ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Varios equipos tienen la necesidad de añadir un torpedero y el avileño Yorbis Borroto es una buena opción, teniendo en cuenta su excelente defensa y experiencia en instancias decisivas. Foto: Ricardo López Hevia

Ya nadie duda que buena parte de las posibilidades de una novena para coronarse en el formato actual de la pelota cubana radican en la selección de los refuerzos —elemento no aplicado en nuestro béisbol durante muchos años—, justo como demostró Villa Clara en la edición 52 del clásico beisbolero.
El pasado año, los pupilos de Ramón Moré quedaron a siete rayas de los punteros espirituanos, pero experimentaron un notable repunte y se titularon tras 18 años de espera, gracias al aporte de sus hombres, además de los incorporados Yordan Manduley, Edilse Silva, Dairon Varona, Danel Castro y Jonder Martínez, escogidos por el mentor central para reforzar su elenco.
Por ello, no se puede descartar a nadie en la lucha por clasificar y discutir su inclusión en el podio, siempre y cuando los managers, con sus respectivos cuerpos de dirección, realicen un trabajo minucioso en la valoración de todas las opciones disponibles para fortalecer sus escuadras.
Sin estar en la mente de ningún director, solo apelando a la lógica, analicemos entonces, según las estadísticas, cuáles son las principales necesidades de cada conjunto involucrado en la porfía por el título doméstico y los huecos que deben cubrir sin discusión para convertirse en contendientes.
Artemisa
Los Cazadores concluyeron a la zaga en bateo y penúltimos en defensa tras los 45 duelos iniciales, por lo que no solo pueden enfocarse en seleccionar puros bombarderos, esos hombres también deben ser buenos con el guante para facilitar el trabajo de sus lanzadores, punteros en ponches (260) y rescates (18), y quintos en efectividad (3,06).
En esta descripción encaja el jardinero Al-fredo Despaigne (se embasó 90 veces, casi la mitad de sus comparecencias), aunque el men-tor Danny Valdespino, como pe-dirá primero, tendrá el lujo de escoger entre el granmense y el espirituano Frederich Cepeda, a nuestro juicio los dos mejores cañoneros disponibles.
Otra necesidad está localizada en el campo corto, dadas las pobres prestaciones de los dos hombres que ocuparon la posición: Diosbel Arias y Rangel Rodríguez. Si nos fijamos en los mejores torpederos libres sobresale el avileño Yorbis Borroto, impecable con el guante (980 de average con apenas tres errores) y acumulado de 30 carreras producidas (entre anotadas e impulsadas), o el camagüeyano Alexander Ayala, también aceptable al campo (970 y seis marfiladas) y con 25 remolcadas como credenciales.
Nada mal le vendría a los artemiseños un receptor ofensivo, pues Alberto Toledo dejó mucho que desear con average de apenas 182. En este punto, no existe discusión acerca de que el mejor disponible es el avileño Rudelis García (21 anotadas, 18 propulsadas y promedio de embase de 376), aunque tal vez otro conjunto solicite antes sus servicios y deban echar mano a Danger Guerrero (Mayabeque), que conoce a la perfección a todo el grupo, pues provienen del antiguo equipo Habana.
Por último, podrían añadir a la rotación un cuarto abridor constante que no sea "devorado" en las primeras rondas de la selección (Osmar Carrero, Ángel Peña o Ubisney Bermúdez), además de un relevista (Yormani Socarrás, Yadir Rabí o Alaín Tamayo) que sirva a la vez para dosificar a José Ángel García y actuar de puente entre los abridores y este último, puntero en rescate de todos los tiempos.
Santiago de Cuba
Una necesidad se impone: lanzadores para completar la rotación, preferiblemente un zurdo que escolte a Danny Betancourt, Alain Delá y Yaumier Sánchez. Con estas características el mejor es Ariel Miranda, de Mayabeque, líder en ponches y uno de los hombres más dominantes del momento, aunque la posibilidad de llevarse al avileño Vladimir García y el espirituano Ismel Jiménez es tentadora y puede alejar a Miranda del Guillermón.
Otra prioridad de Luis Danilo Larduet es reforzar el bullpen, pues fue el equipo con menos salvamentos (6), igualado con guantanameros y espirituanos. Un cerrador al estilo de Leinier Rodríguez (10 rescates), Carlos Juan Viera (8) o Duniel Ibarra, en caso de no llegar los dos primeros les vendría como anillo al dedo.
Del resto, ni Daniel Aguilera ni Maikel Cas-tellanos son seguros en el campo corto —tampoco batearon— y Luis Miguel Nava no puede asumir esa carga, por lo que bien Borroto o Ayala encajarían, mientras Pedro Poll precisa de un escudero en la inicial, con Yordanis Samón o Yunier Mendoza de principales candidatos dada su facilidad para embasarse, que sería muy bien aprovechada por clásicos impulsadores como Alexei Bell, Reutilio Hurtado, Edilse Silva o Héctor Olivera.
Holguín
El timonel Irochis Bartutis declaró públicamente que necesita empujadores en la parte central de la alineación, por ello es difícil que deje escapar al jardinero que no sea escogido por Artemisa en la primera ronda, es decir, Cepeda o Despaigne.
Después, el alto mando de los Cachorros debería luchar por Rudelis García para que calce los arreos, pues Franklin Aballe conectó solo cuatro extrabases y cometió cinco pifias, demasiadas para un máscara. Igual de importante es cerrar el infield con un camarero o un tercera base debido a la incertidumbre por la lesión de Yeison Pacheco. El avileño Raúl González, de recuperarse sin dificultad de sus dolencias, pudiera funcionar, y también los antesalistas Pavel Quesada o Jorge Luis Bacerlán, quienes forzarían el movimiento de Yunior Paumier al segundo saco.
No menos significativa es la carencia de un abridor y un relevista zurdos en el staff. Ariel Miranda sería perfecto para la rotación, pero de seguro otro equipo se lo llevará antes, por lo que el tunero Darién Núñez aparece en la mira (le promediaron solo 195), así como el laborioso apagafuegos Leorisbel Sánchez, quien trabajó 70 entradas y participó en 11 de las 18 victorias cienfuegueras.
Pinar del Río
Los pativerdes anclaron séptimos en average (270), pero esto no se tradujo en producción. Su promedio con hombres en base se derrumbó al puesto 13, fue uno de los cinco equipos que dejaron a más de 500 activos en posición anotadora y los que más batearon para doble play (56).
Teniendo en cuenta el detalle y lo fiable que son sus receptores y jugadores de cuadro, de seguro Alfonso Urquiola buscará jardineros de poder que sean buenos empujadores. Esta vez no tendrán la oportunidad de llevarse a Alfredo Despaigne, pero otros buenos bates como Giorvis Duvergel, Robert Luis Delgado, Jorge Jhonson, Denis Laza y Yoelvis Fiss pueden funcionar.
En otro orden, relevistas al estilo de Lázaro Santana, Yadir Rabí o Elián Leyva vendrían como anillo al dedo para ayudar a Jesús Guerra, Isbel Hernández, Vladimir Gutiérrez y el novato Liván Moinelo, quienes sustentaron el bullpen pinareño. Por último, seguramente Urquiola se reunirá con sus cuatro abridores y les dirá que la historia de la segunda fase del pasado torneo no se puede repetir, pues en aquella instancia Yosvani Torres, Erlis Casanova, Vladimir Baños y Julio Alfredo Martínez solo ganaron tres juegos con 16 fracasos y, como es lógico, la novena quedó sin opciones.
Isla de la Juventud
Tras casi dos décadas al frente del equipo, Armando Jhonson sabe perfectamente lo que necesita y en este caso no existen dudas: mayor poder al bate. No le llegarán Cepeda o Despaigne, pero sí Isaac Martínez, Duvergel o Fiss. También debe buscar un inicialista y bien pudiera repetir el granmense Yordanis Samón, con Yorelvis Charles y Yunier Mendoza como alternativas. Ir tras un torpedero no se descarta, por el pobre average de Ángel Miguel Fernández, pero este hombre garantizó 263 entradas y 179 lances sin error. Del resto, un par de abridores serían muy necesarios —los suyos promediaron casi cuatro limpias por partido—, y ahí entran a jugar nombres como el de Ismel Jiménez, Norge Luis Ruiz, Ángel Peña, Vicyohandry Odelín, todos con experiencia en situaciones decisivas.
Matanzas
Víctor Mesa escogió más lanzadores que jugadores de posición el pasado año y ahora debe ser igual, pues mantiene el núcleo ofensivo. Serpentineros es lo que necesita, sobre todo abridores porque, salvo Joel Suárez, los demás son inexpertos en ese rol y esto le puede pasar factura en una pelota de mayor nivel. Si la suerte lo acompaña a la hora de pedir, hombres como Ismel Jiménez, Norge Luis Ruiz, Frank Navarro y José Norbelis Betancourt le completarían el staff. No le vendría mal un inicialista que pueda ocupar el cuarto turno regularmente, alguien como Yordanis Samón, y un segundo receptor (Danger Guerrero) que sirva de escudero a Lázaro Herrera.
Villa Clara
Si al mentor Ramón Moré le preguntaran a quiénes desea como refuerzos, de seguro sin pensarlo mencionaría a los cinco del año pasado, decisivos en la conquista del pergamino de campeón. Pero Edilse Silva, Yordan Manduley y Jonder Martínez están con sus selecciones y Dairon Varona no está en la serie. Las necesidades, sin embargo, son parecidas, pues al equipo le falta fuerza (penúltimos en jonrones). Danel Castro sería ideal, al igual que el granmense Guillermo Avilés y el agramontino Dary Bartolomé, líder en cuadrangulares. Un cuarto abridor, quizás Dachel Duquesne, y un relevista (¿Lázaro Santana?) completarían el quinteto.
Industriales
Muchos criticaron a Lázaro Vargas por pedir cinco lanzadores el año pasado. En esta oportunidad, aunque sus serpentineros fueron cuartos en efectividad (3,01) y los segundos a quienes menos les batearon (242), el mentor capitalino posiblemente repetirá para reforzar su rotación y el bullpen, porque tiene cubiertas, con varios hombres, todas las posiciones al campo. De ganar los juegos suspendidos y terminar primero, escogerá doble (último en la primera ronda y primero en la segunda), por lo que podrá llevarse a dos ases de un tirón. Entre los candidatos aparecen el tunero Yoelkis Cruz —ya estuvo el año pasado y lo hizo bien—, el cienfueguero Noelvis Entenza, el agramontino Norge Luis Ruiz y el avileño Yander Guevara, pues estrellas como Vladimir García, Ismel Jiménez y Ariel Miranda deben de ser llamados a filas en la primera ronda. También buscará otros brazos para culminar los partidos, tal vez Carlos Juan Viera nuevamente, o bien Rabí, Santana o Ibarra, quienes aportarían experiencia al joven staff azul.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.