ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: AIN

LAS TUNAS.— Púgiles de todas las provincias, figuras de la preselección nacional, entrenadores, árbitros y jueces están listos aquí para el despegue, este jueves, de la segunda Copa de Boxeo Teófilo Stevenson Lawrence.

De ese modo lo ratificó en declaraciones exclusivas para Granma el doctor Alcides Sagarra, padre de la escuela cubana de este deporte y máximo inspirador del certamen.

Aún cuando el torneo le concede priorizada atención a las divisiones comprendidas entre los 75 y más de 91 kilogramos, el programa prevé combates también en los demás pesos.

Como en ocasiones anteriores, la Sala Polivalente Leonardo McKenzie Grant deviene escenario principal, con actividades colaterales en otros municipios, incluido el de Puerto Padre: tierra del Tricampeón olímpico y mundial.

Será esta, por demás, otra buena oportunidad para que deportistas y aficionados intercambien con la familia de Teófilo y con glorias que brillaron en el deporte de los puños, entre quienes despiertan expectativa Félix Savón, José Gómez, Adolfo Horta, Armandito Martínez, Rolando Garbey, Orlandito Martínez, Mario Kindelán y Héctor Vinent, entre otros.

La agenda, con pinceladas culturales muy a tono con el gusto y la dimensión humana de Teófilo, reserva también espacios para el análisis teórico. En tal sentido destaca la disertación que prevé realizar el doctor Sagarra acerca de Stevenson como genuino símbolo del deporte revolucionario.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Dr. Misael Salvador dijo:

1

19 de marzo de 2014

19:36:56


Cuando el colectivo pedagógico del boxeo cubano, desde México año (1968), comenzó a percibir el número de derrota que se alcanzaban por la subjetividad en las evaluaciones de los jueces o la maléfica intencionalidad de directivos, nos cantaba en el Instituto Superior de Cultura Física, el primer doctor de la Escuela Cubana de Boxeo, el profesor Enrique Garmury López, (1982), que se dieron a la tarea de hacer del Equipo Nacional de Boxeo una institución de ciencias. Suceden entonces los estudios específicos del periodo competitivo, que permitieron formalizar el modelo de la sobreestación tricíclica periodización directa a competencia PZDC y el periodo directo a competencia, PDC, el uso de la modelación de cargas concentradas ajustadas al rendimiento, (circuitos, estaciones, sparring seriado, etc). Otra importante gestión metodológica, se aprecia en la división de la sesión de entrenamiento en: la escuela de boxeo y la escuela de combate, el trabajo personalizado en la sistematización de contenido a entrenar por grupos de divisiones, y la elevación de los índice de cargas especiales (ataques, defensas, contraataques, desplazamientos), permitiendo lograr en los deportistas la óptima forma deportiva. Como suplemento de todo ese trabajo, en Cuba quedaba un grupo importante de profesores, especialistas e investigadores, estudiando a todos los contarios que enfrentarían los boxeadores cubanos, además, se generaba una vinculación estrecha con las instituciones científicas del país, dígase la parte médica( hospital de oftalmología, ortopedia, cardiología), así como la facultad de psicología, pedagogía, el instituto del alimento, cultura, recreación, instituciones sociales como la FEU, UJC, CTC, PCC, CDR, FAR, MININT), en fin se creaba una verdadera estirpe en función de la preparación de nuestros boxeadores, y es de esta forma que se lograron los campeones olímpicos, mundiales, panamericanos, centroamericanos, entre otras denominaciones de la Escuela Cubana de Boxeo. Consideramos que debemos asumir esas estrategias con sus nuevas pinceladas, pensamos que los que guían y no dirigir los destinos del boxeo actual, han ser estudiados, analizados, porque la evolución implica trasformación, no es posible continuar dirigiendo hoy, desde normas y convecciones, que si bien funcionaron en décadas pasadas, hoy merecen cambios, la actualidad exige cuadros con una profunda formación cultural, política, económica, social, capaces de comprender, que nuevos tiempo, implican nuevos sujetos, nuevas ideas, nuevas prácticas, nuevos discursos, nuevos procesos, tales novedades han generado los nuevos retos para la Escuela Cubana de Boxeo, sin olvidar que el cuadro actual debe gestionar y no dirigir o imponer desde concretas verticalidades la vida del boxeo cubano, gestionar el boxeo cubano en la actualidad, es fortalecer la vida del boxeo nacional e internacional, redimensionar la promoción, interrelacionar sus grupos sociales, institucionales, pero más que todo, es pensar el boxeo como parte univoca del pilar fundamental, sobre el que siempre se ha sostenido la identidad, la memoria y el futuro de la nación cubana, su revolución, la educación, la salud y el deporte, de ahí salió el BUQUE INSIGNIA.