ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Ricardo López Hevia

Comoquiera que todo pitcher escala el montículo en busca de una victoria, esa fue la primera medición: a mayor cantidad de triunfos mejor será el que los consigue, sin tomar en cuenta otros factores. A medida que el tiempo ha pasado, aparecieron otros elementos y estadísticas que ampliaron la comprensión y la posibilidad de hacer evaluaciones más integrales, tomando en cuenta los múltiples elementos que conforman esta actividad deportiva, de gran complejidad.

El promedio de carreras limpias (PCL) es una de las características reveladoras del trabajo de un monticulista, pero no la única. Conocer cuánto le batean al lanzador —se calcula dividiendo la cantidad de jits que permite entre los innings trabajados— constituye también una muestra para apreciar su efectividad.
Tomando en cuenta todo esto, y con la cooperación del sitio web oficial del béisbol cubano, les ofrecemos una tabla de los diez primeros serpentineros en promedio de average rival, es decir, a quienes menos le batean los contrarios.

Salta a la vista que en ese selecto grupo están varios estelares del box en la actualidad, todos con mayor cantidad de victorias que derrotas en la primera ronda del clásico beisbolero. Sin embargo, lo más llamativo es que otros de enorme calidad como el avileño Vladimir García y el camagüeyano Norge Luis Ruiz, novato del año en la pasada contienda, presentan balance desfavorable. ¿Qué factores influyen en este fenómeno? ¿Solo la mala suerte los afecta?
Primero analicemos detalladamente cómo se produjeron cuatro de las cinco derrotas de Norge Luis, quien ya ha integrado la selección nacional con solo 19 años. El agramontino perdió dos veces por la vía de la lechada, una ante Pinar del Río (0-2) y la otra frente a los Cocodrilos yumurinos (0-3). En el desafío con los vueltabajeros, Camagüey solo bateó un par de jits en 28 turnos oficiales al bate, mientras en el duelo con los matanceros, trabajó siete capítulos en los que propinó cinco ponches con cero bases por bolas, pero, de nuevo, su equipo no produjo.
Las dos restantes ocurrieron ante Mayabeque (2-4) y La Isla (2-3), esta última aceptando una sola anotación limpia en siete innings y un tercio. En estos cuatro juegos, Camagüey marcó cuatro carreras en total, renta demasiado pobre por muy bueno que sea el serpentinero, como es el caso de Norge Luis, quien aceptó un jit de sus adversarios cada más o menos cinco turnos al bate.

En la presente fase, el veloz diestro ya debutó como refuerzo de Holguín con buena faena durante seis capítulos, en los que permitió dos limpias. Válido destacar que tampoco contó con mucho apoyo ofensivo de los Sabuesos, aunque al final se fue sin decisión, a la postre favorable a los holguineros frente a Industriales el miércoles.
Otro caso llamativo es el del avileño Vladimir García, casi siempre con la suerte a sus espaldas, a pesar de su gran calidad. En más de una oportunidad el llamado Ciclón de Morón se ve obligado a abandonar el box por la cantidad de lanzamientos realizados, con el juego empatado, en muchas ocasiones sin aceptar anotaciones, por lo que el pleito lo perdía o ganaba un relevista.
Ahora, de refuerzo en la nave pinareña, Vladimir debe contar con mayor apoyo de una tanda que reúne a Donal Duarte, Yosvani Peraza, William Saavedra y los dinámicos jardineros Denis Laza, Roel Santos y Giorvis Duvergel, quienes ya lo ayudaron a conseguir su primer éxito con los pativerdes, aunque fue por la mínima, también el miércoles contra Santiago de Cuba.
SEPARADO DIRECTOR DE LAS TUNAS
LAS TUNAS.— Por la repercusión que tuvo el desenlace del juego celebrado el domingo 5 de enero entre Industriales y Las Tunas, con un inesperado giro a favor de los Azules como consecuencia de una desacertada decisión del mentor de los Leñadores, el consejo de dirección del INDER provincial ha acordado separar a Ángel Sosa Argüelles como director del equipo tunero, según informó a Granma el licenciado José Robinson Pérez, director de Deportes en el territorio.
Durante el análisis de lo acontecido se tuvo en cuenta el impacto inmediato que tuvo en la afición cubana, en el ámbito deportivo nacional e incluso fuera del país, el cambio súbito de todo el equipo a la altura del séptimo capítulo y el consiguiente desplome del dominio que habían mantenido los tuneros hasta ese instante.
Aún cuando prosigue el examen en torno a las causas e implicaciones de ese inusual hecho, hay comprensión acerca de la medida de separación aplicada, por considerarse oportuna y en congruencia con el propósito que se ha trazado la máxima dirección del INDER en Las Tunas, para lograr en el equipo y en todos los deportes, la disciplina, estabilidad y resultados que merece la afición.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.