "acariciarlo".

Oquendo dijo:

4

15 de octubre de 2015

19:00:26


Buen resultado apesar de algunas derrotas cuestionables pero que son parte del juego, Pienso que ese resultado esta avalado fundamentalmente por la participación cubana en la serie mundial del boxeo donde el fogueo es una realidad y estan chocando constantemente con lo mejor de la actualidad, por eso los restante deporte de combates que aportan muchas medallas en los juegos olimpicos deben de buscar alguna alternativa competitiva para ingresar en algun circuito o certamen parecido a la liga o serie mundial de boxeo. Bien por Cuba y por Camaguey de 4 representantes 2 de oro y una de bronce Felicidades

Juan manuel sanchez diaz dijo:

5

15 de octubre de 2015

19:07:50


muy buena actuación , JC la Cruz y L Álvarez ya tienen escrita su historia y aun son jóvenes Savon no acaba de dar el salto y a Toledo ya es hora de buscar su relevo , se le han dado todas las oportunidades y los resultados no llegan felicidades a nuestros campeones